El suelo fértil

Por Nicolas Ramos Gómez el Sáb, 05/12/2020 - 4:43pm
Edicion
502

wethy
A lo anterior se suma lo que tomamos del libro El Planeta Inhóspito: “El suelo fértil

Nicolás Ramos G

Ingeniero Civil , ex gerente de Emcali y ex Presidente de la SMP


Es preocupante que la producción de alimentos disminuya por el incremento de la temperatura ambiente, comparado con el crecimiento poblacional. Está pérdida es de un 10% por cada grado de aumento de la temperatura, lo cual indica que para el año 2050, si sigue el calentamiento global, la producción de alimentos habrá disminuido un 50% y la población humana habrá aumentado.

A lo anterior se suma lo que tomamos del libro El Planeta Inhóspito: “El suelo fértil, aunque cueste creerlo, está literalmente desapareciendo y lo hace a un ritmo de 75.000 millones de toneladas año. En Estados Unidos, la velocidad de la erosión es diez veces mayor que la de reposición; en China e India, es entre treinta y cuarenta veces mayor.”

En Colombia la pérdida del suelo fértil es también preocupante, se estima en 40 kilos por hectárea año. Ese color rojo del agua espesa de los ríos Cauca y Magdalena es la tierra que luego hay que dragar en Bocas de Ceniza para que Barranquilla pueda ser puerto marítimo.

wetr
Es lamentable no poder anunciar novedades que mejoren nuestra calidad de vida

Es lamentable no poder anunciar novedades que mejoren nuestra calidad de vida, iniciando por la urgente mejora en la educación, algo básico e indispensable para desarrollar tecnologías que nos permitan agregar valor a nuestros productos primarios.

La pandemia del coronavirus anticipó los cambios en el proceso productivo del país porque alteró la economía y los ingresos de las familias que se han visto obligadas a ahorrar al máximo, lo cual unido al calentamiento global que afecta no solo el comportamiento del clima, nos lleva a pensar en la necesidad urgente del ahorro de los recursos finitos de la Tierra y cambiar el concepto de que el crecimiento del PIB es desarrollo, cuando solo es el consumo acelerado de esos recursos finitos. Ya lo dicho por Thomas Malthus de que el crecimiento en el largo plazo era imposible, se está cumpliendo. Así, el agotamiento de la tierra fértil acelerará la hambruna.  

Todos, gobiernos y ciudadanos, estamos en el deber, más que urgente, de mirar el futuro con las acciones de ahorrar y reciclar al máximo, las cuales significan un cambio en la conducta para que la calidad de vida en el Planeta no desmejore aceleradamente y los humanos podamos permanecer más tiempo en él. Es decir, volviendo a Esopo, portarnos como la hormiga y olvidarlo hacerlo como la cigarra

 

Caliescribe edición especial