Zidane se cansó de James y James se cansó de Zidane

Por Luis Eduardo E… el Vie, 10/07/2020 - 10:56am
Edicion
480

Luis Eduardo Echeverri Franky

Ingeniero Civil, miembro de una generación que ama el deporte


“Por la mañana Zidane definió el partido contra el Alavés como una final. Por la tarde, para una cita para la que cuenta con varias bajas, James fue uno de los descartes de su lista de convocados. El colombiano apura sus últimos días de blanco de la peor manera, con las ganas a puerta cerrada en una nueva temporada errática. Zidane se ha cansado de James y James se ha cansado de Zidane”.

Es difícil entender la trayectoria del colombiano, un '10' de manual, con una de las mejores zurdas del mundo, que llegó al Madrid como estrella tras deslumbrar en el Mundial de Brasil de 2014. En sus primeros meses respondió a lo que se esperaba de él. Parecía que el Madrid tenía número '10' para varios años. No se podía sospechar su dimisión.

Su rendimiento se diluyó con el tiempo. Del futbolista con llegada, desborde e inspiración se fue quedando sólo su famosa pierna izquierda, poco para un paladar como el del Bernabéu, en el que se valora la calidad tanto como el esfuerzo. Su forma física se fue deteriorando y su romance con la grada y los entrenadores también…Sin embargo, vale la pena hacer un análisis sobre la continuidad que ha tenido James esta temporada con el Real; cada vez que fue alineado de titular Zidane dispuso no de un ‘verdadero 10’ obligando al colombiano a tirarse a la derecha del ataque (perdiéndose su prodigiosa zurda), como también encomendándole labor de marca la cual es no muy característica del cucuteño.

ruty

Se fue del Madrid para aterrizar en el Bayern, otro aeropuerto en el que hay que volar alto todas las semanas. La máxima exigencia no se negocia. A Zidane se le supone gusto por la estética y la calidad. Algo debe fallar en James cuando un entrenador así no cuenta con él en una fase decisiva de la temporada. El colombiano se ha 'borrado' recientemente para el partido de San Mamés. Suerte para él que el Bernabéu no acoge a los aficionados.

Cuesta pensar que un jugador de su calidad, con 28 años todavía, no sirva para ser titular en un equipo de élite. La pierna izquierda está en su sitio. Pero en el fútbol de alto nivel no es suficiente. Su problema puede ser más de cabeza que de piernas. Si James resucita parece claro que no va a ser en el Madrid.

Caliescribe edición especial