El desperdicio tenístico de Nick Kyrgios

Por Luis Eduardo E… el Sáb, 06/07/2019 - 1:00am
Edicion
428

Luis Eduardo Echeverri Franky

Ingeniero Civil, miembro de una generación que ama el deporte


Nick Kyrgios parece que se toma las concentraciones previas a los partidos a su manera. Antes del partido de este jueves en que el australiano se midió a Rafael Nadal en Wimbledon, según indicaron varios periodistas en Twitter, el australiano pasó la noche del miércoles en un pub londinense con amigos hasta altas horas de la madrugada… Kyrgios es provocador y rebelde por naturaleza, y se sale de la norma en muchos aspectos.

El tenista australiano tiene sus propios métodos para calentar los partidos y así lo demuestra, no sólo con sus hábitos sino con las declaraciones de los últimos días.

 Aseguró el australiano que no se tomaría una cerveza con Nadal precisamente en el 'Dog & Fox', el pub donde quiso pasar la noche antes al gran partido, que se disputó este jueves en la pista central del All England Club desde las 19:00 horas londinenses. Nadal, por su parte, no quiso entrar en las provocaciones de Kyrgios y le despachó con elegancia: "Soy demasiado viejo para estas cosas", dijo en rueda de prensa.

Durante el pasado Masters 1000 de Roma, Kyrgios fue descalificado tras lanzar una de las sillas al centro de la pista en un ‘calentón’ durante su partido de segunda ronda ante el noruego Casper Ruud, en lo que fue el enésimo escándalo protagonizado por el ‘enfant terrible’ del tenis mundial. 

Es de reconocimiento general que Kyrgios ha mostrado su apatía decenas de veces sobre la pista, e inclusive dejándose ganar de forma descarada.

A todas luces es desconcertante como inconcebible que un tenista lleno de talento presente en el campo y fuera de él cantidad de indisciplinas con su comportamiento… se recuerda bien cómo en su debut en Roma se las tuvo con el ruso Daniil Medvedev, a quien desquició con saques de cuchara y golpes entre las piernas hasta el punto de romper la raqueta contra el suelo. E igualmente como logró sacar de sus casillas a alguien tan calmado y educado como Rafa Nadal. Fue en febrero, con motivo del partido de octavos de final del torneo de Acapulco.

Kyrgios levantó tres bolas de partido para acabar imponiéndose tras una batalla épica marcada, eso sí, por un irrespetuoso saque de cuchara que no sentó nada bien al de Manacor, que le recriminó después en rueda de prensa que no tenía “respeto al público, al rival y hacia sí mismo”. La respuesta de Kyrgios no se hizo esperar :  "Yo no puedo respetar a alguien por pasar la pelota por encima de la red".

lmk

El partido de este jueves en Wimbledon tenía entonces todos los ingredientes de ser un espectáculo reconocido ó no, de una u otra forma… Y Nadal superó el 'show' (y la calidad) de Kyrgios para pasar a tercera ronda de Wimbledon.

Rafael Nadal derrotó a un Nick Kyrgios, que en cuanto dejó de protestar y se centró le creó muchos problemas. Forzó el 'tie-break' en los dos últimos sets, pero ahí el español fue mejor … sin embargo, el talentoso y muy polémico australiano Nick Kyrgios no perdió tiempo en hacer insólitas acciones que dejaron sin aliento al público presente. Perdiendo 2-5 en el primer set, el australiano dejó petrificado a Nadal con un suave saque por abajo que terminó en ace. 

Finalmente Nadal (2º del Ranking ATP),  tuvo que sudar para imponerse ante Kyrgios (43º. Ranking ATP) por marcadores 6-3, 3-6, 7-6 (5) y 7-6 (3) y se metió en la tercera ronda del Grand Slam británico.

 

Búsqueda personalizada

aerdhbadf

publicidad_banner

Cali Verde y Educada