De Goyeneche a Petro; Propuestas absurdas, abstractas e inviables

Por Guillermo E. U… el Sáb, 12/03/2022 - 4:51pm
Edicion
566

Por Guillermo E. Ulloa Tenorio

Economista de la Universidad Jesuita College of the Holy Cross en Estados Unidos, diplomado en alta dirección empresarial INALDE y Universidad de la Sabana. Gerente General INVICALI, INDUSTRIA DE LICORES DEL VALLE, Secretario General de la Alcaldía. Ha ocupado posiciones de alta gerencia en el sector privado financiero y comercial.


A mediados del siglo pasado, el boyacense Gabriel Antonio Goyeneche, se postuló como candidato presidencial de Colombia, entre 1958 hasta 1974.  Se le conoció por presentar un sinnúmero de propuestas al electorado que limitaban entre lo irracional, burlesco, equivocas, irreales pero todas inviables.

De facilidad expresiva encantaba su auditorio con emoción y brillantez, mezclado de fino humor cundiboyacense, del cual su publico difícilmente podía diferenciar si hacia mofa de ellos o definitivamente eran ideas limítrofes entre demencia o delirio macondiano.

Sus folclóricas propuestas marcaron historia electoral. Proponía colocar una gigantesca marquesina translucida sobre Bogotá, con el fin de protegerla de la incesante lluvia. Años después sustituyo la propuesta empleando la Fuerza Aérea como escudo protector autorizados para bombardear si las nubes opacaban la capital.

De Goyeneche a Petro; Propuestas absurdas, abstractas e inviables

Consideraba sensato pavimentar el Rio Magdalena para comunicar el centro del país con la costa norte, visionando la inconclusa Ruta del Sol. Además, concluía lo fácil que era mezclar el agua del rio, sus arenas y solo agregar cemento. Pensaba que un país aguardentero como Colombia podía aprovechar sus ríos, en ellos verter anís y como por arte birlibirloque tendría fuente inagotable de la preciada bebida. Y quizás la mas novedosa formula para acabar el hambre era que los habitantes de todas las cuadras del país escogieran diariamente a un vecino y entre todos darle un peso. Con ello podía satisfacer sus necesidades de corto plazo, al día siguiente otro y sucesivamente hasta que el ahorro se acabará y volvería a empezar. De esta manera no habría pobreza.

Sesenta y cinco años después Colombia ha resucitado a Goyeneche en las propuestas del candidato presidencial Gustavo Petro, con la diferencia que este ultimo lidera las encuestas presidenciales.

De Goyeneche a Petro; Propuestas absurdas, abstractas e inviables
.

Un tren elevado para comunicar Buenaventura con Barranquilla es similar a pavimentar el Magdalena. Democratizar la propiedad y comprar todas las cosechas para contrarrestar el hambre es similar a la lucha contra la pobreza de cuadra en cuadra de Goyeneche. Reemplazar el petróleo y la minería extractiva por otros cultivos y cuadruplicar el turismo para sustituir los ingresos de hidrocarburos es tan descabellado como colocar la marquesina sobre Bogotá. Poner en funcionamiento la imprenta del Banco de la Republica para imprimir moneda es igual que tener la fuerza aérea en posición de combate y bombardear los nubarrones negros y oscuros de lluvias tormentosas.

El electorado espera que el grupo de candidatos inscritos a primera vuelta presidencial salgan al unísono a desenmascarar las irracionales e inviables propuestas del Goyeneche del siglo XXI haciendo respetar el nivel cultural, académico y coeficiente de inteligencia del colombiano.

El país necesita escuchar propuestas serias, confiables, viables y coherentes.

Caliescribe edición especial