Ampliación del pico y placa en Cali

Por Luz Betty Jime… el Sáb, 23/07/2022 - 2:22pm
Edicion
585

Luz Betty Jiménez De Borrero / Pablo A. Borrero V.


 

La ampliación del pico y placa no resolverá definitivamente los problemas de congestión que se presentan en las principales vías de la ciudad, en tanto crece sin mayor control el número de vehículos que ingresan al torrente circulatorio de la capital con más de 780.000 vehículos que ruedan por calles y avenidas en medio de una precaria infraestructura vial, casi siempre ocupada por los vehículos que se parquean en una u otra acera de las calles convirtiéndolas en verdaderos parqueaderos privados.

En tales circunstancias la administración ha procedido a extender la medida de pico y placa durante una jornada de 14 horas diarias desde las 6 am hasta las 8 pm, medida ésta que a nuestro juicio no solucionará los problemas que alberga la ciudad en cuanto a transporte y movilidad.

La ampliación del pico y placa perjudica además a quienes prestan el servicio de transporte de pasajeros a través de la aplicación de plataformas, ya que no podrán trabajar durante todo el día como si lo hacían anteriormente en horas de la mañana y de la tarde.

Para los demás conductores de vehículos particulares resulta insólito que en general se restrinja el uso de los mismos, mientras se permite circular por las calles de la ciudad a quienes cancelen al fisco distrital la suma de un millón setecientos mil pesos por un año o, Cien mil pesos mensuales.

qweryt
Ahora bien, conviene anotar que la solución a los problemas de movilidad que afectan a la ciudad de Cali no se podrán resolver adecuadamente sino se hace un análisis a fondo

La ampliación de esta medida constituye de alguna manera una forma de palear los problemas generados por la congestión vehicular que se forma en medio de unas condiciones de mantenimiento muy regular de las calles, del fracaso del transporte masivo, la inexistencia de un mecanismo de semáforos inteligentes, que hacen que la medida de pico y placa resulte insuficiente para resolver los problemas de la movilidad; circunstancia esta que pone de presente la improvisación de la actual administración para resolver dichos problemas que como se dice coloquialmente “van de tumbo en tumbo”.

Ahora bien, conviene anotar que la solución a los problemas de movilidad que afectan a la ciudad de Cali no se podrán resolver adecuadamente sino se hace un análisis a fondo de sus verdaderas causas y efectos, contando para ello con la participación de ellos ciudadanos que vienen aportando observaciones y sugerencias que deben ser tenidas en cuenta antes de tomar cualquier otra decisión al respecto, en tratándose de un asunto tan complejo y al tiempo, de gran trascendencia para el bienestar de los caleños que hoy padecen los rigores de una política improvisada en materia de movilidad que ha rebasado la capacidad de la actual administración para ordenar su cabal cumplimiento y desarrollo.

Por lo demás, está claro que no es suficiente apelar a las fórmulas establecidas en la ley para imponer medidas como el pico y placa de 14 horas, que de acuerdo con la experiencia en otras ciudades, no solo ha sido ineficaz en la medida en que aumenta el parque automotor en circulación, sino para ejercer un control que permita evitar el ingreso de nuevos automotores a la circulación. Por otra parte, no parece razonable argumentar que con el pico y placa extendido se disminuirá la contaminación y se mejorarán las condiciones ambientales, lo cual no deja de ser más que un sofisma de distracción en la medida en que con pico y placa o no, se ha mantenido la polución en general y con ello deteriorado sustancialmente el medio natural afectado por diversos factores de contaminación.

ADENDA: Mientras el alcalde Jorge Iván se empeña en que el Concejo apruebe cuanto antes el proyecto de acuerdo de Cali Distrito especial que radicará en pocos días, no existen los recursos financieros ni monetarios para implementar dicha iniciativa. Mientras tanto la ciudad presenta una situación de abandono y deterioro en especial de sus parques convertidos en expendios de droga, basuras y total deterioro de su mobiliario; a lo que se suma el hurto permanente de los cables de energía y de fibra óptica que dejan pérdidas millonarias a EMCALI, a la ciudad y a sus habitantes abandonados por una administración que privilegia el interés particular disfrazado de interés social y despilfarra los recursos públicos en obras no prioritarias con sobrecostos y mala calidad de las mismas.

 El llamado a los caleños es para unirse en la protesta pública organizada y movilizadora en defensa de los intereses comunes de los ciudadanos sin distingos de clase o grupo social, pensando en el bienestar general de quienes vivimos, trabajamos y hemos contribuido con nuestro esfuerzo al progreso de la ciudad.


Veeduría Ciudadana por La Democracia y La Convivencia Social

El Control Ciudadano Sobre la Gestión Pública es Condición Indispensable para el Ejercicio de la Democracia y la Convivencia Social

Búsqueda personalizada

Caliescribe edición especial