Colombia es potencia energética global

Por Guillermo E. U… el Sáb, 14/08/2021 - 4:26pm
Edicion
538


Por Guillermo E. Ulloa Tenorio

Economista de la Universidad Jesuita College of the Holy Cross en Estados Unidos, diplomado en alta dirección empresarial INALDE y Universidad de la Sabana. Gerente General INVICALI, INDUSTRIA DE LICORES DEL VALLE, Secretario General de la Alcaldía. Ha ocupado posiciones de alta gerencia en el sector privado financiero y comercial.


La firma del negocio mas importante del año en Colombia mediante el cual la estatal ECOPETROL adquiere el 51,4% de la composición accionaria de ISA – INTERCONEXION ELECTRICA, además de una estrategia financiera que permite la nación recibir $14,2 billones para ser incorporados al presupuesto nacional, consolida mantener el control del estado como propietario mayoritario en el sector energético y de hidrocarburos.

En el primer semestre del año 2021 la empresa estatal generó utilidad neta por $ 6, 8 billones, la mayor en su historia, confirmando la eficiencia de una fortalecida administración gerencial, acompañada de un robusto precio del barril de petróleo y la devaluación del peso.

El paso que da ECOPETROL en la transmisión de energía, al adquirir ISA, es principio visionario de incursionar hacia el vasto potencial de energías distintas a la generación fundamentada en hidrocarburos.

Es importante introducir los cambios legislativos requeridos para que, no solamente ECOPETROL, sino todas las empresas de servicios públicos y cogeneradoras privadas, fortalezcan su presencia e inversión en generación de energías limpias renovables y su correspondiente comercialización.

RJ
La matriz energética nacional apunta hacia un mayor porcentaje de nuevas fuentes de energías limpias renovables.

La matriz energética nacional apunta hacia un mayor porcentaje de nuevas fuentes de energías limpias renovables. La meta del 12% para 2022 será ligeramente superada en virtud del interés global ocasionado por sendos análisis del fenómeno de calentamiento global.

Recientemente la ONU divulgó preocupante informe que alerta un aumento en la temperatura de 1.5º grados Celsius antes del 2030, anticipándose veinte años al pronostico del Acuerdo de Paris de 2015. Los devastadores incendios forestales en el hemisferio norte acompañada de inusitadas olas de calor atestiguan el acelerado paso del calentamiento global.

La respuesta nacional es su inconmensurable potencial de energías limpias renovables.

Energía eólica en la Guajira y costa caribeña, granjas solares a lo largo y ancho del país aprovechando la luminosidad permanente ecuatorial, cogeneración de biomasa, etanol como complemento sustitutivo a la gasolina y diésel, una envidiable infraestructura hidroeléctrica de gran tamaño, la cual puede ser ampliada con cientos de proyectos de menor capacidad de doble funcionalidad, tanto como reservorios reguladores de agua superficial para irrigar en época seca y prevenir inundaciones en época de lluvia, como generadores de energía renovable, son cimientos prístinos de consolidación.

La oportunidad de convertirnos en potencia energética global es clarísima.

Para modernizar conceptualmente la oportunidad son claves algunos aspectos como algunos de los siguientes; se requiere fundamentalmente una moderna legislación menos intervencionista, acorde a la amenaza del cambio climático, comparada a la actual colmada de interminables enjambres jurisprudenciales; es fundamental ofrecer seguridad jurídica para que inversionistas públicos y privados puedan aprovechar la oportunidad; debe potencializarse a ECOPETROL hacia la migración y diversificación de explotación de energías renovables sin perder la preponderancia en el sector de hidrocarburos multinacional.

El futuro manufacturero global se ubicará en países que ofrezcan eficientes modelos de bioeconomia donde Colombia ocupa destacado lugar por su biodiversidad biológica. Por lo anteriormente comentado indudablemente;

Colombia es potencia energética global.

Caliescribe edición especial