Izquierda, Centro y Derecha en disputa

Por Ana Lucia Aran… el Sáb, 22/01/2022 - 7:25am
Edicion
559
*Ana Lucia Arango M.
 

Los problemas principales colombianos se centran en la desigualdad social, la concentración del capital, la pésima educación, el altísimo desempleo, la altísima informalidad laboral, el terrorismo de izquierda y de derecha, el narcotráfico, la corrupción, la politiquería, la ausencia de planeación, el abuso en los cargos públicos, etc., las campañas están concentradas la gran mayoría en convencer al electorado que Gustavo Petro es inconveniente y este con propuestas que desbaratan la economía y por lo tanto no podrá cumplir con sus ofertas sociales. Los del centro le tiran a la izquierda y a la derecha y se desdibujan. No se trata de salvar la democracia, está no está en peligro, mientras no se derrote esa profunda desigualdad social que existe en Colombia, esto es lo que la compromete y le puede dar paso a una izquierda rabiosa.

La libertad de los ciudadanos no está en la medida en que la tengan unos pocos, cuando el problema es económico para que la gran mayoría de los colombianos, hijos de familias de estratos 1, 2 y 3, que son la gran mayoría, tengan igualdad de oportunidades. La convivencia civilizada está en juego precisamente por la inequidad, no hay candidato que demuestre con pulcritud como va a administrar el patrimonio fiscal y esto es muy delicado. 

Izquierda, Centro y  Derecha en disputa

El populismo es amenaza mientras no haya propuestas creíbles para organizar una nación descuadernada en un 48% de informalidad laboral (cifras del Dane de este mes de enero de 2022) y con un desempleo de dos dígitos, lo que demuestra que casi que el 60% de la población económicamente activa no tiene protección social en Colombia. Y esto es lo que amenaza la estabilidad constitucional colombiana.

Seguiremos peleando por causas menores, cuando el verdadero problema es la corrupción, la pobreza y el narcotráfico. 

Se requiere un gobernante que lidere estos propósitos mayores con la suficiente jerarquía y autoridad para liderar la lucha contra la corrupción, la pobreza y el narcotráfico.

*Economista UAO

Caliescribe edición especial