Embajadores en Italia y la Santa Sede del Vaticano: Falta de previsión

Por Guillermo E. U… el Sáb, 05/02/2022 - 7:16am
Edicion
561

Por Guillermo E. Ulloa Tenorio

Economista de la Universidad Jesuita College of the Holy Cross en Estados Unidos, diplomado en alta dirección empresarial INALDE y Universidad de la Sabana. Gerente General INVICALI, INDUSTRIA DE LICORES DEL VALLE, Secretario General de la Alcaldía. Ha ocupado posiciones de alta gerencia en el sector privado financiero y comercial.


No precisamente me voy a referir al craso error de la estrella de nuestra selección de fútbol. Cometió un error de percepción, ante el ataque de contragolpe del conjunto peruano, oportunidad aprovechada por errores defensivos, resultando en probable eliminación de calificar al próximo mundial en Qatar.

Pero sí me referiré a dos recientes hechos en la diplomacia nacional que marcan una falta de previsión de nuestros embajadores en Italia y la Santa Sede del Vaticano.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, mejor conocido por sus siglas FAO, con sede en Roma, Italia, emitió concepto desfavorable sobre Colombia en reciente informe denominado “Puntos críticos de hambruna, alertas tempranas sobre inseguridad alimentaria”. En el mencionado informe colocó a Colombia dentro del mapa de países con mayor riesgo alimentario del mundo.

Curiosamente, el sesgado informe, no hace mención sobre la verdadera crisis alimentaria en Venezuela, ni mucho menos Corea del Norte, argumentando falta de información de estos dos países. Pero, si ubica a Colombia, como el único país en Latinoamérica, dentro de la lista de 20 naciones, 15 de ellas primordialmente en África Central, una en el medio oriente, dos en Asia y Honduras en Centro América.

Es la primera vez que compartimos escenario global con países, de reconocida hambruna, como Afganistán, Somalia, Etiopia, Congo, Sudan y Myanmar, entre otros.

Una vez dado a conocer mundialmente el informe, tanto Minagricultura, como la Vicepresidente – Canciller, expresaron inconformidad y el vocero de la oficina en Bogotá presentó debidas excusas, no obstante, el daño era inminente, ante la prensa local y lógicamente sin el impacto mediático global.

Las preguntas, son sencillas ¿Dónde estaba la actual embajadora de Colombia en Italia, Gloria Ramírez, cuando se elaboraba el informe? ¿Por qué no se había enterado, ella y su equipo de trabajo, del nefasto enfoque y perjudicial contenido del informe antes de su divulgación? La Señora embajadora, profesional exitosa como asesora de comunicación y estrategia de candidatos presidenciales, incluido Iván Duque, y alcaldes, como Andrés Pastrana, entre otros, le faltó instinto investigativo, y quizá lo mas importante tacto diplomático relacionista con los despachos que desde Roma formulan este tipo de documentos.

El tercer error diplomático le cae al embajador ante la Santa Sede, el pereirano, Jorge Mario Eastman Robledo, hijo de ilustre político, ministro de Misael Pastrana y Julio Cesar Turbay, y antecesor de la actual secretaria general de la Presidencia María Paula Correa, posición desde donde se maneja el “computador de palacio”, herramienta de mapa político de cargos y sus correspondientes apoyos de influyentes padrinos.

Embajadores en Italia y la Santa Sede del Vaticano:  Falta de previsión

¿Por qué no impidió ante la Santa Sede la visita del candidato Petro con el Pontífice? ¿Acaso su embajada no se daba cuenta del error político de conceder la visita, en año electoral, a quien hasta ahora encabeza las encuestas? Un craso error de olfato y tacto diplomático, pues tienen el mismo privilegio y derecho la veintena de candidatos presidenciales en búsqueda de la bendición papal y la imagen que el Sagrado Corazón, patrono de la nación, seguirá cobijando la democracia nacional.

La Vicepresidente – Canciller y sus embajadores, al igual que Ospina, el bueno, cometieron errores de arqueros que lamentaremos los próximos cuatro años.

Búsqueda personalizada

Caliescribe edición especial