Cabildo abierto: Ciudad Paraíso

Por Luz Betty Jime… el Sáb, 12/11/2022 - 11:09am
Edicion
601

Luz Betty Jiménez De Borrero / Pablo A. Borrero V.


 

Para responder a las inquietudes planteadas en este Cabildo Abierto, se hace necesario plantear algunos aspectos en torno a la implementación del denominado “Plan de Renovación Urbana de Ciudad Paraíso”. Para esto, debe realizarse una evaluación económica, social, ambiental y urbanística de este proyecto que ha generado inicialmente la intervención de varias de las manzanas aledañas del barrio San Pascual en lo que se denominaba la zona del Calvario entre las carreras 10 y 13 en el centro de la ciudad. Para esto, se demolieron varias de las construcciones de viviendas, bodegas y locales, con el fin de iniciar la construcción de torres gemelas de apartamentos supuestamente para alojar posteriormente a las familias que entregaron sus casas para desarrollar el proyecto urbanístico, con miras a mejorar las condiciones habitacionales de sus residentes y de este sector tradicional de la ciudad de Cali.

Han transcurrido más de doce años luego de iniciarse la demolición de los inmuebles sin que se haya cumplido con lo prometido, en tanto que la zona presenta un estado de abandono y de deterioro total. La solución no solo afectó negativamente el entorno social sino a los habitantes del barrio aledaño como son los de San Pascual, que hacen parte del plan de renovación urbana y a quienes se les ha ofrecido comprar sus inmuebles para reubicarlos en el sector en “mejores condiciones habitacionales”, de transporte, espacios públicos, servicios en general, etc.

Lo cierto es que este plan de renovación urbana se convirtió con el tiempo en lo que se denomina coloquialmente como un “elefante blanco”, que trajo el despilfarro de los recursos públicos y en un instrumento de expropiación por parte del Estado, particularmente con los habitantes del barrio el Calvario y que hoy se pretende con los residentes del barrio San Pascual que se resisten a abandonar sus casas y a ser desplazados del territorio en el que han vivido con sus familias.

wert

La renovación urbana tiene por finalidad recuperar urbanística, social, ambiental, culturalmente un determinado sector dentro de la ciudad en este caso en lo que corresponde a los barrios el Calvario, San Pascual, Sucre, entre otros, para promover el bienestar general de los propietarios y habitantes del sector y de la ciudad, que recupera una amplia zona en el centro de la ciudad.

Sin embargo, con esta Renovación Urbana la gestión del Estado fue ineficiente, en la medida en que no se tuvieron en cuenta los efectos que para la ciudad y para el centro de Cali traería la redensificación para la movilidad, el transporte, el medio ambiente, la seguridad, la tranquilidad, la convivencia, y sobre todo en cuanto a la situación económica de los habitantes y propietarios de los inmuebles expropiados por el ambicioso plan.

No hay que olvidar que los habitantes del barrio El Calvario fueron desplazados y, sus propiedades intervenidas y valoradas por debajo de los precios de venta mediante el mecanismo de bajar la estratificación socio-económica del sector para ser adquiridos y demolidos posteriormente, circunstancia esta que se realizó bajo el argumento de la “expropiación con fines de utilidad pública”, constituyéndose dicha figura en la práctica en un abuso y extralimitación de funciones por parte de quienes así procedieron contra los habitantes de dicho sector.

La pregunta que se formulan los habitantes, propietarios y arrendatarios del barrio San Pascual, es si las intervenciones realizadas durante más de doce años en el sector, han generado un mejoramiento de las condiciones de vida de sus habitantes desde el punto de vista socio-económico, espacial y ambiental?. Lo cierto es que el mencionado proyecto de renovación urbana no beneficia a la ciudad ni a los habitantes que hoy son objeto de dicho proyecto, cuyo costo-beneficio se reflejará en los altos valores de los apartamentos que pagarán las familias que participen de su adquisición, en tanto que la inmensa mayoría de la población de los barrios pasarán a conformar las estadísticas oficiales en donde se plasma el déficit cuantitativo y cualitativo de vivienda en el Distrito de Cali.

Y de ahí que desde la VEEDURIA CIUDADANA POR LA DEMOCRACIA Y LA CONVIVENCIA SOCIAL que representamos, invitemos a los habitantes que participan de este cabildo a reflexionar sobre la posibilidad de encontrar nuevas alternativas de solución a este problema, en el marco de una acción conjunta y organizada de la comunidad encaminada a la defensa del interés general por encima de intereses particulares de constructores, urbanizadores y negociantes de propiedad raíz que ven en este proyecto de renovación urbana la posibilidad de realizar un jugoso negocio con la necesidad de la gente y del desarrollo urbanístico de esta parte de la ciudad, todo ello con la anuencia de las autoridades distritales que han avalado la ejecución de este plan sin contar con el beneplácito de los ciudadanos, a quienes no se les ha facilitado su derecho de participar en las decisiones que los afectan en sus intereses individuales y sociales acorde con lo establecido en la Constitución Política.

La desaceleración económica en el país y en particular en la ciudad de Cali, la devaluación del peso colombiano, la alta inflación, el elevado desempleo en la ciudad y más del 50% de informalidad laboral, al igual que el aumento de la tasa de interés a niveles no vistos en los últimos años, conllevan a que tanto la administración distrital como el Concejo actúen con sensatez en estas condiciones y desistan de expropiar a los propietarios, habitantes y arrendatarios de Fray Damíán, por cuanto este plan será muy costoso financieramente para la ciudad y para quienes aquí habitan por las circunstancias descritas que necesariamente traerán el incremento en el costo de los apartamentos, en el valor de la construcción y de la financiación de los créditos.

wqert

Proponemos la integración de una comisión representativa de los propietarios y residentes de los barrios objeto de la renovación urbana denominada “Ciudad Paraíso”, conjuntamente con la participación de las autoridades Distritales y ciudadanos en general con el fin de llegar a acuerdos que consulten los intereses de la población afectada y de los caleños en general.

ADENDA: La asistencia el CABILDO ABIERTO realizado en el auditorio de la Policía Nacional en Fray Damian, tuvo una participación masiva de ciudadanos de los barrios objeto de la Renovación Urbana y de otros sectores de la ciudad de Cali como San Antonio, Peñón, etc., quienes pusieron de presente el fracaso de dicho plan aprobado por el Concejo Municipal desde hace casi 14 años y ejecutado durante el mandato de los alcaldes Jorge Iván Ospina, Rodrigo Guerrero y Maurice   Armitage.
El alcalde reconoció públicamente que el Plan de Renovación Urbana Ciudad Paraíso fue fallido, al tiempo que presentó excusas a la comunidad por los daños causados a los habitantes de los barrios el Calvario y San Pascual. 

Ordenó la suspensión del proyecto y la conformación de una mesa de trabajo integrada por habitantes de dichos sectores y de otros barrios con la administración distrital, la cual debe instalarse el día martes 15 de los corrientes, para encontrar una solución viable y justa a esta problemática e invitó a toda la comunidad a realizar un nuevo Cabildo Abierto en un plazo de dos meses en el mismo lugar, para definir el camino a seguir en torno a la modificación y reestructuración del Plan de Renovación Urbana de Ciudad Paraíso.


Veeduría Ciudadana por La Democracia y La Convivencia Social

El Control Ciudadano Sobre la Gestión Pública es Condición Indispensable para el Ejercicio de la Democracia y la Convivencia Social

Búsqueda personalizada

Caliescribe edición especial