Emcali – Inmel, huele raro

Por Redaccion el Sáb, 06/07/2019 - 10:00pm
Edicion
428

dfxv
es indudablemente una externalización del proceso de daños domiciliarios del componente energía

Redacción 

El acuerdo comercial firmado entre Empresas municipales de Cali e Inmel este año, mediante contrato el 22 de febrero del 2019, es indudablemente una externalización del proceso de daños domiciliarios del componente energía, que se quiere ampliar a las otras unidades, pues los daños domiciliares saldrían de la estructura del área de energía de Emcali y pasaría a un particular (Inmel), qué podría lesionar los intereses de los usuarios, porque se estaría permitiendo unas tarifas sin control por parte de ese contratista. Por ello la Procuraduría General de la Nación abrió investigación disciplinaria en contra de Gustavo Jaramillo, Gerente General de Emcali y Ángela María Gutiérrez, Gerente del componente de energía.

Este contrato fue originado precisamente por la gerencia de energía (Ing.  Gutiérrez), extralimitando  las futuras funciones del contratista, para desarrollar en un otro si, la ampliación en los servicios de telecomunicaciones, acueducto y alcantarillado.

dfsss
Durante el año 2018, Jaramillo y Gutiérrez mantuvieron engañados a los trabajadores del municipio

Durante el año 2018, Jaramillo y Gutiérrez mantuvieron engañados a los trabajadores del municipio, hasta que fue firmado este contrato de tercerización laboral, omitiendo las funciones que tiene el área formalizada de daños domiciliarios.

El problema es que actualmente no se está cobrando los usuarios y ahora en esa tercerización, empieza a cobrarse, pero lo que investiga la Procuraduría es que las tarifas sean sin control, por las diferentes actividades que se van encontrando en los diferentes daños.

Para Empresas Municipales de Cali es solamente un contrato de prestación de servicios de instalación y reparación de redes de servicios de energía, de una manera eficiente y expedita de la que puede realizar la empresa. Lo raro es que no se estructuró como una licitación pública, pues se hizo un convenio a 5 años, y ahora, podría tener unas consecuencias penales, por celebración indebida de contratos. Adicionalmente las utilidades de la empresa son muy bajas, del orden del 5%.

Esta firma Inmel ha prestado sus servicios con EPM Medellín y en otras palabras sería una empresa paralela de servicios públicos en la ciudad de Cali. Los pronósticos de la Gerente de energía, es que los servicios que prestaría Inmel a Emcali en el año 2018 alcanzaron los $1.574 millones de facturación, lo

dsfddd
La justificación es que Emcali - energía no tiene los recursos para las actividades al interior de los predios de los usuarios

que no se entiende como Inmel por $1.574 millones, arriesga un proceso de contratación directa, que es dudoso, claro, es un negocio que crecerá al interior de Emcali.

La justificación es que Emcali - energía no tiene los recursos para las actividades al interior de los predios de los usuarios, pues el 97.5% del presupuesto está para operación, inversión y funcionamiento del negocio, el 2% para recuperación de pérdidas de energía y el 0.5% en proyectos de innovación, por eso decidió tercerizar los servicios con Inmel, para que los paguen los usuarios.

Lo que Emcali está jugando allí, es en perder sus clientes, por ello bienvenida la investigación por parte de la Procuraduría General de la Nación.

Búsqueda personalizada

aerdhbadf

publicidad_banner

Cali Verde y Educada