Las revelaciones de Fátima

Por Guillermo E. U… el Sáb, 14/05/2022 - 4:33pm
Edicion
575

Por Guillermo E. Ulloa Tenorio

Economista de la Universidad Jesuita College of the Holy Cross en Estados Unidos, diplomado en alta dirección empresarial INALDE y Universidad de la Sabana. Gerente General INVICALI, INDUSTRIA DE LICORES DEL VALLE, Secretario General de la Alcaldía. Ha ocupado posiciones de alta gerencia en el sector privado financiero y comercial.


El 13 de mayo se cumple la primera aparición de la virgen de Fátima a tres niños pastores en Portugal en 1917. Este acontecimiento fue sucedido por seis consecutivas apariciones siendo la ultima el 13 de octubre de ese mismo año, día que se conmemora el milagro del sol. En cada una de las apariciones la virgen se manifestó a Francisco, Jacinta y Lucia con una serie de revelaciones implorando por la paz mundial y el retorno del cristianismo a Rusia.

Fue precisamente durante estos mismos meses del año 1917 que se generó la Revolución bolchevique, la cual proféticamente se ha convertido en simbolismo de anarquía, ausencia de fe cristiana y adhesión a modelos de totalitarismo comunista, tendencia incitadora de miles de conflictos armados, calamidades globales y atroces crímenes que han llevado a la desaparición de valores éticos y morales. En los últimos 105 años, la humanidad ha presenciado como el modelo socialista, cargado de ideologías caóticas de destrucción de la sociedad, han cercenado desarrollos uniformes.  

Las revelaciones de Fátima

Fueron tres los mensajes entregados a los niños pastores.

El primer misterio se refería a la visión del infierno, exaltando demonios de formas repugnantes como animales espantosos. Se reflexiona que estos demonios son los que han agredido y violentado la humanidad. Abrazan esta descripción los genocidas de la segunda guerra mundial, lideres de estados autócratas, opresores de libertades individuales, enemigos acérrimos de sus opositores a quienes castigan con crímenes de pena capital, todos generando hambruna, pánico, pavor y destrucción.

La segunda revelación, en estricto contexto histórico de la época, clama por la consagración, conversión y paz de Rusia. Es claro que la referencia histórica es incluyente a todos los estados que han seguido el camino equivocado propuesto e impulsado por la hegemonía ideológica comunista. El actual conflicto ruso-ucraniano confirma que aun no existe esa consagración implorada por la virgen de Fátima y decenas de estados que siguen el camino señalado por Rusia.

Las revelaciones de Fátima
.

El último y tercer mensaje divulgado por el papa Juan Pablo II, cinco años antes del fallecimiento de Lucia, la única superviviente de los pastores, ya que Francisco y Jacinta habían fallecido víctimas de la fiebre española en 1919 y 1920, expresa los peligros que amenazan el cristianismo y el mundo, ante la pérdida de fe.

Con tristeza somos testigos de la difamación y violencia de grupos anárquicos y rebeldes, algunos alzados en armas, ultrajando la institucionalidad de la iglesia, templos y la comunidad cristiana.

El futuro de un país católico depende de nuestras creencias cristianas. No podemos sucumbir ante las promesas de falsos profetas que inspiran odio, resentimiento y antipatía disfrazados en insulsos discursos de cambio.

La paz no se logra con eufemismos de animadversión. Se logra con oración, fe y convencimiento de alejar demonios que pretenden acabar con las libertades individuales, nuestros deberes y derechos.

Caliescribe edición especial