Prudhomme hace balance del Tour

Por Luis Eduardo E… el Mar, 22/09/2020 - 8:39pm
Edicion
491

El nacimiento de un mito:TADEGPOGACAR

Luis Eduardo Echeverri Franky

Ingeniero Civil, miembro de una generación que ama el deporte


Si hay un hombre que pudo respirar tranquilo tras la última pedalada el domingo en París fue Christian Prudhomme. Contra todo pronóstico, por el difícil año de pandemia y los rebrotes en Francia pudo sacar el Tour adelante y dentro de lo que cabe, teniendo en cuenta las complicadas circunstancias y restricciones, con mucho éxito.

El hombre fuerte de la ronda francesa sufrió en carne propia los riesgos ya que resultó positivo por Covid-19 en plena carrera en los primeros días y pudo regresar por suerte ileso solo hasta la última semana.

La mosca detrás de la oreja por miedo a que se desataran los contagios, la posibilidad de retirar a uno o varios equipos si daban dos positivos por Covid-19, las 5 regiones de Francia en alerta roja que atravesaron… objetivamente habían muchos riesgos de que el Tour pudiera salir mal: …“Al final, las estricta normativa que instauramos funcionó, esto aseguró que pudiéramos continuar hasta París. Los equipos apretaron aún más el tornillo. Todas las medidas que se habían tomado para correr fueron interiorizadas por toda la caravana”, dijo el director de la ronda gala.

Prudhomme resaltó como brillantes o realmente interesantes la etapa de Lavaur (ganada por van Aert), la de Champagnolo, con final tipo clásica donde venció Kragh Andersen; la lucha por la camiseta verde, pero no alabó en absoluto ninguna jornada de montaña donde, por supuesto, no hubo ambición entre la inmensa mayoría de los aspirantes a desbancar al líder.

 “La lucha por el verde ha sido lo más interesante de principio a fin. Gracias en parte a Peter Sagan, Sam Bennett y sus equipos. La batalla por los puntos fue la mejor en mucho tiempo. Pero es difícil sacar conclusiones definitivas. Lo cierto es que tenemos que reducir el número de kilómetros en las etapas llanas. Si son muy largas los equipos y la audiencia pierden interés, nadie se mueve y esto hace que todo se concentre en los km finales haciéndolos muy complicados y peligrosos”.

A pesar de el apoteósico e inesperado final de la crono del pasado sábado que coronó a Pogacar, no considera que esta edición haya sido más emocionante que la del año pasado. “En el 2019 fue más animado, hubo más lucha y variables desde la primera semana, en parte debido a la actuación de nuestros corredores franceses, Pinot y Julian estaban bien, atacaron mucho y pusieron en aprietos a los grandes favoritos. El derrumbe de Egan Bernal fue la mayor sorpresa para mi. No esperaba su espectacular derrota”, explicó el máximo responsable de la Grande Boucle.

De esta manera, el director de la carrera más importante del mundo hizo un balance general y desde ya estará junto a su equipo intentando buscar las claves para subsanar los errores que desde la organización se presentaron en esta edición restándole atractivo o provocando muchos accidentes y caídas.

Prudhomme echó de menos más rivalidades por la general y solo le gustaron (aparte del desenlace en la crono) dos etapas con perfil de clásica. Quizás la clave sea volver a darle protagonismo a las desdeñadas cronos llanas, incluir una cronoescalada para que los poderosos trenes no tengan utilidad allí y tratar de ofrecer un recorrido más compensado e interesante.. 

El nacimiento de un mito : TADEJ POGACAR

Tadej Pogačar parece un ciclista de otra época, corre a punta de ímpetu y sensaciones. Es de los pocos que en tiempos robotizados de calculadora, potenciómetro y especulación conservadora se muestra anárquico, siempre agresivo. Hoy ha tocado el cielo, se ha convertido en mito con una demostración de ambición y clase para la posteridad y quizás aún no lo sabe.

wdqwfwe

A los 21 años, la enorme calidad y valentía que ha mostrado durante todo el Tour recibió todo el reconocimiento a su derroche, toda la gloria posible y ha entrado a la historia con una exhibición de poderío y heroísmo que no se recuerda en tiempos modernos. Virtual campeón del Tour a los 21 años, tres etapas, mejor joven y mejor escalador del certamen, arrasando con todo como no se veía desde épocas de Hinault o Merckx. Para más mérito, ¡corrió solo todo el Tour! Su equipo -muy limitado- no estuvo a la altura de su sideral calidad. Sí, se puede ganar un Tour solo y atacando, basta con ser exageradamente bueno o de otro planeta.

Caliescribe edición especial