América Latina se está convirtiendo en el basurero de Estados Unidos

Por Jean Nicolás Mejía H el Sáb, 12/02/2022 - 7:30am
Edicion
562
* Jean Nicolás Mejía H.
 

Desde 2018, los niveles de exportación de desechos plásticos desde Estados Unidos a Latinoamérica han aumentado dramáticamente, llegando a ser el 2021 el año en el que se registró la mayor cantidad de exportación de basura norteamericana a la región en general.

El imperialismo de la basura, como le denominan algunos ambientalistas, es el método que usa EEUU para deshacerse de sus desechos, y consiste en la exportación de sus desechos hacia la región latina, principalmente a México y Centroamérica, pero en general también en el resto de la región. 

América Latina se está convirtiendo en el basurero de Estados Unidos
América Latina se está convirtiendo en el basurero de Estados Unidos

Es un fenómeno que se ha dado durante muchos años, pero luego de que China anunciara en 2018 que dejaría de recibir los desechos (China era el procesador por excelencia) EEUU encuentra rápidamente en la región una vía de escape, básicamente porque le es más barato y fácil enviar sus desechos a otros países que procesarla y seguir lidiando con las regulaciones ambientales que a nivel estatal se están gestando. 

Para Jan Dell (ingeniera ambiental y fundadora de la organización Last Beach Cleanup, el problema es doble cuando se trata del procesamiento y el reciclaje de materiales como el plástico, pues económicamente es más viable -para las empresas de EEUU- poner sus desechos en contenedores y transportarlos por la frontera terrestre o por medios marítimos que tener que llevarlos a los vertederos y procesarlos. De igual manera, es más rentable la producción de plástico que su reciclaje, lo que perpetúa el problema de la industria del plástico de un solo uso.  

Tan solo entre enero y octubre de 2021 México recibió aproximadamente 60.503.460 kg de basura, lo que equivale a 57 contenedores al día (Importaciones y exportaciones de EEUU, Oficina del Censo), mientras que Guatemala por ejemplo recibió 6.127.221 k, más del doble de los 2.250.593 kg que recibió en todo 2020. En total, la región latina estima un ingreso de 89.824.167 kg de desechos plásticos. 

Consecuencias en la región

La alerta del peligro medioambiental y de contaminación de los ecosistemas está en su punto máximo. Esto se debe principalmente a tres factores; 1. La región latina no tiene políticas fuertes y no cuenta con marcos regulatorios, normativos ni jurídicos en materia de procesamiento de desechos plásticos (tampoco industria), 2. la creación de mercados informales que afectan el desarrollo social de la región y 3. la destrucción indiscriminada de los ecosistemas por no poder controlar tales desechos. 

Las empresas -privadas- que exportan estos desechos desde el país norteamericano aprovechan los vacíos legales y la falta de regulación ambiental de los países de la región para  por ejemplo etiquetar dichos desechos como materia prima y así disfrazar/evitar que los mecanismos de verificación ( principalmente en las aduanas) verifiquen los contenidos (la mayoría de estos países son  signatarios de múltiples convenios internacionales y que en concecuencia su entrada constituye una violación directa de estos acuerdos). Según Dell más del 50% de la basura plástica que llega de EEUU en realidad no se puede procesar porque está contaminada.

América Latina se está convirtiendo en el basurero de Estados Unidos

El discurso de los empresarios privados que se dedican al negocio de la basura alegan que el mercado de importación de residuos plásticos fomenta una industria que genera miles de empleos y contribuye a una economía circular y al reciclaje.  Pero lo cierto es que al no ser un mercado regulado normativamente ni jurídicamente se presentan constantes denuncias de pagos miserables, condiciones insalubres o inseguras, e incluso explotación de mano de obra infantil ( Colombia y Brasil lideran en estas estadísticas). 

Finalmente y como consecuencia, todos estos desechos plásticos no reciclables ni tratables terminan siendo o enterrados, abandonados o desechados en arroyos, ríos, lagunas, lagos o en los océanos, lo que sigue dañando los ecosistemas, por lo que la lucha en la conservación del medio ambiente se está perdiendo. 

Si bien en la geopolítica de la región latinoamérica es considerada tradicionalmente como el “patio trasero” de Estados Unidos, lo cierto es que también se está convirtiendo en su basurero.

NR: Toneladas de basura también fueron enviadas durante 2021 a Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Honduras, Guatemala, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana e incluso Venezuela.

*Profesional Ciencias políticas - Pontificia Universidad Javeriana Bogotá. 28 años,  Máster en cooperación internacional y organizaciones internacionales de la Universitat de Barcelona

Caliescribe edición especial