La izquierda se mantiene y pone nervioso a medio país

Por Redaccion el Sáb, 09/04/2022 - 6:54pm
Edicion
570
*Redacción

En todas las reuniones empresariales, gremiales, sociales, políticas se habla de Petro vs Fico, los primeros argumentando una reivindicación social y popular, los segundos con el temor de perder la libertad económica, política y hasta de amenaza del sistema económico hacia uno que ha fracasado con una de las mayores desigualdades del mundo y un PIB per cápita menor de 6.000 dólares por año, cuando Chile, Panamá ampliamente nos duplican, España nos quintuplica y que decir de los países desarrollados.

No hay ninguna controversia sobre desarrollo, entender que nosotros los colombianos hemos pateado la lonchera durante muchos años, con un país maravilloso en recursos naturales, climas, tierra, etc y no lo hemos sabido explotar. ¿Pero debemos de llegar a la crisis economica, politica y social de Venezuela?, tampoco....

El problema es que el Centro,  política y electoralmente no ha querido avanzar por las divisiones internas, unos por quererse nutrir de votos de la derecha y sus maquinarias, otra por vanidad, otros por sacar lista al Congreso independiente y allí está el resultado sin curules y otros por tratar de buscar puesto político en río revuelto. Ya no hay solución de Centro, es de Izquierda o Derecha, bajo la plataforma política, que los de izquierda les da miedo decir que son de derecha y los de derecha también, no solamente en esta campaña presidencial, sino en la pasada también ocurrió, que el ganador propugnaba por ser del extremo centro. 

La primera derrota real que recibió la derecha fue en las elecciones del Congreso del pasado 13 de marzo, donde la izquierda logró lo que nunca habia obtenido, ser el No 1 en curules y Petro ha ganado en todas las encuestas en 1a y 2a vuelta en la carrera presidencial, veamos: 

La izquierda se mantiene y pone nervioso a medio país

La economia y lo social  en Colombia

Colombia ha avanzado es cierto, pero no lo suficiente, porque la pobreza no se ha reducido, la informalidad laboral y el desempleo son nuestra tragedia y la falta de oportunidad de los jóvenes, cuya educación pública, escolar y media son perversa. Lo peor es que la educación está liderada por la derecha y ejecutada por la izquierda, con presupuestos gigantes, que nunca antes se han tenido. Y nuestra violencia es una de las peores del mundo......

Responsabilidad por supuesto de los políticos de derecha y de izquierda en el establecimiento económico y social colombiano, porque la izquierda se ha acomodado toda la vida a las mieles del poder desde hace más de 50 años en el Concejo de Cali, Asamblea del Valle o en el Congreso de la República, con la misma corrupción de la derecha.

¿Qué es fracasado el modelo económico de Cuba, Venezuela, Nicaragua, Argentina etc?, por supuesto que lo es y el social, todo por controlar el aparato económico e ir hacia un régimen totalitario o aparentemente democrático con el dominio del Congreso de la República o de asambleas constituyentes.

A los empresarios y a los gremios se les critica que solamente litigan para sus intereses, cuando la responsabilidad social es de todos, pero también en este momento de crisis, deben salir con inteligencia a defender su libre comercio, libertad de empresa, estabilidad macroeconómica y propiedad privada.

Los cinturones de miseria en Latinoamérica, y en todo Colombia (Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, etc), es fiel reflejo de lo que pasa en nuestros países, donde la pobreza y la miseria arrasan. En el momento en que toda esta gente se pronuncie en contra del sistema, por supuesto que el triunfo de la izquierda sería apabullante.

La dinámica de las encuestas pareciera que se va a imponer el voto finish, y esto es gravísimo para la democracia, porque el perdedor no va a aceptar el resultado, serán muchos, y podríamos llegar a una violencia extrema, además de mantener esa guerra conceptual e ideológica de ahora, cuando las batallas deben darse sobre propuestas económicas, sociales y políticas, pero estamos dedicados a descalificarnos personalmente, buscando ganar por la vía rápida, cuando el triunfo se va a definir por “milímetros” de electorado.

Señores candidatos, a imponer en la memoria colectiva de los colombianos sus propuestas y a debatir sobre ellas, de lo contrario que siga la incertidumbre y el caos político.

Caliescribe edición especial