Cali: Prioridades

Por Benjamin Barne… el Sáb, 12/06/2021 - 5:32pm
Edicion
529

Por Benjamín Barney Caldas 

Arquitecto de la Universidad de los Andes con maestría en historia de la Universidad del Valle y especializaciones en la San Buenaventura. Ha sido docente en los Andes y en su Taller Internacional de Cartagena; en Cali en Univalle, la San Buenaventura y la Javeriana, en Armenia en La Gran Colombia, en el ISAD en Chihuahua, y continua siéndolo en la Escuela de arquitectura y diseño, Isthmus, en Panamá. Miembro de la Sociedad Colombiana de Arquitectos, la Sociedad de Mejoras Públicas de Cali y la Fundación Salmona. Escribe en El País desde 1998, y en Caliescribe.com desde 2011


Seguramente son muchas las personas en Cali para las cuales sus principales preocupaciones con respecto a su hábitat urbano, en diferente orden según las circunstancias de cada una, hoy serán el trabajo, la seguridad, el transporte, la salud y la tranquilidad. Pero lo que pocos ven es que todas están interrelacionadas entre sí, parcial o totalmente, y por lo tanto lo deben estar también sus soluciones. Y son menos aún los que entienden que además todos estos asuntos tienen que ver con el cambio climático, de una u otra manera, y con la educación, profesional y sobre todo cívica, la que es básica para poder resolver para todos lo más pronto posible pero a fondo y a largo plazo dichas prioridades.

Cali: prioridades

La falta de trabajo no solamente se ha incrementado fuertemente durante el año pasado, por causa de la pandemia y ahora la violencia y vandalismo del “paro”, sino que también ha mas delincuencia en las calles y, juntas, más las dificultades para la educación de los niños y el trabajo, y mucha más intranquilidad a las personas. Es bastante claro que su solución en primera instancia está en acometer obras en el espacio urbano público, pero principalmente dirigidas a recuperar el transporte en la ciudad, comenzando por el MIO, junto con las calles, sus calzadas y andenes, mejorando la seguridad en ellas y no solo la relacionada con los accidentes de tránsito, y generado más trabajo.

Cali: prioridades
Cali: prioridades

La inseguridad, mayor o menor según las distintas partes de la ciudad, se ha incrementado, la delincuencial por la simple falta de trabajo, como ya se dijo, y la del tránsito continúa estando relacionada con la vergonzosa falta de andenes amplios y llanos en casi todas las calles, lo que obliga a que los peatones se movilicen por las calzadas y no crucen por las esquinas. La solución por supuesto comienza por tener más y mejor policía, pero además construyendo andenes y regularizando calzadas y señalizándolas y demarcándolas correctamente, y finalmente impartiendo y exigiendo más educación cívica a todas las personas, y por lo tanto generando entre las tres iniciativas más trabajo.

El transporte en una ciudad que se ha extendido mucho, demanda soluciones de movilidad, que acorten el tiempo de desplazamiento entre la vivienda y el trabajo, estudio y compras, y por tanto está relacionado con la tranquilidad de las personas. Su solución estriba en fomentar la creación de centralidades a las que se pueda llegar caminando o en bicicleta, constituyendo ciudades dentro de la ciudad, unidas por el transporte colectivo, y entre ellas por uno masivo, de punta a punta, que se puede iniciar con trolebuses por un nuevo eje urbano usando el par vial de la 25 y 26, los que disminuirían la emisión de gases de efecto invernadero al ser eléctricos y al disminuir el uso del carro particular.

Cali: prioridades

Y, aparte de la pandemia, la violencia, el vandalismo y los bloqueos, la falta de trabajo, la inseguridad, la mala salud y el transporte paralizado están directamente relacionados con la menor tranquilidad de las personas debida a la falta de control del ruido del tránsito automotor (motos sin silenciador, sirenas y pitos), del bullicio nocturno de las discotecas, bares y restaurantes y de las escandalosas reuniones familiares. Por eso las prioridades de un nuevo alcalde deberían ser, además de las mencionadas arriba, más educación cívica mediante la creación por parte del Concejo de la ciudad de una policía municipal, lo que generaría orden y más trabajo, prioridades ineludibles para la paz.

Caliescribe edición especial