Ética y valores

Por Nicolas Ramos Gómez el Vie, 10/08/2018 - 3:59am
Edicion
381

Nicolás Ramos Gómez

Parte integral de la educación en todos los niveles era la enseñanza de la ética, la urbanidad y la cívica, para la formación de buenos ciudadanos, responsables en el cumplimiento de sus deberes con Dios, la Patria, consigo mismo y con sus semejantes. Esas enseñanzas han desaparecido en las casas, escuelas, colegios y universidades al igual que el conocimiento de la historia y la geografía gracias a la sugerencia de una misión ruso-polaca, que en pocas palabras, es una forma de dominar los pueblos gracias a la ignorancia de sus valores y su historia. Afortunadamente hoy el Ministerio de Educación ha corregido esta dañina influencia.

Lo que viene ocurriendo en nuestra patria es la proliferación de todos los delitos especialmente el narcotráfico con sus buenos rendimientos económicos, que gracias a la impunidad han destruido la moralidad y el respeto a las normas y derechos de los otros. Cuando el país ve que sus gobernantes, empresarios y muchos otros han convertido el patrimonio de todos, el erario público, constituido por nuestros impuestos, en su coto de caza para enriquecerse, poco se puede esperar con ese mal ejemplo.

La honradez era timbre de orgullo para nuestros mayores, pero con cantos a la bandera, como la consulta contra la corrupción, no cambiará nada. Recobrar el orgullo de la honradez, la enseñanza de la ética o responsabilidad personal, la pronta y cumplida justicia para los corruptos y la sanción social son la forma de recuperar que sea grato y seguro vivir en nuestra amada Colombia.

Búsqueda personalizada

aerdhbadf