La recuperación de Cali

Por Luz Betty Jime… el Sáb, 07/08/2021 - 8:50am
Edicion
537

Luz Betty Jiménez De Borrero / Pablo A. Borrero V.


egr
En este caso se trata de introducir ciertos cambios no solo en la vida económica sino en la dirección, administración, control y vigilancia de los asuntos de la ciudad y de sus habitantes

La recuperación de la ciudad de Cali desde el punto de vista económico, político y social, demanda no solo de nuevos liderazgos sino de un verdadero plan integral de desarrollo dirigido a satisfacer los intereses y necesidades del conjunto de los caleños afectados con la crisis económica,  la presencia y expansión del COVID-19

En este caso se trata de introducir ciertos cambios no solo en la vida económica sino en la dirección, administración, control y vigilancia de los asuntos de la ciudad y de sus habitantes, hasta ahora en manos de una clase dirigente incompetente e interesada exclusivamente en defender sus intereses de clase, grupo social y personales por encima del interés general de que trata la Constitución Política en la parte correspondiente al ejercicio de la función pública.

En todo caso habrá que pensar y actuar sobre la base de robustecer en un todo el sector público del municipio en franca decadencia a diferencia de lo que sucede por ejemplo en la ciudad de Medellín en la que su clase dirigente se siente orgullosa de tener un sector púbico integrado por diferentes empresas estatales y en alianza con el sector privado, que contribuyen con el progreso material y espiritual de esa ciudad y de sus habitantes.

En tratándose de Cali el impacto de la crisis ha sido de tal magnitud que los proyectos del alcalde contenidos en su plan de desarrollo no serán suficientes para recuperar la economía, en una ciudad que se sostiene en principio con base en la economía de los servicios, la construcción y el comercio, mientras crecen el desempleo, la inseguridad urbana y alimentaria.

Las medidas restrictivas de todo orden agravaron la crisis que se esparció en todos los ámbitos de la vida económica y social afectando la actividad productiva y financiera y además operativa del MIO que se encuentra ad portas de su liquidación, generándose con ello graves perjuicios y problemas de movilidad y transporte que hasta ahora no han sido posibles de solucionar en lo fundamental.

Y de ahí que el proyecto de acuerdo mediante el cual se faculta al alcalde para modificar el presupuesto hasta en un 15%, no será suficiente para sacar a la ciudad de la crisis y recuperar su economía. Capítulo aparte merece la discusión sobre la inseguridad urbana que ha cobrado en el seno de la sociedad caleña una sensación de temor y de miedo con el aumento de los delitos de hurto, atracos a las residencias y asesinatos de ciudadanos indefensos que claman porque exista una mayor vigilancia en los barrios, comunas y sectores claves de la ciudad.

ert
Entretanto el gobierno se vale de múltiples recursos para no cumplir el mandato constitucional de facilitar la participación ciudadana en aquellos asuntos de interés general

A diferencia de otras ciudades, las perspectivas de mejoramiento de la situación en Cali, no parecen superarse en el corto plazo, en tanto que el alcalde elegido por una gran mayoría de ciudadanos, tan solo gobierna para una minoría que se nutre de las alianzas políticas y de la contratación oficial la cual se distribuye entre los aliados y la clientela política del burgomaestre.

Entretanto el gobierno se vale de múltiples recursos para no cumplir el mandato constitucional de facilitar la participación ciudadana en aquellos asuntos de interés general que los afectan directa o indirectamente en sus intereses individuales y sociales,

En el aspecto social y cultural, la actual administración ha contribuido a generar un ambiente de hostilidad y de deterioro de las relaciones que deben existir entre los gobernantes y los ciudadanos con el fin de resolver las contradicciones y los conflictos que tienden a polarizar a la opinión. Dicha práctica conduce a que la gobernabilidad sea cada vez mas difícil y la posibilidad de unión de los caleños para enfrentar los problemas que hoy nos aquejan sea más compleja de materializar. 


Veeduría Ciudadana por La Democracia y La Convivencia Social

El Control Ciudadano Sobre la Gestión Pública es Condición Indispensable para el Ejercicio de la Democracia y la Convivencia Social

Caliescribe edición especial