El gran desafío del pueblo colombiano

Por Luz Betty Jime… el Sáb, 08/01/2022 - 7:12am
Edicion
557

Luz Betty Jiménez De Borrero / Pablo A. Borrero V.


Para algunos analistas en materia económica y financiera, el principal desafío para el 2022 consistirá en reducir al máximo el desempleo y el abultado déficit fiscal que afronta el país como consecuencia del crecimiento desbordado de la deuda pública. Así mismo, consideran necesario hacerle frente a la inflación que conlleva a un aumento de los precios de los productos, bienes y servicios que se ofrecen en el mercado y que elevarán el costo de vida de los consumidores colombianos, generándose con ello un mayor empobrecimiento y desigualdad social.

Así mismo, afirman que el próximo gobierno tendrá que lograr que el Congreso de la República apruebe una nueva reforma tributaria estructural, que desde luego no afecte al empresariado y le permita al Estado recaudar suficientes recursos para atender el gasto social.

Estas iniciativas encaminadas supuestamente a resolver los problemas económicos y sociales que afronta el país, tan solo tienen por objeto atenuar los efectos generados por el declive de la economía, mientras tanto se mantienen las causas que los generan en medio de la crisis económica y de la incapacidad de las clases dirigentes para orientar los asuntos de la economía en general y con las cuales se pretende maquillar el sistema capitalista que impera en Colombia.

El gran desafío del pueblo colombiano

El otro aspecto al cual se refieren los analistas políticos tiene que ver con las próximas elecciones que tendrán lugar en el país en los meses de marzo y mayo para elegir “nuevos congresistas” y presidente de la república respectivamente.

Al respecto se dice que el desafío mayor consiste en salvar “ la democracia liberal” del populismo tanto de derecha como de izquierda, que de ganar las elecciones generaría un incalculable daño a las instituciones y al crecimiento y desarrollo de la economía nacional.

Las fuerzas políticas que compiten por el poder del Estado en medio de la lucha electoral tratan de presentar sus propuestas a los potenciales electores con el fin de persuadirlos de sus bondades, aunque en el fondo persigan afianzar el régimen político en general.
Lo anterior no significa en modo alguno que todas las propuestas deban ser desatendidas o descartadas en tanto sirvan para avanzar hacia el cambio social y progresivo, sin convertirlas en un fin en sí mismo tratando con ello de apartar al pueblo de sus tareas cardinales de lucha por una sociedad más justa, equitativa e igualitaria.

Así las cosas, la conquista por el poder del Estado se convierte en un imperativo categórico porque desde allí es que se pueden realizar las reformas que requiere el país y los colombianos, lo que implica en la práctica derrotar a las fuerzas políticas que encarnan el viejo y desueto régimen político sustentado en unas relaciones económicas que privilegian la concentración de la riqueza en pocas manos, explotan económicamente el trabajo de millones de personas, discriminan y excluyen políticamente a los ciudadanos de participar en la solución de los problemas de la sociedad.

En esta ocasión se trata de preparar al pueblo para los cambios económicos, políticos y sociales que deben realizarse en el futuro a fin de garantizar la victoria sobre las fuerzas económicas y políticas que detentan el poder del Estado y aspiran reproducirse en las próximas elecciones. Además, se trata de enfrentar las concepciones económicas y políticas de estirpe neoliberal y populista con las cuales se engaña a la gente que no se atreve a desentrañar de los discursos demagógicos su verdadero contenido esencial de clase ni los propósitos de quienes se dicen representantes y defensores del pueblo que inicialmente los ha ungido con su voto mayoritario para acceder a las posiciones del Estado, desde el cual, sirven los intereses minoritarios de las clases dominantes, lo cual debe cambiar constituyéndose en la práctica en el verdadero desafío del pueblo colombiano.


Veeduría Ciudadana por La Democracia y La Convivencia Social

El Control Ciudadano Sobre la Gestión Pública es Condición Indispensable para el Ejercicio de la Democracia y la Convivencia Social

Búsqueda personalizada

Caliescribe edición especial