Un calvario llamado camina San Antonio

Por Carlos Cuervo el Sáb, 23/04/2022 - 5:32am
Edicion
572
*Carlos Armando Cuervo Jiménez

Es inexplicable para la gran mayoría de residentes y comerciantes de San Antonio por qué debemos sufrir cada mes con la injusta imposición de este programa que nos condena al aislamiento de la vida normal. 

Es como si los habitantes de este barrio no tuviéramos derecho a vivir como el resto de caleños, definiendo el cuándo y cómo hacemos nuestras tareas, visitas médicas, compras a domicilio y demás quehaceres de cualquier persona del común.

La nula concertación ha generado oposición de la JAC, la Fundación de Vecinos de San Antonio y por lo menos del 70% del comercio……….., Planeación municipal hoy distrital legisla por nosotros e impone su excluyente programa.

Como se lo hicieron saber al director de Planeación por estos dias en una reunión de uno de los prestigiosos restaurantes del sector ¿Porqué no rota su dichoso plan por otras zonas de esparcimiento de la ciudad?

Un calvario llamado camina San Antonio

¿Cuál es el interés de Roy Alejandro Barreras en bloquear el comercio y además aislarnos a los residentes mensualmente del normal desenvolvimiento urbano al que tienen derechos todos los demás habitantes de Cali?

¿Cuál es la razon de tanta improvisación en toda la logística del evento al punto que en el último episodio la gran mayoría de la ciudad desconocía de la existencia de esta programación?

Para que se sigue insistiendo en impedir la llegada de los domiciliarios de droguerías, restaurantes, licorerías y demás comercio de la ciudad, proponiendo soluciones inicuas para los domiciliarios obligándolos a entregar sus motos en los límites del barrio para cambiar a bicicletas destruyendo un principio fundamental de los domicilios como lo es la entrega a tiempo. 

Razon suficiente para que ese día el comercio y las empresas de servicios cancelen los envíos a San Antonio, salvo que uno esté dispuesto a caminar a los límites del barrio.
Y como estas muchísimas preguntas más que los funcionarios de Planeacion omiten contestar o ignoran su existencia.

¿Entonces en San Antonio no vivimos en un régimen democrático sino en una pequeña dictadura auspiciada por Roy y sus acólitos?

Respuestas que queremos escucharle al alcalde Ospina, hombre que dice ser respetuoso de la opinión popular y ajeno a las imposiciones dictatoriales.

Seguiremos atentos a la decisiones de sobre este inconveniente programa, con  la precisión que la comunidad desea concertar con el gobierno de Cali.

Caliescribe edición especial