2019, adopción del POT departamental

Por Ramiro Varela … el Sáb, 22/12/2018 - 7:11pm
Edicion
400


Por Ramiro Varela Marmolejo 

Miembro de la comisión conciliadora de la ley de ordenamiento territorial No 388 de 1997

 

 


Pensar en lo global y actuar localmente

La Administración Departamental viene trabajando desde hace un poco más de dos años, en la preparación y concertación con la comunidad del Plan de Ordenamiento Territorial del Valle del Cauca a 20 años, de conformidad a la ley orgánica de ordenamiento del año 2011. El trabajo lo ha venido haciendo con la Universidad de San Buenaventura, quién proyectó 7 apuestas estratégicas, 63 programas y 3.335 proyectos con visión al año 2037.

ERHBA
Buenaventura con 2 proyectos estratégicos alrededor de la ciudad productiva y de la calidad de vida y de territorios colectivos sustentables

Durante año y medio los equipos de la Universidad y la Gobernación visitaron el departamento, consultaron 3535 actores activos del territorio, gremios, asociaciones, ONG, consejos comunitarios, etnias, academia, centros de investigación,  dependencia de la nación, entidades territoriales, en los 42 municipios.

Fueron 82 talleres municipales, subregionales, nacionales y temáticos y proyectaron el desarrollo del territorio a 20 años. Se considera un buen estudio, antes de la adopción por ordenanza departamental, a pesar de la socialización que se ha hecho, debe nutrirse un poco más de  vallecaucanidad, de tal manera que pueda ser bien complementado.

Los 12 proyectos estratégicos planteados, proponen mayores integraciones regionales, ambientales y culturales, según la especialidad de cada área, (eje cafetero, sector agrícola, la parte cultural con Quindío y Risaralda, la parte geográfica etc.).

Buenaventura con 2 proyectos estratégicos alrededor de la ciudad productiva y de la calidad de vida y de territorios colectivos sustentables. Sin embargo es importante que se proyecte una visión más global, de conformidad a la alianza del Pacífico que ha avanzado tanto y que da una nueva visión vallecaucana a la luz del siglo en marcha, con esos vientos tipo huracán en los desarrollos tecnológicos y  de sostenibilidad ambiental.

Indudablemente que sería un aporte, estructurar el territorio, como EL PAIS VALLECAUCANO  de tal manera que se pueda crear un triángulo exportador entre Buenaventura, Cartago y Cali, con epicentro Buga y de esa manera buscar la nación para encontrar ventajas comparativas y competitivas, a través de leyes que permitan asentarse un poco más en la cuenca del Pacífico.

El Valle del Cauca es un departamento de ciudades,  líder en exportación del mundo, debe tener una región  hermana en Perú, en Ecuador, en Chile, México, el mismo California en Estados Unidos, de tal manera que se pueda estructurar una hermandad alrededor de intercambios que permitan mejorar los indicadores económicos y sociales.

Por supuesto la parte del mejoramiento de la calidad de vida es algo fundamental para sus habitantes, pues esto todo puede desarrollarse para mejorar el ingreso per cápita de los ciudadanos.

WEGDBQERW
Queremos ver  en el POT departamental la integración más agresiva con los enormes cambios que ha traído consigo la era digital y el avance imparable de la tecnología

Queremos ver  en el POT departamental la integración más agresiva con los enormes cambios que ha traído consigo la era digital y el avance imparable de la tecnología. Ya el Plan de Desarrollo del Valle del Cauca definió como una de las tareas más importantes es lo educativo, ambiental y lo tecnológico, proyectar un mayor futuro para el departamento, pero no es suficiente.

Debemos tener una visión más global en el POT del Valle , pues medio ambiente y tecnología tiene un impacto transversal en todos los sectores del binomio economía - sociedad y en especial, los vallecaucanos deben observar, una prospectiva regional alrededor de la industria ambiental, la biotecnología, inalámbrica, aeroespacial, automotriz, instrumentos médicos, electrónica, TICs o energías renovables, cultura de separación de residuos

La transformación del ADN vallecaucano, significa que en el futuro podrá ser autosostenible , si nos subimos al tren de la transformación tecnológica  y el punto de partida es mejorar el sistema formativo para preparar a los profesionales del futuro, pues el talento será nuestro gran activo económico, que debemos potenciar.

El país vallecaucano, debe ingresar a la 4ª revolución industrial y el POT departamental, es la oportunidad, para ayudar a construir una región más productiva y competitiva. 

aerdhbadf