El pulso entre Trump y Alí Jamenei

Por Carlos Cuervo el Sáb, 11/01/2020 - 9:33am
Edicion
455

Carlos Cuervo

Emprendedor y empresario con formación en Ingeniería Industrial. Desde 1984 hasta 1988 Ingeniero de sonido para el Instituto Colombiano de Ballet y la Orquesta Sinfónica del Valle, Pionero del canal de Telepacífico entre 1988 a 1992 a través de una programadora regional en donde se desempeñó como socio y director comercial. Fundador y propietario desde 1993 hasta el 2009 del restaurante y Café-bar Caffetto. Escritor y editor del blog pulso de Opinión desde mayo del 2010, y desde mayo de 2011, parte del equipo de blogs del diario Occidente de Cali. A partir de junio de 2014 colaborador de la página editorial del Diario occidente hasta el 2018. Secretario de la JAC San Antonio desde 2016 hasta enero del 2019, community manager para Antigua Contemporánea entre 2017 al 2018, asesor en procesos de consultoría de ciencias de datos para Blaucast Media desde 2018.


SDVSDV
Es cierto que Donald Trump ha exacerbado a los iraníes, presionándolos al extremo con la intención de llevarlos de nuevo a la mesa de negociación

Algunos elocuentes en redes sociales anunciaban el comienzo de la tercera guerra mundial, por el enfrentamiento entre Irán y USA.

Expresiones exageradas, fake news y un desconocimiento total del comercio mundial y la geopolítica daban pie a argumentos para estas expresiones.

Es cierto que Donald Trump ha exacerbado a los iraníes, presionándolos al extremo con la intención de llevarlos de nuevo a la mesa de negociación para el control del programa nuclear iraní, sin éxito hasta ahora. Al contrario su juego produjo efectos opuestos a los deseados por él y su comité de asesores, Irán renunció al tratado por completo.

Ahora entender hacia donde se inclinara este pulso y quien triunfará dependerá de complejos planteamientos geopolíticos y económicos, enmarcados por esta confrontación.

Mi primera consideración es que a pesar de Irán ser débil militarmente frente a los Estados Unidos, cuenta con un elemento diferenciador los guardianes de la revolución o Pasdarán cuerpo armando con 125 mil integrantes leales, fanáticos e instruidos bajo el Islam  sobre el sacrificio y el martirio, dispuestos a entregar la vida por la causa. Ningún ejército occidental tiene este nivel de entrega y sacrificio.

De igual manera hay que reflexionar sobre la nación iraní poblada y gobernada por los mismos grupos en los últimos 2600 años y en el mismo territorio, aunque han cedido miles de kilometros en este largo trasegar. Solo ha perdido su independencia en el siglo veinte por invasiones cortas de países europeos. Así que ha existido como país 2350 años más que Estados Unidos y ha sido imperio por al menos 1500 años, dominando a otros reinos y territorios.

De esto concluyo que sus pobladores poseen un sentir nacionalista muy profundo el cual unido a su fervor religioso fundamentalista, los hace proclives al sacrificio personal a través de la guerra de guerrillas y así ocasionar daños como los ocurridos el año pasado en las instalaciones petroleras de Arabia Saudita por yemenitas bajo patrocinio iraní.

SDVFDBFD
Trump es un apostador y Jomenei un fanático, un pulso entre estos dos hombres se hace impredecible, pero los dos como todos obedecen a poderes superiores de quienes controlan la economía mundial

Además sus fuerzas militares han realizado amenazas comprobables en contra de las pequeñas naciones petroleras con sus misiles de medio alcance ya probados eficientemente contra las instalaciones de soldados norteamericanos instalados en Irak, de esta manera Emiratos árabes Unidos, Kuwait, Omán, Bahréin están al alcance de sus misiles y por supuesto el estrecho de Ormuz, por donde transita el 15% del petróleo mundial.

Si Trump continua con sus presiones, Irán sin temor podria hacer arder el vecindario. Y todos los socios comerciales y económicos de Trump no verían con buenos ojos la destrucción de Dubái, Bahréin o de Abu Dabi, sin hablar de las amenazas en contra de Israel.

En un mundo en donde el 40% del comercio y la producción mundial pertenece a 400 conglomerados no es difícil entender que sus CEOS y sus accionistas no estarían satisfechos con el presidente de USA por los efectos económicos negativos que una confrontación de este tipo ocasionaría.

Trump es un apostador y Jomenei un fanático, un pulso entre estos dos hombres se hace impredecible, pero los dos como todos obedecen a poderes superiores de quienes controlan la economía mundial. Por ello la historia de la tercera guerra mundial aún no se escribirá, por fortuna para todos los habitantes del planeta.

Lo que si resulta necesario es que el país de los ayatolás regrese al pacto de no proliferación nuclear, porque estos caballeros con ese poder y sus extraños ideales religiosos en torno al martirio y el sacrificio se volverían muy peligrosos.

Realidades de la primera centuria del tercer milenio.  

Búsqueda personalizada

aerdhbadf

publicidad_banner

Cali Verde y Educada