Deportivo Cali vence a Nacional y lo complica en el Grupo B

Por Redaccion el Lun, 20/05/2019 - 8:26am
Edicion
421

Saldó una cuenta. Después del revés en Palmaseca, donde cedió ante Junior en un duelo mano a mano, Deportivo Cali atizó un golpe de autoridad en el cuadrangular B al dar vuelta a la historia en el Atanasio Girardot con un triunfo 3-1 que dejó al Atlético Nacional con el agua al cuello con dos derrotas consecutivas en casa.

En todas las instancias fue más que su rival. Lo superó desde lo futbolístico y lo anímico para hacer un juego redondo que, al llegar a cuatro unidades, lo metió por completo en la pelea, mientras que su rival se alejó significativamente de la final.

Fue una noche de terror para los verdolagas. Más allá de las lesiones y los fantasmas por esa sanción que lo llevó al TAS, estos 90 minutos probaron la fragilidad mental del equipo de Autuori que se derrumbó pese a que, por un momento, la suerte jugó a su favor con el gol de Barcos para irse con ventaja al descanso.

Los azucareros tuvieron un primer tiempo correcto: control, verticalidad y opciones. Pero Cuadrado se encargó de sostener el cero, para evitar revivir el capítulo del ''todos contra todos' cuando Cali al minuto 12 ya ganaba en Medellín.

Entre Dinenno y Palavecino construyeron las mejores chances de la visita, pero fue Carlos Rodríguez el primero en asomar en predios verdolagas con la complicidad del adversario, que no tuvo agresividad y mostró sus fisuras.

Mientras en la escuadra paisa el único con rebeldía fue Sebastián Gómez, en los verdiblancos sobraron las oportunidades. Un par con Dinenno, que sacó Cuadrado, como también lo hizo en un disparo de Palavecino en el mejor momento de los dirigidos por Pusineri.

Pero no capitalizar lo que fabricó, ante la pálida versión de Nacional, sin chispa con sus extremos, con pobreza en la generación en una mala salida de Aldo Ramírez y dando ventajas en la entrega en el mediocampo, lo castigó con un 1-0.

Camilo Vargas fue sobre Vladimir Hernández, cuando se atrevió a romper e intentó no diluirse de la misma forma que lo hizo Lucumí. Ahí un penal le resolvió, momentáneamente, la situación a los nacionalistas pues el 'Pirata' al cobro no falló (32').

Para los vallecaucanos, que rompieron una racha de diez años sin vencer a Nacional en el Atanasio, lo mejor estaba por suceder pese a que la ventaja causó un coletazo que se reflejó en la media distancia con Bocanegra y en una contra con Lucumí, en la que acabó lesionado para darle paso a Brandon Caicedo.

Si bien hubo chances para los de Autuori, la más clara con Vladimir, el carácter del Cali puso todo en su lugar. Rodríguez, al minuto 53, logró vencer la resistencia de Cuadrado, que venía de pararle una opción a Angulo.

Se vino la noche para el local, que suplió con el 'Indio' la lesión de Caicedo y buscó en Ceppelini algo de ideas, generación, corazón. Pero ni el uruguayo pudo hallar la fórmula para evitar la pesadilla en que se convirtió el juego con los dos goles consecutivos que propinó el conjunto verdiblanco.

A la gran noche de Rodríguez se unieron los extranjeros. Dinenno apareció para encajar el segundo (70'), mientras que Palavecino tuvo el desquite instantáneo ante Cuadrado (71') en un par de minutos fatales para los nacionalistas, que se fueron en picada en la parte anímica y fueron responsables de. 3-1.

Vinieron más pasajes complicados, entre las dudas de la zaga y de Cuadrado, pero la presión de la tribuna y la obligación de tener reacción le dio entrada a Vargas con sus atajadas, con las que soportó la ventaja pese a la insistencia de Ceppelini. Al final, el fútbol premió al mejor y le cobró a Nacional su irregular semestre.

Ahora, los verdolagas tendrán que buscar en Palmaseca una victoria ahora que está obligado a hacer nueve de nuevo para intentar un milagro

Búsqueda personalizada

aerdhbadf