Una colcha de sucios retazos

Por Carlos Cuervo el Sáb, 18/09/2021 - 5:57pm
Edicion
543

Carlos Armando Cuervo Jiménez

Emprendedor y empresario con formación en Ingeniería Industrial


La eminente recta final con destino a obtener el beneplácito de los electores y con ello aspirar a llegar al solio presidencial de Colombia, comienza a generar todo tipo de alianzas otrora imposibles.

Mi primera inquietud nace de esta primera reflexión.

¿Qué compromisos tras los reflectores traerán estos acuerdos entre compromisarios de vertientes ideológicas lejanas?

A partir de este concierto de compromisos que nacen de estas alianzas pragmáticas, recuerdo una frase acuñada hace años por Sabas Pretelt que sintetiza este tipo de pactos “La política es dinámica

Y de toda esta suerte de acomodos y uniones de conveniencia resalta ante mis ojos, la efectuada recientemente entre el líder de la Colombia Humana y un pastor barranquillero, homofóbico, misógino y defensor de las políticas del movimiento Pro-vida contrario al aborto.

reh
A esta empresa ya se anuncia las adscripciones de partidos tradicionales o de reencauchados que regresan a la contienda electoral blandiendo banderas

¿Cuál es el interés de cada uno de estos caballeros al negociar esta sociedad?

¿Cambiará el señor pastor sus posturas morales o modificará el señor Petro los programas progresistas de cara a sus nuevos socios e intereses electorales?

Pero así mismo desde el otro costado ideológico observamos las afanosas transformaciones de un candidato que proyecta la imagen de catedrático y que promueve construir una candidatura de espectro amplio la cual se inscribirá por firmas.

A esta empresa ya se anuncia las adscripciones de partidos tradicionales o de reencauchados que regresan a la contienda electoral blandiendo banderas, las cuales en el pasado tuvieron significado y valor, pero tras treinta y dos años sin defensores son solo el recuerdo de gestas y hombres honorables.

Miro con desconcierto como tras la inquietud de alcanzar el máximo poder ejecutivo se tejen alianzas medio pasables, asi sean con el dueño del Averno, alterando esta campaña la cual dejará de mostrar la lucha entre programas sustentados en ideologías diferentes, convirtiéndola en la de los idolatras del poder unidos por meras ambiciones personales, como suele ocurrir en el país.

Ante la ausencia de estadistas y con la presencia de individuos mesiánicos, esta será otra más de esas campañas sujeta a las mentiras, estigmatizaciones y fraudes creando nuevo desasosiego.

Tenemos un horizonte sin objetivos y programas realizables, solo palabrería fútil y planes inalcanzables.

Parecemos condenados a continuar en esta sima en donde reinan las imprecisiones administrativas, los negocios turbios, la fantochería y la corrupción.

Bueno, seguiré buscando con la lámpara de Diógenes a un verdadero líder y buen candidato

Caliescribe edición especial