El individualismo y oportunismo colombiano

Por Carlos Cuervo el Sáb, 11/09/2021 - 2:54am
Edicion
542

Carlos Armando Cuervo Jiménez

Emprendedor y empresario con formación en Ingeniería Industrial


aeg
Desde las épocas Aristotélicas se argumentaba sobre el bien común y su definición estaba ligada a la formación de comunidades

Una característica negativa que sobresale al interior de la sociedad colombiana es el total desconocimiento de cómo construir de manera colectiva políticas generales y desarrollos para el beneficio de todos sin distinción alguna.

Esta mala práctica nos lleva a desconocer un concepto que desde los inicios de la humanidad nos permite construir tejido social, haciéndonos responsables todos de todos y que se denomina bien común.

Desde las épocas Aristotélicas se argumentaba sobre el bien común y su definición estaba ligada a la formación de comunidades, porque el fin de la ciudad* es el vivir bien (ciudades estados, por aquella época).

A través del avance histórico y con la aparición del liberalismo económico el cual auspiciaba las ideas del estado de mínimo tamaño, el concepto del bien común entró a cuestionamientos y revisiones.

Milton Friedman consideraba que el bienestar común llegaba de la mano del bienestar individual, pues si cada individuo logra su propio bienestar este se irradia a través de toda la sociedad.

Yo creo que idealmente debería ser así pero nuestras sociedades son desequilibradas académicamente, laboral y económicamente lo que haría muy difícil medir este bienestar desde la mirada individual de millones de personas, lo que para unos es bienestar para otros puede ser estrechez. Eso depende solamente de aquello que a cada uno nos colma de satisfacción.

Una definición muy interesante sobre el bien común procede de Juan Pablo II, quien lo definió como el bien de todos y de cada uno, para que todos seamos verdaderamente responsables de todos.

En Colombia nuestra desbordada corrupción es la manifiesta antítesis del trabajo por el bien común y ella nace y se alimenta del marcado individualismo el cual es la postura opuesta y fomenta la destrucción de la acción en equipo, cimiento del bien común.

wegrsdgr
Ahora aparece muy juiciosa en un video compartiendo empanadas con el expresidente Uribe, quien es un destacado miembro y defensor del actual establecimiento del país.

Pero mirando un poco más allá también influye nuestro comportamiento individualista el cual se encuentra arraigado en cada uno en niveles tan altos que ni siquiera en los deporte de conjunto podemos sobresalir. Los deportistas colombianos sobresalen en deportes en los que el triunfo depende de la acción personal más que la de equipo, como en el ciclismo o en patinaje a diferencia del fútbol el cual es el clásico ejemplo de nuestra pobre concepción de trabajo en equipo, no por falta de talento sino de sacrificio por el esfuerzo en conjunto.

Y justamente con la semana que termina sucedieron un par de hechos que comprueban a saciedad el oportunismo y el individualismo presentes en la sociedad colombiana.

El primero involucra a la emprendedora e influencer colombiana y conocida con el remoquete de EPA Colombia y a Alvaro Uribe.

Esta señora después de participar en la destrucción de una taquilla de Transmilenio en Bogotá, en las protestas de noviembre del 2020, fue condenada en segunda instancia a 5 años de cárcel intramuros, destacándose como activista y anarquista en contra del régimen actual.

Ahora aparece muy juiciosa en un video compartiendo empanadas con el expresidente Uribe, quien es un destacado miembro y defensor del actual establecimiento del país. De este encuentro surgen muchas preguntas sobre la actitud e intereses de ambos personajes.

¿Es esta señora una anarquista política o es una simple bufona quien en su afán de notoriedad actuó de manera irresponsable y vandálica mereciendo la pena impuesta?

¿Porqué Alvaro Uribe quien es el prototipo de la derecha que gobierna a Colombia desde hace dos siglos se reúne con una anarquista?

¿Cuál es el beneficio para estos dos personajes de esta indita reunión?

¿Socava este tipo de ejemplos el poco ejemplo que sobrevive de bien común?

¿Como se puede considerar a la señora EPA Colombia?

Oportunista o individualista quien destruye el mobiliario común de una ciudad por sus egoístas motivos de celebridad.

sadvf
Su renuncia a la carrera porque su jefe Duque se la exigió ante un posible revés en la moción de censura en la cámara

Igualmente la exministra de TIC es otro claro ejemplo de como el individualismo de un funcionario público está por encima de su compromiso y responsabilidad ética con la construcción del bien común.

Su renuncia a la carrera porque su jefe Duque se la exigió ante un posible revés en la moción de censura en la cámara y después de varios meses eludiendo su responsabilidad como cualquier gerente en la perdida de los 70 mil millones del contrato de la ampliación de cobertura de la señal de internet, es la evidencia concreta de que ni siquiera los altos funcionarios velan por construir bien común.

Sin la comprensión de este concepto básico poco o nada cambiara en el país y descenderemos hasta nuestra propia aniquilación como sociedad.

Y como los colombianos no entendemos la importancia de erigir un país entre todos, ahora vivimos este desastre social que nos está erosionando y que nos llevará a elegir el año próximo a un populista de izquierda.

Caliescribe edición especial