China y Rusia, acuerdo para construir una estación espacial lunar

Por Jean Nicolás Mejía H el Sáb, 13/03/2021 - 9:51pm
Edicion
516

Jean Nicolás Mejía H

Profesional Ciencias políticas - Pontificia Universidad Javeriana Bogotá. 28 años,  Máster en cooperación internacional y organizaciones internacionales de la Universitat de Barcelona


wertyk
a pesar de que hubo misiones posteriores a la luna que luego cesaron, y cientos más patrocinadas por nuevos países y con diferentes fines

El 16 de julio de 1969 millones de personas en el mundo veían como el Apolo 11, de la agencia espacial estadounidense NASA, aterrizaba en la superficie lunar. Esto marco un antes y un después en la historia reciente, primero como punto de inflexión en la guerra fría -EE. UU. se anotaba el hito de hitos al llegar primero a la luna que la URSS-, y segundo, porque era la primera vez el hombre pisaba otro cuerpo celeste. Fue el inicio de la era de la colonización espacial.

La puesta en órbita de la estación Espacial Internacional ( 1998 )

Y a pesar de que hubo misiones posteriores a la luna que luego cesaron, y cientos más patrocinadas por nuevos países y con diferentes fines, no fue sino hasta 1998 cuando el hombre logró estar permanentemente en el espacio: la puesta en órbita de la estación Espacial Internacional, una estación espacial de uso internacional, en donde los países cooperan y trabajan en equipo en nombre de la ciencia.

Este suceso sin duda marca el inicio del siglo XXI; un siglo de rápido avance tecnológico, lo que le permite a la sociedad internacional soñar en grande con la exploración espacial. Así ha venido pasando en los últimos años, colaboraciones público-privadas que han permitido mejores naves, mejores y más modernos equipos y muchas incursiones al espacio.

5yegwe
Este suceso sin duda marca el inicio del siglo XXI; un siglo de rápido avance tecnológico, lo que le permite a la sociedad internacional soñar en grande

China llegó tarde a la carrera espacial en el siglo XX

A pesar de que China llegó tarde a la carrera espacial en el siglo XX -su primer satélite estuvo en órbita recién en la década de los 70´-, se ha puesto al corriente rápidamente, entendiendo que las dinámicas políticas que rigen las lógicas ya establecidas en el planeta pueden ser obsoletas de cara al espacio exterior, y de cara al siguiente paso en la evolución de la sociedad; la cooperación a todo nivel bajo el interés único del progreso.

La última década estuvo marcada por las conquistas chinas en el espacio.  La puesta en órbita de muchos satélites, laboratorios espaciales, el Rover que aterrizó en el lado oscuro de la luna en 2019, la misión no tripulada a marte que se encuentra en camino – lanzada en julio de 2020-y los planes de poner hombres de nuevo en la luna con la ayuda de Rusia (un viejo conocedor de la carrera espacial), constituyen la nueva fase de la conquista del espacio, conquista que solo puede ser exitosa si los gobiernos empiezan a configurar acuerdos de cooperación que buscan un bien común.

Una estación espacial lunar, China y Rusia: 2021.

Y ahora a principios del 2021, China y Rusia acaban de llegar a un acuerdo para construir una estación espacial lunar, de manera conjunta. Y aunque es un anuncio que pasa desapercibido debido a la situación global actual, es un momento clave en la historia reciente, pues significa no solo que el hombre por fin colonizará otro cuerpo celeste, sino que también garantiza el futuro relativo del sistema internacional.

¿Por qué es tan importante que el hombre logre colonizar otro cuerpo celeste? Porque esa necesidad no solo de explorar más allá de los límites conocidos, sino de conquistar y apropiar, es un rasgo inherente de la raza humana, que le puede llevar tanto al éxito como al fracaso. Desde siempre, el hombre ha soñado y se ha maravillado con la bastedad del universo, dedicando un sinfín de tiempo al estudio y entendimiento del espacio que rodea a la tierra, del espacio en el que habitamos.

swegsrht
El estudio y comprensión del espacio ha motivado a su vez el interés y la necesidad de disciplinar los conocimientos en diferentes ciencias

El estudio y comprensión del espacio ha motivado a su vez el interés y la necesidad de disciplinar los conocimientos en diferentes ciencias, como las matemáticas – el desarrollo de un lenguaje universal-, de la física – el desarrollo de las explicaciones a los fenómenos que nos rodean-, de la química -el desarrollo del entendimiento de la composición absoluta de los elementos que componen al universo, lo que ha llevado a los grandes avances en conocimiento y a nivel de tecnología que tienen a la humanidad al borde de dar el “salto espacial”.

Construcción de una estación internacional de investigación científica lunar

El anuncio, que provino de la Administración Nacional del Espacio de China también especifica que la base lunar estará abierta a todos los países. “China y Rusia utilizarán su experiencia acumulada en ciencia espacial, investigación y desarrollo, así como en el uso de equipos y tecnología espaciales para desarrollar conjuntamente una hoja de ruta para la construcción de una estación internacional de investigación científica lunar (ILRS)”, se ilustra también en dicho comunicado.

El objetivo, consignado en un acuerdo bilateral conjuntamente firmado, es la puesta en marcha de “un complejo de instalaciones para experimentos y de investigación”, que busca desarrollar e instrumentalizar la base lunar para incentivar la cooperación mundial con el fin de trazar a largo plazo la perspectiva de la presencia humana permanente en la luna. El acuerdo también incluye la creación conjunta de un centro de datos para la exploración de luna y el espacio profundo. Esta es la razón por la que el ambicioso plan representa un futuro relativo de la cooperación internacional, que podría denominarse cooperación interestelar en un futuro cercano.

El sistema internacional contemporáneo nace de los intereses e algunos en la preservación de la paz y la seguridad internacionales, y en virtud de este mandato durante muchos años estos países han usado su posición privilegiada de potencia mundial para interferir en los asuntos de otros países y proyectar sus intereses particulares, como es el caso de EEUU en América latina.

werht
Por primera vez en la historia, dos países han hecho el anuncio político

Por primera vez en la historia, dos países han hecho el anuncio político -las implicaciones de esto son inimaginablemente importantes- de la cooperación no solo en desarrollo de tecnología y apoyo político, sino en el intercambio de información que ya no va a servir para satisfacer los intereses de uno o de algunos, sino de toda la humanidad.

Lo anterior contrasta – y de paso legitima el interés de cooperar en función del desarrollo de la humanidad de China y de Rusia- con el desarrollo que ha tenido la exploración humana en el espacio que hasta ahora se ha venido dando. La ya mencionada estación Espacial Internacional es producto de la cooperación principalmente de las agencias de EE. UU. y Rusia, pero que no involucra la participación de China, debido a legislaciones federales norteamericanas que prohíben la cooperación del gigante asiático en temas espaciales.

Caliescribe edición especial