Una nueva arquitectura

Por Benjamin Barne… el Sáb, 05/02/2022 - 6:34pm
Edicion
561

Por Benjamín Barney Caldas 

Arquitecto de la Universidad de los Andes con maestría en historia de la Universidad del Valle y especializaciones en la San Buenaventura. Ha sido docente en los Andes y en su Taller Internacional de Cartagena; en Cali en Univalle, la San Buenaventura y la Javeriana, en Armenia en La Gran Colombia, en el ISAD en Chihuahua, y continua siéndolo en la Escuela de arquitectura y diseño, Isthmus, en Panamá. Miembro de la Sociedad Colombiana de Arquitectos, la Sociedad de Mejoras Públicas de Cali y la Fundación Salmona. Escribe en El País desde 1998, y en Caliescribe.com desde 2011


El edificio Atrio, en Bogotá, diseñado por Richard Rogers, Premio Pritzker 2007, y quien murió el 18/12/2021, genera comentarios, como los de algunos colegas en el sentido de que “continúa una tradición de que lo mejor viene de afuera y que lo que se hace en Colombia es de menor calidad; una actitud de colonialismo interno.”  “Especulación urbana.” “Es una manifestación más de gran escala en Colombia del orden socioeconómico actual, mucho más preciso y aterrizado que casos anteriores [y] hay que conocerlo para ver cual es el aporte en espacio público aprovechable, de calidad y público de verdad.“ Comentarios que vale la pena confrontar y sacar conclusiones pertinentes.

El hecho es que el arribismo cultural en el que ha caído la arquitectura de los países más pendientes de seguir a Europa en lugar de mirar mejor lo regional, propio y apropiado, partiendo de  los desafíos que tiene la arquitectura de frente a la sobre explotación de los recursos naturales y al calentamiento global, y considerando que la climatización pasiva ya había sido abordada por las culturas que habitaban el Nuevo Mundo al que llegaron españoles y portugueses, a lo que hay que agregar el deber de conocer mucho mejor de qué manera influenciaron a nuestra arquitectura colonial y cuánto podemos aprender de ella respecto al cambio climático, en especial en el trópico americano.

Una nueva arquitectura

Repensar la arquitectura en Hispanoamérica es un objetivo urgente para esta profesión, actualmente sin duda en crisis, y considerando además el rápido crecimiento de muchas de sus ciudades. Hay que buscar que la arquitectura, en tanto arte y técnica, vuelva a ser sostenible, contextual y emocionante, en su emplazamiento, función, construcción y forma, y además considerando su probable remodelación posterior, o directamente hacerla a partir de los edificios existentes cuya demolición (muchas veces innecesaria) hay que evitar en lo posible, y por lo contrario lo pertinente es restaurarlos, reforzarlos, actualizarlos, redistribuirlos o remodelarlos a fondo.

Lo cual lleva a una diferente manera de proyectar y por lo tanto a repensar a fondo su enseñanza/aprendizaje en las universidades. En esta dirección apunta el trabajo del profesor Andrés Erazo Barco de la Universidad de San Buenaventura en Cali, quien con Manuel Mendes de la Universidad de Porto y Antonio Armesto de la Universidad Politécnica de Cataluña, realizaron una exposición al respecto (El carácter de la tradición  en la arquitectura de Barney, Távora y Coderch,  2019, en el Museo La Tertulia de Cali) enfocada acertadamente a cómo reinterpretar la tradición desde la modernidad poniendo tres ejemplos, una casa en España, otra en Portugal y otra en Colombia.

Una nueva arquitectura

Además, a inicios de la tercera década del siglo XXI es muy importante que se escriba más sobre arquitectura y ciudad en los medios de comunicación, ya que más de la mitad de la población del mundo vive en ellas y en muchos países, como Colombia, cerca de las tres cuartas partes. Columnas de opinión sobre la ciudad y su arquitectura que, superando los desafíos actuales que tienen los medios tradicionales de difusión de la arquitectura (cada vez  hay menos revistas de arquitectura), permitan que muchos más de los actuales habitantes de las ciudades se conviertan en urbanitas y por tanto en reales ciudadanos preocupados por su ciudad, como artefacto, y por lo tanto por la arquitectura en ella.

Caliescribe edición especial