Politización de la pandemia del Covid-19

Por Luz Betty Jime… el Sáb, 11/04/2020 - 1:00am
Edicion
468

Luz Betty Jiménez De Borrero / Pablo A. Borrero V.


sdfngfn
en México el presidente López Obrador al haber hecho caso omiso de los verdaderos alcances de la pandemia

En medio de la presencia y de la expansión del coronavirus, algunos gobernantes politizaron la pandemia con sus acciones y con la forma como afrontan dicha calamidad pública que hoy compromete a mas de 170 países del mundo globalizado.

Es el caso del Presidente de USA Donald Trump quien desde el inicio se tornó reacio a tomar las medidas necesarias para contener el contagio que hoy asciende a mas de 460 mil personas en ese país y cerca de 17.000 fallecidos, particularmente en aquellas ciudades y suburbios mas pobres, en tanto acusa a la OMS de “estar sesgada en favor de China”, en una actitud deliberada por evadir su responsabilidad política, en momentos en que aspira a la relección presidencial.

A la vez, el presidente Bolsonaro del Brasil que hasta hace poco tiempo manifestara públicamente que lo del Coronavirus era una “simple gripita”, también es responsable de no haber tomado las medidas del caso para contener el virus que se propaga rápidamente por el país, convirtiéndose en el más contaminado de América Latina.

Así mismo en México el presidente López Obrador al haber hecho caso omiso de los verdaderos alcances de la pandemia, propició la expansión del virus, aumentándose el contagio y el número de victimas.     

En el caso de Colombia, las medidas adoptadas por el gobierno del presidente Duque aunque necesarias, resultaron tardías para contener la expansión del virus y evitar muertes, tal como sucedió con el cierre de los aeropuertos y de la frontera aérea, a todo lo cual debe sumarse la debilidad del sistema de salud carente de los mas elementales recursos técnicos para detectar la presencia del virus.

Una vez se logre erradicar el virus o mitigar sus efectos, es necesario y urgente realizar un balance sobre todos y cada uno de los hechos y circunstancias que rodearon esta calamidad pública, especialmente relacionadas con las políticas implementadas y por supuesto por la responsabilidad que asumieron las autoridades con la aplicación de los protocolos a seguir.

Igualmente se hace necesario y urgente un debate en el Congreso de la república y en las demás corporaciones públicas sobre las implicaciones económicas, políticas y sociales que nos dejará esta pandemia y que demandará un cambio en el sistema de salud, el cual debe estar a cargo del Estado y prestado en forma gratuita, oportuna y con buena calidad  a todos los ciudadanos en igualdad de condiciones, además de la necesidad de que estos puedan ejercer un control directo del sistema de salud con el fin de evitar su clientelización como sucede en la actualidad, la cual se ha extendido en este momento con el reparto de las ayudas y subsidios del Estado que no llegan a los sectores mas vulnerables o simplemente se pierden en el camino en manos de la corrupción con la politización de la pandemia.

gfngfn
La sensatez del gobierno colombiano a nivel central y descentralizado, debe reflejarse en el acatamiento de las seis recomendaciones de la OMS

ADENDA 1: Siendo la salud un derecho constitucional fundamental, este no podrá garantizarse mientras la prestación del servicio continúe en manos de la EPS e IPS privadas, que no solo han demostrado su ineficacia y mala calidad del servicio, sino que en medio de la coyuntura por la que atraviesa el país con la expansión  del COVID-19 le trasladaron todo el peso de la contención y tratamiento de la enfermedad al Estado, al que ahora le ofrecen su infraestructura para atender la emergencia cuyo costo se pagaría con cargo al presupuesto nacional, departamental o municipal, con lo cual aspiran a mantener el negocio en esta etapa de crisis de la salud y económica.

ADENDA 2: La sensatez del gobierno colombiano a nivel central y descentralizado, debe reflejarse en el acatamiento de las seis recomendaciones de la OMS de no levantar la medida de aislamiento colectivo sin tomar las medidas del caso y sin riesgo de que se presente un rebrote mortal “…que puede ser tan peligroso como su propagación sino se gestiona de forma adecuada”, solicitando la elaboración de seis estrategias para levantar las medidas de confinamiento de forma progresiva y segura, sobre la base de cumplir seis condiciones: a) controlar la transmisión del virus; b) garantizar la disponibilidad de salud pública y cuidados; c) minimizar el riesgo en entornos expuestos: d) poner en marcha medidas de prevención en el trabajo, las escuelas, y otros lugares de alta frecuentación; e) controlar el riesgo de casos importados y f) responsabilizar a la población.


Veeduría Ciudadana por La Democracia y La Convivencia Social

El Control Ciudadano Sobre la Gestión Pública es Condición Indispensable para el Ejercicio de la Democracia y la Convivencia Social

Caliescribe edición especial