China también ve a la OTAN como una amenaza,preparada para defenderse

Por Jean Nicolás Mejía H el Sáb, 07/05/2022 - 9:49am
Edicion
574
* Jean Nicolás Mejía H.

Hoy las relaciones entre China y la OTAN, están marcadas por la desconfianza, la tensión y las acusaciones mutuas, pero por mucho tiempo no fue así. Por mucho tiempo China no tenía un interés especial por la organización; hasta que esta empezó a expandirse por toda Europa.

La OTAN empezó una escalada de expansionismo por toda Europa desde 1977 cuando ingresaron 12 países a la organización, en su mayoría, países de Europa del este, a tal punto de tocar las puertas de Eurasia y de territorios no amigables, como Rusia. 

Para muchos especialistas en seguridad, la naturaleza de la OTAN siempre ha sido defensiva, pues la consigna de su carta magna siempre ha estado marcada por la siguiente afirmación: “meterse con uno es meterse con todos”. Pero desde el proceso expansionista que ha tenido, algunos países la ven como una amenaza inminente a su seguridad, como es el caso de Rusia (la expansión de la organización ya ha tocado las puertas rusas) y aunque la frontera más próxima con   China está a miles de kilómetros aún, el país ya reconoce abiertamente su desconfianza hacia la organización. 

China también ve a la OTAN como una amenaza

Para el doctor en historia moderna, Jaime Shea -quien fuese alto funcionario en la OTAN entre 1988 y 2018- la relación entre China y la OTAN- el primer interés que tuvo el gigante asiático por la organización fue cuando esta desplegó tropas en Afganistán en 2003,     interés que luego se diluyó cuando entendieron que las fuerzas estaban allí no como una fuerza de ocupación sino como un cuerpo prestado a fines de estabilización y contraterrorismo.

Sin embargo, para Wang Huiyao, presidente de The Think Tank Centro para China y la Globalización (CGC), Beijing en principio no debería compartir intereses en común con la OTAN -lo que explica la lejanía y la falta de un sistema de cooperación bilateral-, pero empieza a ser de interés chino cuando la OTAN manifiesta que el país asiático es una “amenaza potencial”. 

Este interés radica en que ese discurso es el mismo discurso que maneja Estados Unidos no solo a nivel de seguridad internacional, sino también económico y comercial, por lo que para Wang, la OTAN es EEUU en un proceso de colonialismo y expansionismo, propio de las dinámicas del siglo XXI. En sus propias palabras, EEUU lidera a la OTAN y las directrices que allí se toman reflejan en gran medida los intereses de EEUU.

En consecuencia, para China las verdaderas intenciones de la organización - y las de EEUU- son “instalar, de facto, una rama de alianza frente a sus puertas.” Para el gobierno del gigante asiático la OTAN ha “malogrado” Europa y ahora tiene pretensiones en Eurasia y en el sudeste asiático, muy lejos de donde inicialmente se configuraron los intereses de la organización. 

China también ve a la OTAN como una amenaza

Esta afirmación, lejos de ser política puede ser real. Estados Unidos no solo ha establecido sus intereses por medio de la OTAN, también lo ha hecho con los acuerdos AUKUS (EEUU-Reino Unido-Australia) y Quad ( el Diálogo de Seguridad Cuadrilateral entre EEUU, Australia, Japón y la India), por lo que el temor se configura como la lejana posibilidad de “una OTAN global”, posibilidad que parece no ser tan lejana, cuando Lizz Truss, la secretaría de     Relaciones Exteriores del Reino Unido, se ha pronunciado recientemente a favor de una OTAN global. 

No es de extrañarse entonces, que China acuse a la OTAN - y a EEUU- de caldear los ánimos de Rusia, obligándola a hacer lo que ha venido haciendo en Ucrania, y que diga que tiene alta desconfianza de la organización, a la vez que hace exhibiciones militares de su poderío defensivo en espacio aéreo taiwanés y del sudeste marítimo asiático.

Caliescribe edición especial