Los falsos testigos en Colombia en el ojo del huracán

Por Redaccion el Sáb, 08/08/2020 - 1:00am
Edicion
485

qwewgre
Lo peor que la alta corrupción de la Fiscalía hace que la gente no crea en los testigos o los intereses políticos de la misma fiscalía

Redacción

Los testigos en los procesos judiciales están en el ojo del huracán por qué muchos son desmentidos, otros la justicia demora años en confirmar si las acusaciones son un montaje o ciertas y otros hasta la vida pagan por sus testimonios. Pero lo cierto es que en un país con alto índice de criminalidad, de violencia, el volumen de falsos testigos ha crecido a través del tiempo, después de los fenómenos paramilitares, delincuencia menor y con los procesos de los movimientos guerrilleros, la farcpolítica, etc.

Si la justicia le cree a un testimonio, en contra del análisis jurídico de la contraparte, queda la duda. Y quien le cree a la justicia? Recordemos que la justicia colombiana empezó a generar sentencias judiciales desde el año 2005 con fundamentos y testimonios, lo que llevó a la fábrica de extorsión y de mentiras, especialmente en aquellos criminales que no les importa pasar otros años en la cárcel.

Lo peor que la alta corrupción de la Fiscalía hace que la gente no crea en los testigos o los intereses políticos de la misma fiscalía, que genera unos resultados tan deplorables como en el caso de Sigifredo López con las FARC.

Este fue la cárcel por un falso testimonio, al ser sindicado del secuestro de los doce diputados del Valle del Cauca, siendo una víctima, y se demoró mucho tiempo la fiscalía, con la presión de los medios de comunicación y de la ciudadanía, para descubrirlo y proferir sentencia condenatoria frente al delincuente, Diego Antonio López Osorio, quien recibió sentencia condenatoria por falso testimonio. El aceptó su sentencia tras un preacuerdo que le permitió una rebaja de la condena hasta el 45%.

wewgh
Las cárceles están colmadas de falsos testimonios, cobran una plata y luego quieren sacar otra plata con la contraparte

Tras el secuestro de los diputados la guerrillera FARC que hizo el secuestro, donde once de ellos perdieron la vida, solamente quedó vivo Sigifredo López. A Sigifredo se le imputó el cargo de delito de homicidio agravado, perfidia, rebelión y toma de rehenes, estuvo recluido en un centro carcelario por tres meses por un fiscal de derechos humanos.

Son famosos los casos de la desviación de la investigación judicial acusando al señor extranjero Júbiz Hazbún, a quien los delincuentes que asesinaron a Luis Carlos Galán Sarmiento, generaron esa detención o contra el almirante Arango Bachi, donde los verdaderos oficiales de la Armada nacional, delincuentes en el tráfico de drogas, desviaron también la investigación.

Las cárceles están colmadas de falsos testimonios, cobran una plata y luego quieren sacar otra plata con la contraparte. Solo observar el entramado que lideró el abogado Diego Cadena, con afirmaciones , retractaciones, dineros, confabulaciones, etc. 

Este  caso del expresidente Álvaro Uribe con falsos testimonios, de denunciar y recoger la mentira, apenas comienza y se abre el desenmascaramiento final de la industria de falsos testimonios, generada por delincuentes, paramilitares, guerrilleros, disidentes, etc , donde no pocos ciudadanos se ven envueltos, políticos , jueces y hasta magistrados.

Caliescribe edición especial