Univalle Meléndez, celebra 50 años en su campus V

Por Redaccion el Sáb, 21/01/2023 - 2:31pm
Edicion
609

Luis Alberto Jaramillo Ramos

Ingeniero Civil


MI SENTIR DEL INGRESO A LA UNIVERSIDAD DEL VALLE, 50 AÑOS DESPUES

Causa emoción empezar esta nota, resaltando que nuestra promoción de Ingeniería Civil, ingresada hace hace 50 años a la Universidad del Valle, donde debo destacar el gran aporte con residencias universitarias.

Gigante apoyo: RESIDENCIAS UNIVERSITARIAS 

Nuestra generación de univallunos fue privilegiada para quienes fuimos residentes en Univalle Melendez, gigante aporte al desarrollo social , cultural , técnico, tecnológico, político y económico de muchos estudiantes  de fuera de Cali , los colados de Cali o que lograron su aceptación y unos pocos desadaptados, que hicieron mal uso de sus instalaciones.

Y ese privilegio en cortas palabras, se fundamenta en las siguientes razones:

  • Herederos de las instalaciones construidas para los deportistas que participaron en los VI Juegos Panamericanos: Bienestar Estudiantil nos ubicó a dos estudiantes por habitación, por cierto totalmente amobladas con  escritorio, closet, cama, colchón, cortinas; entre otros. Disponíamos del servicio de la piscina olímpica, así como de la inmensa zona verde, que siempre ha caracterizado desde lo ambiental la Universidad.

  • Fui favorecido con el pago semestral de matrícula de $30. Adicionalmente por medio de una valera, disponía desayuno de manera gratuita y al almuerzo por $5. Recuerdo ahora al viejo Omar, jefe de cafeterías, personaje muy querido quien nos sacó de apuros muchas veces; sí no teníamos dinero para un almuerzo, nos lo permitía gratis, pero sin carne.

  • Los martes y viernes 6 pm, teníamos el servicio de bus universitario, con un recorrido desde la Universidad hasta la Plaza de Caicedo, con regreso 9 pm.

292

Cierre de cafetería

Recuerdo que a mediados de los años 70 los residentes universitarios nos vimos fuertemente afectados con el cierre de la cafetería, como resultado de las revueltas estudiantiles, que irresponsablemente ocuparon las instalaciones, destruyendo mesas asientos platos etc.  Lo anterior nos obligó a preparar nuestros propios alimentos, desayuno y almuerzo y cena, siendo lo más práctico y menos costoso para nosotros el arroz con huevo, plato en el que nos volvimos expertos dado que prácticamente, fue nuestro alimento durante casi 6 meses.

Jamás podré olvidar aquel domingo en el que preparábamos nuestro arroz con huevo con el compañero de cuarto, Herman Mora, paisano del compañero de Ingeniería Civil Orlando Arias oriundo de Sevilla y unos dos amigos más, necesitados del almuerzo. Ya listos para servirnos, escuchamos el toc, toc, toc en la puerta; dado el mal momento de visita a nuestro cuarto y pensando en nuestro alimento medido, mi amigo Herman gritó muy fuerte y muy indispuesto utilizando palabras de grueso calibre, invitando a que siguiera tocando, la intención era no abrir la puerta.  

Al insistir en la puerta con el toc, toc, toc; me sume yo utilizando palabras similares a las de mi amigo, porque no abriríamos. Sin embargo, se continuó insistiendo con el toque en la puerta.

El rector, Rodrigo Escobar Navia….

Ya aburridos, abrimos la puerta de manera violenta, previamente habiendo acordado que no íbamos a compartir nuestro suculento plato de arroz con huevo con la visita. ¡Oh! ¡Que sorpresa! El visitante se trataba nada más y nada menos, que de nuestro rector de Univalle, Doctor Rodrigo Escobar Navia ( qepd )

Pálidos, no modulábamos palabra alguna, pues sabíamos que estaba totalmente prohibido tener fogones en residencias universitarias y menos hacer tareas de cocción de alimentos. Sólo pensábamos en que se vendría nuestra expulsión de manera inmediata.

Increíblemente, el señor Rector entró y a cada uno de nosotros nos saludó con apretón de manos, lo invitamos a sentarse y a participar de nuestro arroz con huevo, explicándole la razón que nos había obligado a romper con la regla.

Nos encontró tan asustados, que nos manifestó que no nos preocupáramos y que el entendía nuestra situación, que por favor no consideráramos esa visita como de pesquisa condenatoria, nos invitó a que almorzáramos tranquilos, y nos explicó que simplemente quería conocer las residencias universitarias y saber de nuestras necesidades.  

Reabierta la cafetería para más de mil estudiantes

En menos de un mes teníamos nuevamente, el servicio de las cafeterías, después de su visita.

El anterior es apenas uno de los ejemplos de la gran gestión del Rector Álvaro Escobar Navia, quien una vez posesionado del cargo manifestó la necesidad de reintegrar el Consejo Superior, para “ponerle fin a la dictadura fiscal que existe desde 1971 y promover la formación humanística y social de sus profesionales, impulsar la partición de estudiantes y profesores en los cuerpos colegiados de la Universidad; mejorar el bienestar universitario e incorporarle actividades extracurriculares culturales y artísticas y ampliar la cobertura social de la universidad mediante la creación de centros regionales en otras ciudades del Departamento”

2344

Con razón al poco tiempo de su nombramiento, aparecieron críticas tales como “Los rectores liberales facilitaron el desmonte de la estructura técnica existente y abrieron el camino a los bien organizados sectores extremistas para tomar posiciones en los estamentos académicos. Esta tendencia se ha venido acentuando bajo la inspiración intelectual del Rector Álvaro Escobar Navia, es el cerebro y el estratega.”

Hoy resalto de manera orgullosa mi paso por la Universidad del Valle, bajo la rectoría del Doctor Álvaro Escobar Navia (qepd), pude conocer la historia de la inspiración del campus de Univalle, sus belllos edificios, sus amplísimas zonas verdes, nuestras residencias universitarias heredadas de la villa panamericana de los Juegos Cali 1971 y con una cafetería con especificaciones internacionales que sirvieron los alimentos a los deportistas y que heredamos nosotros, colmadas de buen servicio, calidad en la comida , todo moderno, mujeres bonitas y ahí, al que se le cayeran los cubiertos o platos , una algarabía que llegaba a la calle 5ª , hoy carrera 100.

Gracias Dr. Escobar Navia, en usted se conjugaba, un intelectual, que comprendía a los jóvenes, unas ideas que son las que necesita Colombia, y aún no aparece, igualar el desarrollo económico con el desarrollo social.

______________________________________________________________________

EN UN DÍA COMO HOY

Edgar Rincón Bonilla

Ingeniero Civil

Hace 50 años, un puñado de jóvenes (hombres y mujeres) que oscilábamos entre los 17 y los 24  años, nos encontramos por vez primera en un aula, del alma mater de la Universidad del Valle, en  su nueva sede de Meléndez, que meses antes sirvió de sede los VI Juegos Panamericanos en la ciudad de Cali, ubicada al sur de la ciudad, en medio de potreros y cultivos de caña, y vecinos del  ingenio Meléndez, donde no existía sino 2 rutas de buses urbanos el Blanco y Negro y Alameda, que  todo el tiempo estaban saturados con estudiantes hasta de bandera colgando en las puertas.

Estos  buses inicialmente había que tomarlos o descender en la vía a Jamundí, bastante lejos de las aulas….

El contexto mundial y el estallido nació en Cali

Llegamos hasta allí, luego de un periodo ciertamente convulsionado a nivel mundial, aquel año 68  donde se da estallido estudiantil en Francia, con repercusiones en muchos países, entre ellos  Colombia, donde se incentivan los procesos guerrilleros, huelgas, paros, etc.

En Colombia se da el  estallido en Cali, aquel 26 de Febrero de 1971, donde nuestra ciudad es noticia mundial, con la  muerte de un estudiante universitario ( Edgar Mejía Vargas ) , podemos aseverar que se viene de un proceso que logra  algunas reformas a nivel universitario, y que tienen honda repercusión en nuestro ingreso a la vida  de estudiante universitario

qf23

Consejo estudiantil y Escobar Navia

A escasos 15 días de ser primíparos ya estábamos protestando por la calidad de enseñanza, del llamado Plan Básico. Este  era un colador  o filtro de exclusión de la población estudiantil en las universidad pública, a nivel organizativo, se  creó el Consejo Estudiantil de Ingeniería Civil ( plan de estudios con solo 4 años de fundada, nuestra promoción era la 5ª )  y nuestro curso fue parte actuante en los 5 años de  permanencia.

Esto trae la gran oportunidad de repensar el ciclo académico, la calidad profesoral, el bienestar estudiantil, en fin, una serie de reformas que son la semilla que hizo nuestra formación, todo esto, vale la pena, reconocer que teníamos un Rector de la talla de Álvaro Escobar Navia, un intelectual,  demócrata consecuente con la formación profesional, y fuimos premiados con muy buena nomina profesoral, que muy pocos hoy aún están con vida, pues hace 50 años rondaban ellos los 30 y 40 años-

¿Quiénes éramos los que queríamos ser ingenieros civiles?

Esta carpa de Melquiades, compuesta en su gran mayoría de familias humildes, procedentes de la ciudad, el departamento del  Valle, u otras regiones del país, con una diversidad cultural, que enriquece nuestra vida cotidiana,  por razones de movilidad y de hábitat habíamos algunos en calidad de residentes en la villa  universitaria, que marcábamos una diferencia con el resto de la población estudiantil, que aumentó las condiciones de solidaridad, amistad, compañerismo, etc..

En ese entonces nuestros compañeros tenían la representación de los 6 estratos sociales, pues nuestra carrera tenía la exclusividad y el monopolio académico en la ciudad y el departamentos. Hoy son 3 facultades de ingeniería civil en Cali y más de 50 en Colombia.

Seamos costumbristas y anecdóticos

Debo precisar que en esa generación juvenil, utilizábamos mucho los sobrenombres , nombres abreviados y de ultimo los apellidos …..primero resaltando  un elemento o rasgo físico que sería nuestro nombre de aquí hasta hoy, el negro, el  indio, el cabezón , el gordo, el narigudo, el melón, el kilómetro, el de la peluca, la flaca, el viejo, el  de piel blanca, etc., y también el nombre de pila ,lucho, chepe, charlie ,el paisa, el chino, el pajarito,etc.

En nuestro curso, tan solo 2 tenían vehículo y uno moto, los demás pasajeros del bus urbano, cargando la regla Tee, planos, todo esto en aquellas montoneras de pasajeros en la mañana al  mediodía y en la tarde noche…pero también exhibiendo todos los libros y  cuadernos, para que nos vieran las muchachas….

Felizmente, desde 1973  llegamos casi todos al 2023, con excepción de 2 ya fallecidos y uno en su lucha por resistir a una  parálisis que lo afecta, con la frente en alto, con los valores de la dignidad, la humildad, la  solidaridad, el compañerismo, la fraternidad, la camaradería, todos agrupados en ASICUV, en  comunicación permanente, y a todo nivel, que hacen que nuestras vidas, estén ansiosas de saber y  conocer del mundo, de su cultura, de nuevas tecnologías, etc. casi como si fuera un periódico de  publicación diaria.

Todo ello, bajo la administración de un colega que supo coordinar esta estrategia para que participáramos con temas profundos y también ligeros, propio de nuestra juventud mental que conservamos; nos mantenernos unidos, algunas veces en presencial- casi cada año de aniversario de la promoción el  8 de septiembre de 1978  (  que arrancamos el lunes 22 de enero de 1973 ) - o de modo virtual casi las 24/24.

1e2r3g

En este periodo de cincuenta años…

Hemos visto  la caída de Allende recién somos estudiantes, la muerte de Mao, de Lennon, de Fidel, el Nobel a  García Márquez, las 2 copas de Argentina en el mundial de Futbol, la caída del muro de Berlin…..la Rusia y China capitalista, Estados Unidos no cambia, quiere seguir siendo el dueño del mundo….America latina atrasado, con mayor conciencia social, pero no aparece para mostrar ni un gran desarrollo social y tampoco económico.

También hemos visto pasar todas las  calculadoras y computadores, los procesos tecnológicos, el beeper, el celular, el nuevo milenio, el  eclipse solar, el cambio climático, la hora Gaviria, la Asamblea Constituyente del 91, los acuerdos de  Paz, etc., entre otros, el desastre en Armero, el palacio de Justicia, el triunfo de un dirigente de izquierda en la presidencia, etc.

Podríamos seguir narrando en toda su dimensionalidad lo que ha  ocurrido llenando libros, marcando un hito para la historia, pareciera que iniciar en 1973 y el titulo alcanzado en 1978  fue solo una etapa, pues seguimos siendo estudiantes de la vida, mientras tanto disfrutamos de una  larga juventud…

Gracias a Asociación de  Ingenieros Civiles Univalle 1973 -  1978 – Asicuv ¡¡¡¡

Los invitamos a leer: Estudiantes de ingeniería..( https://caliescribe.com/es/21012023-1348/educacion/23878-educacion/univ… )

Búsqueda personalizada

Caliescribe edición especial