Valorización, de nuevo

Por Carlos Botero el Sáb, 08/12/2018 - 11:52am
Edición
398
Sección

perfil_bt

Por Carlos Enrique  Botero Restrepo

Arquitecto Universidad del Valle; Master en Arquitectura y Diseño Urbano, Washington University in St: Louis.

Profesor Maestro Universitario, Universidad del Valle. Ex Director de la Escuela de Arquitectura de la Universidad del Valle (de2012 a 2015) y Director del CITCE (Centro de investigaciones Territorio Construcción Espacio) de 2006 a 2010.


badfbqae
Para cerrar el asunto, no construyeron ni un solo metro de andén, no habilitaron un solo retorno hasta más al sur del perímetro urbano

pagaron por valorización esa obra hacia 1999 con dos resultados decepcionantes: el Municipio de Cali dejó de invertir alrededor de $4.500 millones (en valores de hoy serían unos $35.000 millones) para invertirlos en otras obras

Los vecinos de la avenida Cañasgordas entre la quebrada Gualí, colindante con los colegios Bennet y Alemán, y el río Pance a la altura de Comfandi –carrera 168-, pagaron por valorización esa obra hacia 1999 con dos resultados decepcionantes: el Municipio de Cali dejó de invertir alrededor de $4.500 millones (en valores de hoy serían unos $35.000 millones) para invertirlos en otras obras que no tenían fondos (léase ampliación Avenida Circunvalar).  Para cerrar el asunto, no construyeron ni un solo metro de andén, no habilitaron un solo retorno hasta más al sur del perímetro urbano (Avenida El Banco, carrera 127), y la calzada occidental quedó incompleta justo al sur del Colegio Bennet donde, por cualquier razón, fue imposible adquirir el área necesaria para darle continuidad a la calzada.

Hoy, dieciocho años después, el regalo navideño para todos esos vecinos es pagar la continuación de la obra que beneficia exclusivamente a los terratenientes a lado y lado del tramo entre el río Pance y Alfaguara.

EWGHBQN
El beneficio de la primera ampliación llegó hasta el Club Comfandi y permitió mejorar las condiciones de acceso a instituciones y condominios a lado y lado de la ví

Es falso, completamente falso, que estos contribuyentes se beneficien con el actual proyecto; tan falso como pretender que tal embeleco contribuirá a desahogar el taponamiento de la movilidad del sur del área urbana de Cali. El beneficio de la primera ampliación llegó hasta el Club Comfandi y permitió mejorar las condiciones de acceso a instituciones y condominios a lado y lado de la vía. También estimuló a los ciclistas deportistas para que hicieran de su recorrido uno especialmente favorito. Lo que venga ahora no les significa a los residentes afectados nada distinto a aumentar la velocidad para ir de compras al sector de Alfaguara, mientras el creciente inventario automotor no colmate por completo la capacidad de la vía ampliada, cosa que no tomará más de un año en suceder.

las obras se hacen completas hasta dejarlas perfectamente terminadas, como tanto gozamos de admirar al visitar la Ciudad Luz.

Cuando el Barón Haussmann intervino París hacia 1860 para transformar la ciudad trazando bulevares –verdaderos bulevares- para resolver las exigencias de su jefe Napoleón III, apeló al cobro de valorización para ejecutar  las obras completas. No fue el primero en la historia urbana en apelar a este recurso para tener los fondos suficientes, pero dejó planteado y demostrado que las obras se hacen completas hasta dejarlas perfectamente terminadas, como tanto gozamos de admirar al visitar la Ciudad Luz.

Cali, en toda su historia moderna, en obras viales, no ha llegado a hacer un solo metro de calle completa sacando la plata vía valorización. Ni siquiera la avenida de Las Américas, que registra Relator como la primera calle que cobró valorización en Cali hacia 1953, ni mucho menos la agresiva invención del alcalde Ospina con esa monstruosidad de las cínicamente denominadas megaobras, para cubrir los 65 años de historia de la expansión (que no es desarrollo urbano), alimentan la esperanza de algún día –cueste lo que cueste- tener una obra decentemente completa y que sea prioritaria.

BADBVs
Los terratenientes al sur del río Pance deben estar sobándose las manos porque la gobernadora del departamento les arregló los próximos cincuenta años

CIENTO VEINTISIETE MIL CATORCE MILLONES CIENTO CINCO MIL CUATROCIENTOS SESENTA Y OCHO MILLONES

Los terratenientes al sur del río Pance deben estar sobándose las manos porque la gobernadora del departamento les arregló los próximos cincuenta años de comercialización especulativa de semejante bocado de planeta. También debe poner feliz al alcalde de Cali porque calladito le están cuadrando lo que él no se habría atrevido a cobrar. Y el Secretario de Infraestructura y Valorización del Departamento  del Valle del Cauca, debió quedar tan excitado por las Ordenanzas que le aprobó la Asamblea  Departamental para cobrar esta obra, que fue capaz de firmar la Resolución 926 de 2018 donde en el Artículo 6 establece un monto distribuible de $127.014.105.468 que escriben en letras mayúsculas, resaltadas: CIENTO VEINTISIETE MIL CATORCE MILLONES CIENTO CINCO MIL CUATROCIENTOS SESENTA Y OCHO MILLONES. Dios mío, esa cifra no existe, y un estudiante de primaria pierde aritmética si no es capaz de leer correctamente la cifra real.

Hasta se puede demandar esta convocatoria por semejante burrada.

aerdhbadf