La inflación y su influjo en la economía en general

Por Luz Betty Jime… el Sáb, 18/09/2021 - 5:58pm
Edicion
543

Luz Betty Jiménez De Borrero / Pablo A. Borrero V.


 

La inflación constituye un fenómeno económico que surge ante la imposibilidad de fijar de manera consciente y planificada la cantidad de dinero que se necesita para la circulación de mercancías que tiene lugar en dependencia de las fluctuaciones que se operan en el mercado conforme a las leyes que caracterizan el sistema capitalista.

Dicho exceso de dinero no solo conduce a la depreciación de la moneda sino a elevar los costos de producción y a encarecer los precios de los productos, bienes y servicios que se compran y se venden en el mercado regional, nacional e internacional, conjuntamente con otros factores de diferente naturaleza social.

Las clases dirigentes de común acuerdo con los gobiernos recurren en muchos casos a la inflación con el propósito de aumentar la explotación económica del trabajo generándose con ello una desmejora sustancial del nivel de vida de la población en general.

sdh
Con la inflación se perjudican no solo los trabajadores urbanos y rurales sino los campesinos en la medida en que estos últimos tienen que vender sus productos a precios muy inferiores

Con la inflación se perjudican no solo los trabajadores urbanos y rurales sino los campesinos en la medida en que estos últimos tienen que vender sus productos a precios muy inferiores a las mercancías que deben comprar en las empresas capitalistas. Así mismo, los pequeños, medianos e incluso grandes capitalistas no monopolistas también sufren los rigores de la inflación derivada de los altos costos de los insumos y materias primas que demandan para la producción de sus bienes intermedios, en tanto que en aquellos países en donde se ha desvalorizado la moneda, disminuyen los costos de producción para los monopolios pudiendo de esta manera vender sus productos a precios menores que el de sus competidores, con lo cual se agudiza la competencia y la anarquía en la producción entre los empresarios de diversos países y regiones económicas.

Durante la postguerra los países desarrollados como los EEUU, recurrieron en gran escala a la inflación para beneficiar a los grandes monopolios, financiar la militarización de la economía y la carrera armamentista.

La inflación afecta de manera directa el conjunto de la economía incrementando el caos y la desigualdad entre las diversas ramas de la producción, cuyos artículos terminan vendiéndose a precios más elevados, rebasándose con ello la capacidad de compra de las clases y grupos sociales medios de la población, además de estimular la especulación, encarecer el crédito y aumentar las deudas de los consumidores.

Ahora bien, el crecimiento de los precios de las mercancías que se presenta durante los períodos de inflación y recesión económica, han llevado a los gobiernos a tomar toda clase de medidas antiinflacionarias que en la práctica conllevan a una merma en el valor de la producción, el crecimiento y aumento del desempleo, de todo lo cual no fue ajeno el país en tiempos de la dura recesión entre los años 1998 y 1999 cuando el Banco Central mantuvo las tasas de interés muy altas para restringir el curso del capital de préstamo y así evitar el exceso de dinero en circulación, con el fin de que los precios de los bienes no subieran desproporcionadamente y la moneda no se devaluara estrepitosamente frente al dólar; circunstancia que no impidió para que las altas tasas de interés castigaran duramente a las personas que habían contraído préstamos de vivienda y que luego no pudieron continuar pagando sus deudas, situación esta que se repetirá ocho años después con la denominada crisis subprime en USA.

En la actualidad se considera que la inflación anual en Colombia es del 4.4% y que para el 2022 no bajaría de manera sustancial, constituyéndose en un golpe muy fuerte para los hogares y afectándose además la reactivación económica y la posibilidad de reducir la pobreza y la desigualdad social.


Veeduría Ciudadana por La Democracia y La Convivencia Social

El Control Ciudadano Sobre la Gestión Pública es Condición Indispensable para el Ejercicio de la Democracia y la Convivencia Social

Caliescribe edición especial