Gran crisis política, económica y social

Por Redaccion el Sáb, 15/05/2021 - 11:59pm
Edicion
525

sghdng
Es cierto que el desempleo y la informalidad laboral no tienen la suficiente atención de los gobernantes

Redacción

La protesta social y delincuencial archivaron el derecho y las fuerzas democráticas de otro lado la desigualdad social, la insatisfacción de los derechos y la pobreza extrema llegaron a un punto de no retorno. Se debe señalar como  irresponsable el sistema político, económico y social colombiano sin enderezar el camino del país, como aquellos que a través de política lo incendian.

Es cierto que el desempleo y la informalidad laboral no tienen la suficiente atención de los gobernantes, como  la oposición sólo buscan resolver el tema en próximas elecciones; un gobierno concentrado en lo económico y una oposición en propósito de cambiar el modelo económico y social. Indudablemente hay excesiva concentración de la economía y alta inequidad social, colapsa el país cuando se le sale de la mano al presidente Duque, pero de una gran crisis existen oportunidades.

Benjamín Barney, Luz Betty Jiménez de Borrero, Pablo Borrero y Guillermo Ulloa nos hablan de la crisis, democracia, constitución, la protesta constitucional, la delincuencial, bloqueos, barbarie, destrucción,  pobreza y la miseria;  necesidades sociales, oportunidades laborales, calidad educativa, política económica – social, lucha contra la corrupción, elecciones….etc.

1.-  Como analizan el coctel anárquico de la pandemia, con reforma tributaria, un país con guerrilla, de alta delincuencia, más gigante pobreza y miseria ?.

R/: BENJAMIN BARNEY CALDAS

“No fue inteligente realizar el paro en plena pandemia ni tampoco haberlo permitido, y sí muy irresponsable y muy costoso para todos.” 

R/: PABLO A. BORRERO V.                          LUZ BETTY J. DE BORRERO

El país en su totalidad atraviesa por una crisis económica, política y social que se ha ido profundizando, determinada por una serie de factores que tienden a agravarla en su conjunto.

La ciudad de Cali no es ajena a dicha crisis no obstante sus características particulares en cabeza de una clase dirigente incapaz de manejar los asuntos públicos, destinada a beneficiar el interés particular disfrazado de interés social y de gobernar utilizando el asistencialismo mendicante y la contratación oficial para enriquecer a la clientela política que elige su alcalde y financia con los recursos de los contratistas, urbanizadores, negociantes de propiedad raíz, banqueros, etc., las campañas electorales.

R/: GUILLERMO ULLOA TENORIO

La anarquía es el resultado de la deleznable constitución del 91. Otorgó poderes excepcionales a la rama judicial, mediante la cual se crearon un sinnúmero de tribunales y funcionarios nombrados amañadamente por el poder legislativo. Se fortalecieron arbitrariamente entes de fiscalización, los cuales se convirtieron en plataformas burocráticas y a la vez responsables de limitar, mediante la interpretación unilateral de jurisprudencia, la actuación del poder ejecutivo, en todos sus niveles, naufragando en dispendiosa y paquidérmica interpretación.

La concepción de un estado de derecho proteccionista obligado a combatir la pobreza mediante programas asistencialistas ha resultado infortunada. En 1985 el 45,6% de los colombianos se encontraban en condición de pobreza, en 2020, treinta y cinco años después, según la misma fuente (DANE) es del 42,5%. Tan solo tres puntos en tres décadas muestran el fracaso del modelo constitucional. 

erhn

Para combatir la pobreza y mantener programas sociales y el abultado funcionamiento del estado se ha sostenido imponiendo cargas impositivas contributivas que alcanzan el 72,5% de los ingresos de las empresas. La informalidad, equivalente al 50% de la población, quien recibe igual cobertura en salud, educación, infraestructura, y además recibe subsidios asistencialistas. En consecuencia, el 100% del costo es asumido por el 50% de la población, resultando en inviabilidad empresarial a todo nivel, incentivando la informalidad.

La visión constitucional del 91, con altas cargas impositivas, ha frenado el desarrollo empresarial, desincentivando la inversión y consecuentemente la generación de empleo formal.

La ubicación de cultivos ilícitos en territorios indígenas es aprovechada por la excepción y protección jurisdiccional étnica amparada constitucionalmente, creando narco estados independientes.

ewrehtr
Las elecciones son la oportunidad de lograr una decisión colectiva, pero es ineludible que todos voten, así sea en blanco, y no se abstengan.

El crecimiento desbordado del narcotráfico, asociado con disidencias guerrilleras y bandas criminales han sido caldo de cultivo de altos índices delincuenciales, generando desplazamientos a los centros urbanos creando implacables cinturones de miseria.

2.-  Se necesitan decisiones colectivas, pueblo, participación, convivencia social y contrato social. Todos insatisfechos, como lograrlo de nuevo en Colombia?

R/: BENJAMIN BARNEY CALDAS

“Las elecciones son la oportunidad de lograr una decisión colectiva, pero es ineludible que todos voten, así sea en blanco, y no se abstengan.” 

R/: PABLO A. BORRERO V.                          LUZ BETTY J. DE BORRERO

La pasividad de la gente no constituye un hecho casual. Por el contrario, se volvió un fenómeno recurrente en buena parte debido a que los canales de participación de los ciudadanos en los asuntos de interés general son muy limitados, no obstante que la constitución le ordena a las autoridades facilitar dicha participación.

Pero además, los partidos y movimientos políticos no están conectados con las verdaderas necesidades de los ciudadanos, en tanto que los medios de comunicación tan solo presentan una visión parcial de la realidad, muchas veces distorsionada y deformada, la cual solamente consulta los boletines de prensa provenientes de un Estado que se encuentra por encima y muchas veces en contra de los intereses de los ciudadanos.

R/: GUILLERMO ULLOA TENORIO

La institución democrática ha sido debilitada y atropellada por manifestaciones distintas a los resultados obtenidos en el proceso democrático. La excesiva permisibilidad a grupos, sin representación democrática, ni amplia, ni representativa poblacionalmente, ha fortalecido disidencias sindicales, magisterio y grupos que no representan la voluntad democrática obtenida en las urnas. Se ha perdido el principio rector de gobernabilidad y autoridad. La educación ha sido laxa en promulgar y educar la juventud en la defensa de los derechos y obligaciones constitucionales como ciudadanos. En vez, las organizaciones académicas, esencialmente la universidad pública, la gran beneficiada de subsidios del estado, han sido incitadoras de costumbres anárquicas, fomentando e incentivando a través de mecanismos perturbadores del orden público.

890o'p

3.-  Invita a votar en las elecciones, por propuestas e idoneidad de candidatos o votando en blanco. Cómo lograr este sueño en Colombia y Cali?. 

R/: BENJAMIN BARNEY CALDAS

“Señalando y destacando primero las ideas y las propuestas, y luego la idoneidad de esos u otros candidatos indicados para sacarlas adelante.” 

R/: PABLO A. BORRERO V.                          LUZ BETTY J. DE BORRERO

La democracia en Colombia se reduce en la práctica a la cuestión electoral, en tanto que los potenciales electores tienden a dejarse engañar con las promesas de los candidatos que ocultan sus verdaderos intereses de clase, grupo social o individuales, ligados con la clientela política y con las cuales se prometen cambios para que todo igual.

En Colombia los electores constituyen una masa electoral disponible que eligen “mayoritariamente” a sus gobernantes que tan solo representan a las minorías del país. El camino a seguir es conseguir mediante la acción política consciente que la mayoría de los ciudadanos voten por aquellos candidatos que los representan en favor de las mayorías y no de las minorías.

R/: GUILLERMO ULLOA TENORIO

rtnt
Por supuesto que hay que judicializar a los responsables de la violencia, el vandalismo y los bloqueos, tanto intelectuales como directos

Se debe votar por propuestas y liderazgos comprometidos con la construcción de país y región y no intereses electorales que fomenten corrupción. 

4.-  Las protestas son infiltradas por la subversión o incitan al vandalismo y la violencia: ahora parte de la solución del conflicto es no judicializar a los responsables. Cuál es su opinión. 

R/: BENJAMIN BARNEY CALDAS

“Por supuesto que hay que judicializar a los responsables de la violencia, el vandalismo y los bloqueos, tanto intelectuales como directos.” 

R/: PABLO A. BORRERO V.                          LUZ BETTY J. DE BORRERO

La Protesta es un derecho constitucional fundamental y su legitimidad deviene de la participación pacífica de los ciudadanos que se oponen a las políticas antidemocráticas y antipopulares de los gobiernos de turno.

El no acompañamiento por parte de la fuerza pública de la protesta social, como la falta de control de las organizaciones de la misma, dan pie para que se infiltren individuos y grupos de anarquistas, vándalos y delincuentes de toda índole, los cuales deben ser judicializados cuando aparecen plenamente identificados como responsables de los daños a los bienes públicos y privados.

La causa y los motivos de la protesta social deben buscarse en las condiciones socioeconómicas y sociopolíticas en que viven los ciudadanos que protestan, sumidos en la pobreza, la miseria, en tanto que los gobiernos no escuchan sus justas peticiones.

En el caso concreto de Colombia se impone el diálogo social  entendido este no como un fin en sí mismo, sino como un medio eficaz para convenir alternativas de solución a los problemas económicos, políticos, sociales, jurídicos, administrativos, sociales, culturales y ambientales.

R/: GUILLERMO ULLOA TENORIO

Una vez terminada la protesta pacífica, la autoridad tiene facultad constitucional de proteger los bienes y la integridad de la población. No judicializar los responsables de la barbarie es entregar la soberanía de autoridad, regente del estado de derecho. La delincuencia tiene garantías procesales.

5.-  El paro destrozó a Cali, la bloqueó afectando enfermos, transporte, abastecimiento, etc., sin la respuesta de autoridades. Y los organizadores del paro no han descalificado el terrorismo subversivo. Por qué la mayoría ciudadana sigue silenciosa?. 

dgb

R/: BENJAMIN BARNEY CALDAS

“Los que no hablan son los mismos que no votan, y que se limitan  al alarmismo y a circular las noticias falsas o sin suficiente comprobación.” 

R/: PABLO A. BORRERO V.                          LUZ BETTY J. DE BORRERO

No hay duda de que el alcalde de Cali facilitó de alguna manera la acción anárquica con la aplicación de la teoría de los “corredores humanitarios”. Al  tiempo que algunos ciudadanos entre pasivos y activos optaron por otros caminos diferentes al diálogo para resolver los problemas existentes generados con la protesta social o por los grupos anarquistas y delincuentes, a los cuales estos últimos deben ser judicializados y con los demás establecer un diálogo y entendimiento como el mejor de los caminos a seguir, tal como viene ocurriendo en la práctica social. 

R/: GUILLERMO ULLOA TENORIO

Cali ha vivido un desgobierno. Cuando la ciudadanía intentó manifestarse contra los abusos, el mismo alcalde y algunos congresistas, que brillaron por silencio cómplice de no calificar los actos vandálicos y terroristas, señalaron con inmediatez mediática a la ciudadanía de Paramilitares.

Lamentablemente el cubrimiento mediático opacó la gravedad de los bloqueos, los cuales estrangularon las cadenas productivas, de suministro, abastecimiento y de salud.

Esta situación se agravará con la decisión de cierre de plantas agroindustriales que soportaron pacíficamente los perjuicios sin recibir a cambio la defensa constitucional de mantener seguridad alimentaria. La pérdida de empleo formal generará graves y perjudiciales consecuencias, que el gobierno no midió, insistiendo en diálogos perversos ante oídos sordos de descalificadas minorías.

6.-  Protesta Ciudadana VS: verdadera democracia. Derecho a la protesta VS: derecho a la movilidad. Cómo lograrlo? 

sgrbed
Con mejor educación a los jóvenes, y buen ejemplo, como el de los   que protestaron de blanco contra los bloqueos, el vandalismo y la violencia.

R/: BENJAMIN BARNEY CALDAS

“Con mejor educación a los jóvenes, y buen ejemplo, como el de los   que protestaron de blanco contra los bloqueos, el vandalismo y la violencia.” 

R/: PABLO A. BORRERO V.                          LUZ BETTY J. DE BORRERO

En una sociedad en donde impera la democracia entendida “como el poder del pueblo, por el pueblo y para el pueblo”, según la máxima de Abraham Lincoln, el ejercicio legítimo de la protesta social constituye una forma democrática de expresión del pensamiento y de acción de los ciudadanos de oponerse a las políticas públicas d ellos gobiernos o del régimen político que se colocan por encima de los intereses del pueblo soberano.

La movilidad (circulación) es un derecho constitución fundamental y como el derecho a la protesta tiene sus límites. Entretanto los bloqueos de las vías constituyen una violación del derecho a la circulación de peatones y automotores. La alternativa a la aparente o real contradicción deberá ser resuelta conforme a lo señalado en la ley, después de agotarse los caminos del diálogo, tal como viene sucediendo en varios puntos cardinales de la ciudad y en otros municipios del departamento del Valle, con el concurso de varias de las instituciones del Estado a nivel nacional, departamental y municipal y con los manifestantes en su mayoría jóvenes de los barrios, a quienes el Estado no les garantiza la satisfacción de sus más elementales derechos y libertades de los que gozan otros sectores pertenecientes a las clases opulentas de la sociedad. 

R/: GUILLERMO ULLOA TENORIO

Han existido eventos de protestas pacíficas sin daños ajenos. Sin embargo, las últimas protestas alimentadas por el odio, lucha de clases y etnias, desencadenaron violencia. La influencia desestabilizadora de organismos internacionales, supuestos observadores de derechos humanos, enceguecidos por mostrar supuestos abusos de la fuerza púbica, en vez de divulgar las violentas imágenes de destrucción, vandalismo y terrorismo, acompañada de ocultos intereses del narcotráfico y grupos disidentes de estructuras guerrilleras, han sido factores desestabilizadores, que no midieron las consecuencias de la destrucción económica del país.

Caliescribe edición especial