Nacional y América de Cali repartieron puntos

Por Redaccion el Lun, 19/10/2020 - 9:08am
Edicion
495

Con muchas afugias, Atlético Nacional rescató un empate con América de Cali, que en muchas partes del partido fue superior, pegó en los momentos precisos, pero no noqueó a su oponente y de menos a más, los verdolagas aprovecharon el desorden para arañar un punto que los mantiene cómodos en la tabla de posiciones.

Pero más allá de la capacidad para equiparar un 0-2 en contra, los verdolagas siguen sufriendo fallas claves en defensa, como locales no logran imponerse. Es un equipo reactivo, que como en este partido, no tuvo inventiva para agredir a su rival y fabricar espacios, lo que pudo lograr en los últimos 20 minutos de juego.

Línea de tres: Brayan Córdoba, Diego Braghieri y Christian Mafla fueron los designados para jugar como titulares, aunque contaban con el apoyo de Yerson Candelo y Cristian Blanco, sumando más hombres atrás, no logran la sincronización necesaria para lograr la consistencia. En el segundo tiempo, cambiaron la línea de tres a una de cuatro y cuando el rival tenía ventaja de dos goles en el marcador, retomó la línea de tres. Ya son varios partidos en los que Nacional no logra ese equilibrio necesario y eso preocupa.

Jefferson Duque y un nivel irregular: Ya son dos partidos en los que Jefferson Duque no logra ser desequilibrante. Frente a Águilas cometió el penal para el 2-2 parcial y contra América no logró ser ese jugador que rompe esquemas defensivos.

Otra vez sin sacar el arco en cero: Ya van 12 partidos de los 16 que Atlético Nacional ha disputado oficialmente este año y que se va con al menos un gol recibido. El tema ya no pasa por José Cuadrado o Aldair Quintana, ya las cosas pasan por un sistema defensivo que compromete a todo el equipo y que en muchas ocasiones comienza perdiendo y le toca reaccionar. Mandando muchas veces al traste la idea de juego.

Mucha tenencia, poca eficacia: Gran parte del partido, tenía el control de la pelota, pero no era profundo ni agredía al rival. Pasaron 66 minutos para su primer remate al arco y eso porque la pelota que Brayan Córdoba cruzó al área, fue desviada por un defensa. A veces juegan al ritmo de hombres como Baldomero Perlaza y se ve un equipo muy atropellado, que pondera más lo físico sobre la idea de construcción de juego ofensivo.

Mejoró la solidaridad: Entre muchas cosas negativas de este partido, Nacional tuvo la entereza de salir a buscar la igualdad y lo logró, quizás no con las mejores armas, pero el equipo se armó de ímpetu y con un juego colectivo generó los errores en el rival para lograr un punto que le sirve en su carrera por la clasificación. Aunque debe mejorar si quiere ser protagonista y no un simple actor de reparto.

Caliescribe edición especial