Globalización, sistema internacional…

Por Jean Nicolás Mejía H el Sáb, 06/03/2021 - 10:53pm
Edicion
515

Jean Nicolás Mejía H

Profesional Ciencias políticas - Pontificia Universidad Javeriana Bogotá. 28 años,  Máster en cooperación internacional y organizaciones internacionales de la Universitat de Barcelona


hghkj
El sistema internacional contemporáneo tardó décadas en consolidarse

El sistema internacional

Los procesos de globalización han avanzado tan rápida y precipitadamente, que el sistema internacional no ha tenido ni el tiempo ni el espacio para adaptarse, lo que ha causado inestabilidad internacional.

El sistema internacional contemporáneo tardó décadas en consolidarse. Un modelo de libre mercado y de intercambio bajo las dinámicas del capital y la propiedad privada, que aportara la estructura para la creación de un sistema laboral que funciona bajo las reglas propias de la oferta y la demanda; una oferta de fuerza laboral y una demanda de empleos en distintos sectores y muy diversos.

Consecuentemente todo es un gran sistema, en donde todas las partes son dependientes entre sí. El sistema educativo por ejemplo se nutre de la necesidad de los futuros empleados de profesionalizarse y ser más competitivos, y a su vez es un espacio de construcción de pensamiento crítico que también aporta empleo y nuevas oportunidades. El sistema económico, a su vez, provee las reglas de juego y constituye la base del funcionamiento relativo del sistema internacional actual.

Y por un tiempo, la fórmula funcionaba. El sistema estaba diseñado para recompensar de manera económica y social a las personas que proporcionalmente tuvieran cierto nivel educativo, pero también a aquellas que trabajaran sin descanso y por muchos años iban escalando profesionalmente. Las generaciones anteriores gozaron de la bonanza de la consolidación del sistema de mercado, pero cuando llegó el golpe de las tecnologías, las telecomunicaciones y la red, el sistema empezó a mostrar más síntomas de agonía.

wetrht
El sistema estaba diseñado para recompensar de manera económica y social a las personas

 El sistema laboral es una compleja red

Además de basarse en la fuerza de la oferta laboral y la demanda de empleo, adopta procesos que marcan las reglas de juego entre los actores, que normalmente regula un tercero -otro actor- como un estado o un organismo internacional. Es por eso por lo que es normal que a través de los años se adopten nuevos procesos y regulaciones.

Precisamente, el surgimiento de las herramientas propias de la globalización -tecnologías, las telecomunicaciones y la red- empezó a generar un cambio a nivel estructural: la naturaleza propia del sistema internacional, lo que desencadena a su vez una serie de cambios a nivel social porque define los comportamientos y reglas de convivencia, a nivel económico porque legitima el modelo del capital y la riqueza, a nivel político porque se puede influir directamente sobre los procesos, sobre el propio sistema.

El cambio a nivel estructural se da porque las telecomunicaciones y las redes abrieron un mercado laboral igual e inclusive más grande en términos económicos, sociales y políticos que el mundo físico y el clásico sistema laboral empleado/ empleador del siglo XX, y en los últimos años se ha desarrollado de manera exponencial y desmedida, partiendo a la mitad la lógica de la oferta y demanda laboral.

Cuando esta apertura tiene tales dimensiones, es natural que termine por afectar de manera directa a las demás partes, como el sistema educativo o el sistema financiero y económico. De repente ante el impacto que estaba teniendo la tecnología en la vida de las personas a nivel global, todo el capital empezó a ir a empresas privadas del sector de las tecnologías, y hacia las personas que ganan dinero de una forma u otra a través del uso de las herramientas digitales. Dejó de ser de lo emporios económicos tradicionales: sectores extractivos o la banca. 

ewgrb
Esto pudo haber tenido ya consecuencias directas en el actual mercado de fuerza laboral

El desarrollo de herramientas a nivel digital

Bajo las nuevas reglas, para el éxito profesional y económico no hace falta ni un alto nivel de profesionalización y especialización, ni muchos años de experiencia laboral acumulados. Pero si se intuye que el desarrollo de herramientas a nivel digital sea importante para sobrevivir a los cambios constantes de las reglas de juego del sistema internacional.

Esto pudo haber tenido ya consecuencias directas en el actual mercado de fuerza laboral, ya que mientras que una parte de esta generación se preparó laboralmente y se capacitó, otra, que por sus dinámicas sociales no pudo desarrollarse, y por el contrario vive en condiciones precarias como la pobreza. Y ambas partes atrapadas en el mismo dilema, el del desempleo.

 Los índices de profesionales jóvenes en países de todo el mundo en condición de desempleo son alarmantemente elevados. Países de la OCDE como España y Colombia registran tasas que van desde el 43,9% y el 28,2% en desempleo de la población juvenil, respectivamente. Esto solo indica la falla e incapacidad del sistema de adaptarse a los nuevos cambios.

¿Hacia dónde va entonces el sistema laboral?

La pregunta lógica es ¿hacia dónde va entonces el sistema laboral? Pues termina adoptando a la fuerza las nuevas herramientas y dinámicas o termina colapsando todo el sistema. De nuevo, la base del sistema internacional y su relativa estabilidad dependen vitalmente del funcionamiento del sistema económico y comercial internacional, por lo que es una prioridad empezar a aportar soluciones estructurales para impulsar un nuevo periodo de bonanza y oportunidades.

utgyh
Una solución estructural, es una verdadera y real alianza público-privada

Una solución estructural es cuando se ofrecen oportunidades de educación a muchas personas, (ya sea por inversión pública o privada) que, a modo de inversión al futuro, será fuerza laboral capacitada, profesional y proactiva que potenciará la economía de los países, de las regiones y por ende de todo el sistema. A la vez, que se apoyen proyectos de emprendimiento y crecimiento económico diversificado y sin fronteras (ya sea por iniciativa pública o iniciativa privada), la cantidad de nuevas oportunidades derivadas de la tecnología aprovechadas a su vez proporcionan estabilidad general porque promueven capital y bonanza económica.

 Una solución estructural, es una verdadera y real alianza público-privada (que nunca se ha dado de manera seria ni a nivel local ni a nivel internacional) para iniciar el rescate del sistema laboral actual aportando nuevas soluciones globales y nuevas reglas de juego más justas. Esa es la clave para salvar al sistema de un colapso por esa incapacidad de adaptarse a esas consecuencias de la globalización.

Caliescribe edición especial