Urge una nueva economía

Por Nicolas Ramos Gómez el Sáb, 09/04/2022 - 2:45pm
Edicion
570

*Nicolas Ramos G


Los expertos reiteran que “en el teatro de la Tierra no hay silla para tanta gente”. El desborde o explosión demográfica y el agotamiento de los recursos renovables y no renovables del Planeta, ayudados por el calentamiento global, confirman esa aseveración.

Lo anterior indica que lo que se viene predicando del crecimiento del consumo como factor de progreso es totalmente falso. Si los recursos fueran infinitos, ello sería válido, pero como son precisamente lo contrario, ello no cierto.

Lo anterior indica y es urgente comenzar a aplicar que debemos economizar, rehusar, reciclar, no desperdiciar, ahorrar al máximo y aplicar lo dicho por Cicerón, hace más de 2200 años, de no tener hijos que no se puedan alimentar y educar. Aún con esa posibilidad tampoco se puede procrear más de uno por pareja. Es triste, pero con ello solo se hace que su futuro sea incierto. 

Urge una nueva economía

Por ello los gobiernos y los libros y estudios de economía, que predican el crecimiento del consumo como desarrollo, se deben cambiar y predicar lo contrario, que solo el ahorro y minimizar el consumo innecesario o superfluo es lo único que garantizará, a la creciente humanidad, su supervivencia sin hambre y con agua.

Sabemos que es difícil el cambio después de siglos de haberlo predicado, pero ante la evidencia de la contaminación de ríos y mares, del calentamiento global, del deshielo de los casquetes polares, la escasa agua en muchas regiones y el agotamiento de los nutrientes del suelo, ese cambio es urgente. 

Para la supervivencia de los humanos en el Teatro de la Tierra y lograr que las sillas alcancen, debemos cambiar el programa y anunciar lo contrario a lo que hoy se anuncia con bombos y platillos como que el crecimiento económico es la gran gestión de los gobiernos, cuando en corto plazo será el empobrecimiento o ruina general. 
 
Hace pocos años, hasta los nietos usaban, reformados, los trajes de padres y abuelos. Hoy debemos llegar a basura cero, pues lo que votamos será vital en un futuro, no muy lejano.

Caliescribe edición especial