Murió la oferta de campaña 2014, para horas extras

Por Redaccion el Sáb, 13/05/2017 - 5:07pm
Edicion
316

Redacción

La ley del recargo nocturno, fue una promesa para la reelección de Juan Manuel Santos, ante toda una justa propuesta para los sectores sociales, con la oposición de ciertos sectores de la economía. El proyecto de ley había avanzado en la Cámara de Representantes, comisión y plenaria  y ahora en el año 2017 hacia tránsito en el Senado. Pero se vino el cambio de posición del Gobierno Nacional, con  comunicación del ministerio Hacienda, al retirarle el respaldo por considerarlo inoportuno. El Ministerio de Trabajo no había logrado concertar a los trabajadores y al sector empresarial, por lo que el tema había quedado en manos del Senado de la República.

El Ministro de Hacienda ante la situación económica del país en el 2017, considerando “la economía del país está pasando por un momento de transición… hay la pérdida de 70 mil empleos, por eso nos abstuvimos de dar una opinión favorable a la ley que permitía el recargo nocturno”. Allì lo dijo todo y la culpa fue de los Ministros de Trabajo que tuvieron un semestre en el 2014 y todo el 2015 y no sacaron la ley, ahora, ciertamente es inoportuna.

Los empresarios no le habían dado el apoyo a esa iniciativa, la pasada ministra de trabajo, Clara López, había considerado que este importante compromiso iba a beneficiar a casi a un millón de trabajadores. Pero el sector empresarial consideraba que esta propuesta podría frenar la creación de empleo formal, teniendo en cuenta que el recargo nocturno les cuesta cerca de $600 mil millones anuales a los empresarios.

La propuesta consideraba que a partir de las 6:00pm y hasta las 6:00am, habría un reconocimiento del 100% del recargo en días domingos y festivos. Actualmente esa medida solo aplica después de las 10pm y los días feriados en un porcentaje del 75%.

Inicialmente arrancó la ministra de Comercio quien considero la inconveniencia de la propuesta en razón a las condiciones macroeconómicas , internas y externas del país, que plantean que no es un buen momento para el incremento de los costos de contratación.

El gremio de los transportadores ya había expresado su preocupación informando el crecimiento colombiano alcanzo tan solo el 2% en 2016 y que ya el 2017 había mostrado un comportamiento mediocre lo que en este momento no era conveniente para el país, generaría mayor desempleo, incrementaría la posibilidad de que Colombia cayera en una recesión y aumentaría la informalidad.

De esta manera el presidente Santos a través de su ministro acaba de matar con otra de sus promesas de campaña cuando se buscó la reelección en el 2014.

Búsqueda personalizada

Caliescribe edición especial