Observaciones de los caleños al alcalde Ospina

Por Luz Betty Jime… el Sáb, 11/12/2021 - 8:43am
Edicion
555

Luz Betty Jiménez De Borrero / Pablo A. Borrero V.


Dos hechos de especial interés han determinado que diversos sectores sociales de la ciudad de Cali se hayan pronunciado en forma categórica en contra de la actitud asumida por algunos funcionarios de la administración municipal e inclusos del alcalde Ospina, quien de alguna manera se ha desentendido de los reclamos de los ciudadanos caleños, en torno a la contratación del cantante J. Balvin por cuenta de CORFECALI para actuar en un evento programado en el marco de la feria de Cali y quien recientemente interpretó una canción constitutiva de agravio a la mujer al compararla sexualmente con una perra en celo, hecho este que no solo ofende a las mujeres sino al pueblo de Cali, lo que sin duda alguna constituye un acto oprobioso e inaceptable desde todo punto de vista. 

Observaciones de los caleños al alcalde Ospina

Estas expresiones inspiradas en el individualismo zoológico y el ánimo de lucro del cantante y de la industria del “entretenimiento” deben ser objeto del rechazo unánime de los ciudadanos en general y de las autoridades que en este caso no parecen estar comprometidas con la defensa de los derechos e intereses de las mujeres, que solo les recomiendan a quienes elevaron sus quejas “no participar del evento ferial en protesta por la presentación del cantante”, como dijo el alcalde.

Por otra parte, los caleños quedaron satisfechos con el hundimiento del proyecto de acuerdo 130 presentado por el alcalde Ospina de crear la empresa público privada “Cali Inteligente SAS”, que tendría por objeto el manejo del alumbrado público de la ciudad, la semaforización inteligente, el control de la seguridad, entre otros aspectos., y que ante la protesta ciudadana fue archivado con el argumento aparente de la “falta de quorum de la comisión” para debatirlo.

Lo cierto es que el citado proyecto suscitó muchas dudas e interrogantes que los funcionarios de la administración municipal encargados de defenderlo no pudieron aclarar ni responder adecuadamente. 

Observaciones de los caleños al alcalde Ospina

Aunque algunos concejales manifestaron que votarían negativamente el proyecto por cuanto carecía de sustento técnico y jurídico, no descartaron la posibilidad de crear una empresa que sin hacerle competencia a EMCALI se encargara de modernizar la ciudad acorde con las nuevas tecnologías del momento.

Y de ahí que no se descarte del todo la posibilidad de que en el futuro inmediato se presente nuevamente el mencionado proyecto conteniendo algunos cambios sugeridos por los concejales y funcionarios de la administración que de común acuerdo con el burgomaestre están decididos a sacarlo adelante después de señalar de “mezquinos y mediocres a aquellos que se opusieron a dicha iniciativa y a dar el salto tecnológico” según palabras del alcalde. 

Desde la Veeduría que representamos consideramos necesario convocar a un Cabildo Abierto para debatir y tomar las decisiones que más convengan a los ciudadanos que desde un principio vieron con malos ojos la creación de dicha empresa que no solo ha suscitado dudas e inquietudes sino que ha puesto de presente el afán desmedido del alcalde de darle vida jurídica aunque con ello se coloque al municipio en aparente superioridad accionaria frente al socio privado que seguramente resultará a la postre ser el más beneficiado con el acuerdo comercial en el que finalmente queda convertido el proyecto QUE TENDRÁ MUCHO DE PRIVADA Y MUY POCO DE PÚBLICA.


Veeduría Ciudadana por La Democracia y La Convivencia Social

El Control Ciudadano Sobre la Gestión Pública es Condición Indispensable para el Ejercicio de la Democracia y la Convivencia Social

Búsqueda personalizada

Caliescribe edición especial