La Colombia que comenzó a despertar!

Por Luz Betty Jime… el Sáb, 16/11/2019 - 1:19pm
Edicion
447

ascc
En el fondo de la protesta social subyacen, la actual situación de creciente desigualdad que impera en el país

Luz Betty Jiménez De Borrero / Pablo A. Borrero V.


Aunque las causas generadoras de la protesta social que se realizará el próximo jueves en todo el país son variadas, lo cierto es que existen diversas razones y motivos para que los ciudadanos se movilicen pues además se sienten engañados con las promesas y el incumplimiento de los acuerdos de los gobiernos anteriores y en particular el del presidente Duque, suscritos con diversos sectores sociales de trabajadores, campesinos, indígenas, estudiantes, etc., los cuales han perdido la fe y la confianza en los gobernantes y en las instituciones.

En el fondo de la protesta social subyacen, la actual situación de creciente desigualdad que impera en el país y la injusta distribución de la riqueza social producto del trabajo de millones de colombianos que hoy sufren los rigores del desempleo, la inseguridad, la mala calidad de los servicios de salud y de la educación y la falta de oportunidades para acceder a un trabajo digno y estable y capacitarse en el campo del conocimiento científico técnico.

Mientras tanto la dirigencia política se encuentra ausente de las inquietudes y necesidades de las nuevas generaciones y del pueblo en general que aspira a mejorar su condición económica y social frente a una elite de gobernantes imbuidos en los quehaceres burocráticos, la politiquería, el clientelismo y la contratación oficial matizada con actos de corrupción que les deparan pingues ganancias a sus autores y partícipes.

hjikol
Entretanto el gobierno se lava las manos afirmando que en ningún caso se tomará ninguna medida que afecte los intereses de los colombianos

Por otra parte, la gente teme que si situación económica y social empeora con las políticas que entre bambalinas se acuerdan en los círculos exclusivos del poder de las clases dirigentes y que el gobierno de turno ha decidido posponer ante la protesta social y la movilización de los ciudadanos que en lo fundamental viven de su trabajo, en esta ocasión no están dispuestos a que se les reduzcan sus ingresos y sus pensiones por debajo del salario mínimo o a verse obligados a cancelar un valor adicional en la factura de energía para los estratos 4, 5 y 6 con el fin de cubrir los costos de la corrupción en ELECTRICARIBE o para pagar toda clase de impuestos que en lo esencial recaen sobre vastos sectores populares y medios de la población, en tanto se le reducen las cargas impositivas a los empresarios y a las multinacionales que operan en el país.

Entretanto el gobierno se lava las manos afirmando que en ningún caso se tomará ninguna medida que afecte los intereses de los colombianos y menos de aquellos con quienes se han suscrito acuerdos en el inmediato pasado, lo que por supuesto no resulta creíble para aquellos que ven cómo los gobernantes terminan haciendo causa común con los sectores empresariales, del comercio y banqueros, en torno a la posibilidad de aprobar nuevas reformas constitucionales y legales relacionadas con la contratación laboral, la prestación de los servicios de salud, educación y del régimen de pensiones, etc., que constituyen parte esencial de los derechos fundamentales de los ciudadanos y de su bienestar social.

sacsdvd
hay que decir que la violencia no solo proviene de los actores armados arriba mencionados sino del propio Estado

Por lo demás ha quedado clara la existencia de una doble moral en el tratamiento de la protesta social agenciada desde los altares del poder económico y político que claman porque la movilización de los ciudadanos tenga un carácter pacífico no obstante que en la práctica existe un clima de creciente violencia que se extiende a varias regiones del país además de la polarización política y social motivada por sentimientos de odio y venganza que actualmente cobra la vida de decenas de líderes políticos, sindicales, sociales, campesinos, indígenas e incluso de mujeres y menores de edad que caen bajo las bombas del Estado o el accionar de los grupos y disidencias guerrilleras o de la acción de la delincuencia organizada y narcotraficante que compite por el predominio territorial y que igualmente impide la posibilidad real de aclimatar la paz y la convivencia social.

Por lo demás hay que decir que la violencia no solo proviene de los actores armados arriba mencionados sino del propio Estado que se sitúa por encima y en contra de los ciudadanos, que en ejercicio de sus derechos y libertades constitucionales fundamentales se oponen a las prácticas autoritarias del régimen.

Así las cosas, la protesta social es un derecho legítimamente reconocido en la Constitución que la Colombia de hoy lo ha puesto en marcha después de estar sumida en la apatía y el conformismo y que ahora no debe dejarse provocar por el Estado policial ni por los grupos comprometidos con la violencia propia de los anarquistas y terroristas de diferente condición.


Veeduría Ciudadana por La Democracia y La Convivencia Social

El Control Ciudadano Sobre la Gestión Pública es Condición Indispensable para el Ejercicio de la Democracia y la Convivencia Social

Búsqueda personalizada

aerdhbadf

publicidad_banner

Cali Verde y Educada