Contradicciones insolubles en medio de la pandemia?

Por Luz Betty Jime… el Sáb, 18/07/2020 - 1:46am
Edicion
482

Luz Betty Jiménez De Borrero / Pablo A. Borrero V.


 

erhtwrht
En este caso la idea ampliamente difundida de que muy pronto se alcanzaría el pico de la pandemia y con ello se lograría aplanar la curva de contagios se convirtió en una falsa expectativa

Las contradicciones que surgen en medio de la pandemia del COVID-19 entre la evolución de la misma y las medidas que ha tomado el alcalde Ospina secundadas por la gobernadora del Valle del Cauca parecen ser insolubles, ya que no han logrado impedir la expansión de la pandemia que crece exponencialmente determinada por una serie de factores tanto subjetivos como objetivos que van desde la conducta irresponsable de diversos grupos de caleños de varios sectores de la ciudad hasta la existencia de ciertas condiciones objetivas y concretas relacionadas con el déficit que posee la ciudad en materia de expertos en salud y médicos para controlar el avance de la enfermedad.

En este caso la idea ampliamente difundida de que muy pronto se alcanzaría el pico de la pandemia y con ello se lograría aplanar la curva de contagios se convirtió en una falsa expectativa que llevó a las autoridades y a los caleños a pensar que para el mes de julio y a mas tardar en Agosto o a mediados de septiembre le saldríamos al paso al Coronavirus, períodos que han venido prorrogándose sin que hasta el momento se conozca a ciencia cierta cuándo comenzará a descender el “pico”, circunstancia que no ha impedido el inicio de un plan de recuperación de la economía, incrementándose con ello el número de contagios y fallecimientos especialmente en la ciudad de Cali y el departamento del Valle.

Actualmente la ciudad capital tiene aproximadamente una ocupación del 82% de las camas en las salas UCI para atender a los pacientes más graves con el COVID-19. Mientras tanto los contagios se han disparado diseminándose por todo el territorio de la región y su contención resulta más difícil de lograr en la ciudad y en el departamento.

Ahora bien, de acuerdo con los médicos partidarios de tratar el coronavirus con el antiparasitario IVERMECTINA los expertos han explicado que el fármaco solo debe aplicarse a pacientes del COVID-19 que se encuentren en un estado leve de la enfermedad para bloquear el acceso a las células que integran los diferentes subsistemas del cuerpo humano, en tanto que no debe utilizarse en pacientes gravemente enfermos para quienes el medicamento no resulta eficaz para contener el avance de la enfermedad o simplemente para disminuir sus efectos.

eghth
No sobra agregar la posibilidad de que en medio de la pandemia se pueda estar fraguando un gran negocio con la venta y adquisición de respiradores artificiales

A la anterior conclusión llegaron los expertos de la OMS y el INS, que consideraron que el medicamente no se debe aplicar más allá de las limitaciones y especificaciones descritas por tales organizaciones.

Resulta por demás preocupante lo que se advierte en torno a lo que ocurriría en el país y en la ciudad de Cali en donde la capacidad hospitalaria para atender a los enfermos del Covid-19 y otras patologías sigue siendo precaria frente a lo que se prevé podrá suceder sí colapsa el sistema hospitalario pudiéndose repetir en la ciudad lo ocurrido en España e Italia, en donde los médicos so pretexto de salvar vidas decidieron quienes podrían sobrevivir y quienes no.

No sobra agregar la posibilidad de que en medio de la pandemia se pueda estar fraguando un gran negocio con la venta y adquisición de respiradores artificiales y particularmente de medicamentos como sucedió en el pasado con algunos laboratorios y farmacéuticas interesados en obtener provecho económico de la crisis sanitaria.

Este panorama debe llevarnos a reflexionar sobre la necesidad de realizar un replanteamiento del sistema de salud imperante en nuestro país convertido en un negocio lucrativo al igual que exigir que el derecho a la salud no sea un privilegio de unos pocos sino una posibilidad real y material del cual se puedan beneficiar las personas que viven en Cali, en el Valle del Cauca y en Colombia.


Veeduría Ciudadana por La Democracia y La Convivencia Social

El Control Ciudadano Sobre la Gestión Pública es Condición Indispensable para el Ejercicio de la Democracia y la Convivencia Social

Búsqueda personalizada

aerdhbadf

publicidad_banner

Cali Verde y Educada