Siguen los asesinatos sicariales en Cali

Por Redaccion el Sáb, 13/11/2021 - 5:46pm
Edicion
551

Redacción.

Con la violencia preocupante en Cali, donde el mes pasado superamos la barrera de los 1000 homicidios en el año 2021 (1045), mientras Bogotá con más del triple de la población con 862, Medellín con similar número de habitantes 339 y Barranquilla 286 en el mismo lapso de tiempo, son hechos irrefutables que el gobierno municipal, nacional y la comunidad rechaza. Este viernes 12 de noviembre hubo 2 ataques sicariales en la ciudad de Cali donde hubo 2 asesinatos desde motos a los vehículos, donde el volumen de violencia es muy grave, con 7 disparos primero y 5 el segundo, son hechos que nos deben preocupar en este fin de año, siendo Cali una de las ciudades más violentas del mundo. Las autoridades, el ministerio de defensa, la alcaldía de Cali, la policía nacional han hecho grandes estrategias nacionales, pero no han dado resultado especialmente por la situación de detener un área muy grande donde el principal negocio es el (narcotráfico el pacífico chocoano, vallecaucano, nariñense y caucano). Nos hemos cansado de solicitar la ejecución de un proceso de militarización que es la única manera como ésto se soluciona, pues no tenemos los recursos suficientes para atacar como debe ser la miseria, la pobreza y el desempleo y la informalidad.

Podríamos llegar a cualquier cifra la que cierre este año en homicidios va a ser escandalosa y seguramente superior a 1200 homicidios año.

ewree
Más del 75% de los asesinatos en la ciudad son con armas de fuego y estas no son controladas por el Estado,

Es cierto el esfuerzo del comando de la Policía-Dijin-Dipol, el esfuerzo de inteligencia, de un nuevo bunker para la fiscalía, sin embargo esto requiere de un plan de acción inmediata para atacar con inteligencia y con militarización el centro de negocios ilícitos que es la ciudad (droga del narcotráfico).

Los sicarios a sueldo en oferta permanente, deben estar al alcance de las autoridades, y la información la tienen las pandillas que ejercen propiedades territoriales en muchos barrios de la ciudad. Allí está la oportunidad de atacar esas bandas criminales para darle control a las bandas en sus territorios.

Más del 75% de los asesinatos en la ciudad son con armas de fuego y estas no son controladas por el Estado, con una economía ilegal creciente en las armas, y una policía que no hace un plan estratégico de seguimiento a las armas ilegales.

Indudablemente que no se trata de incrementar el número de policías, sino la actitud de estos y el plan de la policía para para atacar el delito, pareciera que no hay la dinámica suficiente y la energía de los altos mandos para hacer un modelo especial contra la violencia, en retenes y en patrullaje, que haya la presencia del Estado soportado en inteligencia y reacción.

En el último día, Cali creó una brigada exclusiva para combatir los homicidios, conformada por grupos operativos, unidades de reacción motorizada, miembros del Sistema de Vigilancia Aérea Urbana, equipos élites de investigación y ocho fiscales. En total serán intervenidas 10 comunas de Cali que aportan el 46 por ciento de las muertes violentas en la ciudad. El comandante de la Policía Metropolitana de la capital del Valle del Cauca, brigadier general Juan Carlos León, dijo que la brigada comenzó operaciones y en una de ella se capturó a 62 presuntos actores criminales solicitados en lo corrido del año 2021 por delitos contra la vida e integridad de las personas.

De todo se ha intentado en Cali, la solución la sabe el gobierno nacional y municipal, ya la pactaron, pero no se ha puesto a operar y es el bloque de búsqueda, similar a Medellín. El 1º de enero del 2022, analizaremos los resultados del mes de diciembre del 2021 y evaluaremos lo de la brigada, que es algo bueno, pero insuficiente.

Caliescribe edición especial