Dejen de llamar crecimiento económico al crecimiento del consumo

Por Nicolas Ramos Gómez el Sáb, 15/02/2020 - 1:06pm
Edicion
460

Nicolás Ramos G

Ingeniero Civil , ex gerente de Emcali y ex Presidente de la SMP


El suelo y sus organismos constituyen un componente básico de la biodiversidad terrestre y del bienestar de la humanidad. Del suelo y sus nutrientes depende la seguridad alimentaria de la humanidad, la depuración del agua y el almacenamiento del carbono.

sdvd
El desborde poblacional, la creciente urbanización, la tala de los bosques, las basuras y el incremento de los gases de efecto invernadero

La intensificación de la actividad agrícola, las alteraciones del clima y los cambios en los usos del suelo son hechos de los que no se tiene claro cómo afectarán la biodiversidad edáfica a nivel planetario.

El desborde poblacional, la creciente urbanización, la tala de los bosques, las basuras y el incremento de los gases de efecto invernadero, afectan en forma permanente el comportamiento del clima y sus efectos a nivel mundial sobre los organismos del suelo. Hay disponibles datos a nivel mundial sobre las bacterias y los hongos, pero ningún conocimiento de la fauna edáfica.  

Los nematodos, minúsculos gusanos de longitud de 10 milímetros y cuerpo translucido, constituyen la mayor proporción de la fauna del suelo y son elemento esencial de los ecosistemas terrestres. Su abundancia es del orden del millón de individuos por metro cuadrado del suelo y del orden del 80 por ciento de los animales pluricelulares, con importantes funciones en muchos ecosistemas. Algunos son nocivos al causar plagas que originan cuantiosas pérdidas en los cultivos del mundo y otros potencian el crecimiento vegetal al incrementar la recirculación de los nutrientes.   

Los comentarios anteriores son para mencionar nuevamente la necesidad urgente de que todos asumamos el cuidado de nuestra única casa: el Planeta Tierra, y controlar el consumo, las basuras, la tala de los bosques e incrementar por doquier la cobertura vegetal. Todos los estudios indican que poco hacemos para cuidar bien la casa, pero incrementamos el consumo con el número creciente de seres humanos.

Debemos insistir de que no hay crecimiento económico, lo que hay es consumo de los recursos sin capacidad de reponerlos. Es indispensable que economistas y gobiernos dejen de llamar crecimiento económico al crecimiento del consumo. Hoy lo urgente es ahorrar y no desperdiciar absolutamente nada. 

Búsqueda personalizada

aerdhbadf

publicidad_banner

Cali Verde y Educada