Un hombre grande como muy pocos: Álvaro Gómez Hurtado

Por Ramiro Varela … el Mié, 04/11/2020 - 3:09pm
Edicion
497

 


Por Ramiro Varela Marmolejo 
Director de Caliescribe

 

 


Conversatorio sobre  la vida de  Álvaro Gómez Hurtado con Carlos Holguín Sardi, ex ministro, ex senador, ex gobernador del Valle y  ex alcalde de Cali. 

  •  Un hombre muy humano, un estadista, un filósofo, un historiador, un doctrinante,  un periodista… Un hombre grande como muy pocos.
  • Álvaro nunca cambió sus principios, siempre los tuvo, así se jugó su destino
  • Uno de los motivos de distanciamiento de Álvaro frente al Presidente Lleras, la reforma del 68; a juicio de Álvaro,  era estatista y excesivamente presidencialista
  • La esperanza de los alvaristas que al final del Frente nacional, en el 74, el  candidato y el Presidente pudiera ser Álvaro Gómez, pero esa puerta se volvía a cerrar, en la medida en que se opuso a la candidatura de Pastrana y apoyó a Sourdis.
  • Desarrollismo, un modelo de industrialización, exportaciones de comercio exterior,  de urbanización, el momento de la vivienda y Álvaro empaqueta todo eso en una propuesta  para el país, claramente desarrollista
  • El país pierde otra vez una oportunidad única, como creo que la había perdido en 1953 como la perdió en 1960 y como la vuelve a perder en el 74, no obstante lo que había logrado Pastrana en el desarrollo
  • Hay que recordar momentos fulgurantes de la participación  parlamentaria de Álvaro: por ejemplo los debates contra la reforma agraria en el gobierno Lleras, de una brillantez  y extraordinaria concepción filosófica, práctica, y programática
  • Elección popular de alcaldes : Meterle pueblo a la democracia, él vivía obsesionado por eso, que tuviese más participación, se manifestara, fuera más consultado,  y en su campaña del desarrollismo, la del 74 lo volvió un postulado y luego vuelve cuando defiende y saca adelante, en los años 86 la reforma para establecer la elección popular.
  • Empieza a ser un crítico muy fuerte de la clase política y de los partidos tradicionales, ese pensamiento lo va evolucionando con él, lo convierte en sinónimo de algo muy grave que le está pasando al país, ha caído en manos de un régimen de complicidades
  • Y el acuerdo sobre lo fundamental, era más un mensaje de decirle al país entendámonos, pongámonos de acuerdo en algo, pero nunca se pudo concretar

 

sdtfyui

Álvaro Gómez Hurtado, 25 años de su asesinato, recuérdele a las nuevas generaciones, quien fue el Dr. Gómez…?

Gracias, y un saludo muy especial a todos los que nos hacen el honor de acompañarnos, que bueno tener esta compañía tan cálida y representativa de  buenos amigos y de seguidores de las ideas imperecederas de Álvaro Gómez.

Lo primero que hay que sobre Álvaro a mi modo de ver es que difícilmente uno encuentra a una persona más polifacética, yo por lo menos no he encontrado nadie que siquiera se asemeje.  Polifacético en el sentido de que era un hombre muy humano, era un estadista,  un filósofo, era un historiador, un doctrinante,  un periodista, en fin, sería muy largo enumerar todas y cada una de las facetas de su personalidad.

¿Cómo fue su inicio en la política y sus primeros recuerdos de cómo se convirtió en un joven seguidor…?

Yo ingresé en la política muy joven, mi primera campaña en serio fue en el año  60, teníamos un comando de juventudes todavía laureanistas, recorríamos el Valle del Cauca, defendiendo las tesis del frente nacional y de  la convivencia y de la paz que por entonces no era fácil, al fin y al cabo veníamos de un periodo de mucho enfrentamiento.

weryut
Álvaro asumió las banderas ya del alvarismo, en ese momento fue alvaroalzatismo

En una de esas ocasiones vino al directorio nacional al Valle y allí tuve la  oportunidad de conocer personalmente a Álvaro y después cuando ya me  hice cargo, por decirlo de alguna manera, el Alvarismo en el año 66, los vínculos fueron mucho más estrechos. Recuerdo que en ese entonces vino a  ayudarme a mi elección como Representante a la Cámara, hicimos una gira en un carrito destartalado que yo tenía en ese entonces, y que me daba pena llevar a semejante figura, hicimos ese recorrido él, Gerardo Bedoya Borrero  y yo, y ya regresando a Cali lo dejamos en la aeropuerto para que regresara Bogotá, y seguimos Gerardo y yo, y el carrito sacó la mano,  y hasta allí llego el carrito.

Esa fue como la primera vez digamos, de una convivencia, porque fueron dos días recorriendo distintos municipios del Valle y gozando las enseñanzas de todo lo que Álvaro contaba, instruía, después hubo una amistad que se prolongó en el tiempo.

Año 1966 elección de Carlos Lleras y muy joven usted aspirando a la Cámara de Representantes ¿Cuál fue la tesis de Álvaro Gómez en esa campaña?

Fue el momento en que se quebró la historia, digamos así, el Dr. Laureano Gómez con quien habíamos  tenido oportunidad de platicar, en una o dos ocasiones con algo de juventudes de la Javeriana, había muerto en el año 65 y Álvaro asumió las banderas ya del alvarismo, en ese momento fue alvaroalzatismo, porque hubo una conjunción, entre el alzatismo que venía de ospinaalzatismo  y en el 60 murió Gilberto Alzate Avendaño, y los alzatistas no se entendieron con Ospina, e hicieron coalición con Álvaro dentro del partido conservador. El tema era básicamente la candidatura Presidencial de Carlos Lleras y Álvaro pues se oponía radicalmente a esa candidatura, pues tenía motivos de carácter doctrinario fundamentalmente para ponerse en esa postura, no era solamente por los rezagos del antiguo sectarismo, como algunos lo interpretaron, sino básicamente porque para Álvaro, Carlos Lleras era demasiado estatista, no tanto como socialista, pero sí muy estatista, de un pensamiento en que mucho lo tenia que hacer el estado, y el otro motivo es que era un agrarista, por lo que consideraba Carlos Lleras,  que el desarrollóo de Colombia necesariamente tenía que pasar por una reforma agraria integral y todo ese cuento de los agrarista de esa época.

El laureanismo y el alvarismo estaban desde hace muchos años, desde el gobierno de Laureano, en otra posición doctrinaria, que había dejado como legado el plan de desarrollo de Laureano, dirigido por el profesor Lauchlin Currie, que era todo lo contrario, era industrialización, fomento a las exportaciones, urbanismo,  modernización del país.

Ese  pensamiento que nació en el gobierno de Mariano Ospina y se concretó en el gobierno de Laureano, fue conservado por  Rojas Pinilla y Alberto Lleras lo asumió de nuevo cuando llegó, como Presidente del Frente nacional. En el año 60 y este es un punto que los historiadores no recogen mucho, pero que sobre el cual vale la pena profundizar muchísimo, en los años 60 el laureanismo pierde las elecciones, frente a los ospinoalzatismo, que  lo arrasan,  y Alberto Lleras cambia de coalición, deja de ser la coalición con el laureanismo ( que pasaría a ser alvarismo por la enfermedad de Laureano Gomez ) ,  y pasa a la coalición con el ospinismoalzatismo, con una consecuencia, que cambió el programa económico.

El protagonismo lo adquiere Carlos Lleras, quien mete a Alberto Lleras y al gobierno de entonces, en el tema agrarista (reforma agraria )  y eso va distanciando a Álvaro Gómez, más aún de Carlos Lleras;  hasta el punto de que cuando Carlos Lleras es candidato a la presidencia, Álvaro Gómez esta a miles de kilómetros de distancia, no obstante que algunos como Alberto Dangond,  Álvaro H. Caicedo, hicieron muchos esfuerzos por tratar de ver cómo se conciliaba a Carlos Lleras con Álvaro Gómez, eso fue imposible, era el agua y el aceite.

vuyio

Y eso pues naturalmente tiene una consecuencia ulterior muy grande, que el último Presidente lógico del frente nacional, tenía que ser Álvaro Gómez, pero por su oposición a Carlos Lleras en el 66,  obviamente Lleras desde la presidencia hace alianza con Ospina, termina surgiendo la candidatura a la presidencia de Misael Pastrana, y Álvaro Gómez pierde esa oportunidad. 

¿Cómo los dirigía a ustedes Alvaro Gomez tenía una bancada parlamentaria importante?

Álvaro nunca cambió sus principios, siempre los tuvo, así se jugó su destino, con esa oposición que como digo, no obedecía un sentimiento sectario de aquella época del 46 y el Congreso aquel de los pitos y  de los muertos de la violencia liberal conservadora, toda aquella cosa horrible de ese entonces, sino que obedecía principalmente a una posición doctrinaria. Llegamos al Congreso, éramos la oposición, una oposición radical, muy fuerte, muy doctrinaria e intelectual

Y era  configuradas extraordinarias las que formaban parte de esa bancada alvarista, con el propio Álvaro al frente, y la verdad es que fue una época de una brillantez y de una exigencia intelectual muy grande, yo creo que no volví a ver durante tanto tiempo que permanecí en el Congreso, no volví a ver un Congreso tan extraordinariamente importante, ilustrado, filosófico, conceptual como ese del 66 al 70. Vino la Reforma Constitucional del 68, propuesta por Lleras, de nuevo vuelve a plantearse uno de los motivos de distanciamiento de Álvaro frente al Presidente Lleras, la reforma del 68 a juicio de Álvaro,  era estatista y era excesivamente presidencialista, le quitaba al Congreso la iniciativa en el gasto público y concentraba mucho poder en el ejecutivo, y eso no solamente repercutió en la misma estructura constitucional, sino que también en la organización del Estado.

253w6erit
Todo ese fenómeno de la convención conservadora del 70,  la convención del empate ( 278 votos Pastrana y 278 votos Sourdis )

Yo decía en ese entonces que Carlos Lleras y su gobierno cada vez que había un problema, creaban un Instituto nacional, hacía falta agua y crearon Insfopal, faltaban escuelas y creó el Instituto  de construcciones escolares, necesitaba el desarrollo del deporte y creó Coldeportes y así a cada problema le creaban un instituto descentralizado, pero totalmente centralizado en Bogotá.

¿Usted representó al Alvarismo en la alcaldía de Cali y en el Ministerio de Comunicaciones, 1970 - 1974?

Todo ese fenómeno de la convención conservadora del 70,  la convención del empate ( 278 votos Pastrana y 278 votos Sourdis ) , una convención donde se enfrenta el antiguo ospinismo, los hombres de mayor confianza del Dr. Ospina Pérez, con su candidato que era el Dr. Pastrana; enfrentados con el Dr. Evaristo Sourdis. El Dr. Gómez y el alvarismo en general, muy impulsados por los costeños alvaristas que en ese entonces tenían una gran preponderancia e influencia como era Hugo Escobar Sierra, Reimundo Emiliani, Araujo, que resuelven apoyar a Evaristo Sourdis y un grupo de jóvenes alvaristas de los que acabamos de llegar a la Cámara, nos distanciamos de esa posición, no la compartimos, lo consideramos un error político del Dr. Gómez,  que de nuevo con eso se volvía a cerrar las puertas para llegar a la Presidencia de la República y pues se sabía que Ospina impondría a Pastrana.

La  esperanza de los alvaristas que al final del Frente nacional, en el 74, el  candidato y el Presidente pudiera ser Álvaro Gómez, pero esa puerta se volvía a cerrar, en la medida en que se opuso a la candidatura de Pastrana y apoyó a Sourdis. Yo no participé en eso, de frente me distancié de esa posición, se lo dije al Dr.Gómez en todas las formas,  el Dr.Gómez creo que  ya no vuelve en el 70 al Congreso  y después en el gobierno de Pastrana el alvarismo, estaba representado por Miguel Escobar Méndez en el Ministerio de Justicia. En el año 73 se retira  y a mí me nombran Ministro de Comunicaciones, probablemente por esa cuota, pues yo no obstante haberme distanciado de esa política del sourdismo en el 70, seguía perteneciendo  y tenía muy buenas relaciones con el Dr. Gómez, mantenía una amistad con él y comunicación, y efectivamente él también me entendió y yo lo que quise hacer desde el Ministerio en la medida de las posibilidades, era ayudar para que su candidatura fuera viable.

En 1974 Gómez como candidato presidencial contra López,  genera el  concepto ideológico, político, económico y social, el desarrollismo, muchos historiadores lo unen con Margaret Thatcher y con Ronald Reagan en la década de los 80. En que consistía….

Creo que ese fue un momento iluminado del Dr. Álvaro Gómez al proponerle al país un poco lo mismo  de lo que veníamos hablando,  que por cierto Pastrana lo incorpora a su plan de desarrollo “Las cuatro estrategias “ , es lo mismo un modelo de industrialización,  exportaciones de comercio exterior,  de urbanización, el momento de la vivienda y Álvaro empaqueta todo eso en una propuesta  para el país, claramente desarrollista. En ese entonces el desarrollismo estaba de moda en América Latina por el éxito de  Kubitschek en el Brasil, quien había  planteado la operación Panamericana, se creó el BID  y esa operación Panamericana fue lo que hizo dar un salto al Brasil en su desarrollo, grandes proyectos de construcción, industria de automóviles, símbolo para decir cualquier cosa es Brasilia que surgió de allí de ese gobierno, de ese programa.

uyyi

Álvaro consecuente con lo  que había sido su pensamiento durante todos estos años, formula el desarrollismo, eso se lo estigmatiza el Partido Liberal, lo bombardean por ser hijo de Laureano y por ser desarrollista, la prensa, la radio, todo se viene contra esa propuesta, hacen el desarrollismo sinónimo de todo lo malo que puede haber en economía, y asustan a la gente, no solamente porque él era el propulsor del desarrollismo.

El país pierde otra vez una oportunidad única, como creo que la había perdido en 1953 como la perdió en 1960 y como la vuelve a perder en el 74, no obstante lo que había logrado Pastrana en desarrollo y por cierto que como ministro de comunicaciones, en el ánimo de apoyar sutilmente la candidatura de Álvaro, nos inventamos una campaña publicitaria que se llamaba “El progreso debe continuar”, era un mensaje de todo el progreso que había logrado el Presidente Pastrana, que debía continuar. Eso me ganó el honroso título de ministro “Goebbels” ( padre de la propaganda alemana  y  gran arquitecto del ascenso al poder de los nazis ) , en un editorial que me dedicó el Dr. Alberto Lleras Camargo, en el Tiempo, a raíz de esa posición.

En el gobierno  de López Michelsen, Cornelio Reyes por el Valle del Cauca entra como  Ministro de Gobierno y usted tiene la oportunidad como Gobernador del Valle en 1976, hacer esa gobernación tan exitosa, ¿Todo eso tuvo el apoyo de Álvaro Gómez? 

ewtryuti7
La verdad es que a Cornelio le costó mucho trabajo convencer a López de que me nombrará gobernador

La verdad es que a Cornelio le costó mucho trabajo convencer a López de que me nombrará gobernador y yo creo  que detrás estaba Álvaro, evidentemente, no creo que Cornelio tomará una decisión de esas, pero yo creo que Álvaro para ese entonces estaba fuera del país, estuvo un tiempo por fuera, la verdad es que no lo recuerdo, el alvarismo aquí en el Valle, defendía al gobierno de López, se había hecho la coalición entre López y el alvarismo y esa coalición se había radicalizado mucho más con motivo del famoso tábano de doña Berta ( Hernández de Ospina Perez) , que hizo que el ospinismo se retirara del gobierno, entonces el gobierno quedó en manos de la parte conservadora.

Recuerda que estamos hablando todavía de paridad constitucional, la parte conservadora quedó en manos del alvarismo, no tengo muy presente que pasó en los últimos años del gobierno de López. Ya había la candidatura de Belisario apoyada por Álvaro y Pastrana, el triunfo de Turbay y Álvaro siempre está allí, pues es el jefe incuestionable y con el partido unido, como está,  para apoyar a Belisario pues es jefe del partido, no solamente del alvarismo.

Usted se vuelve a encontrar a Álvaro Gómez en el Senado en la década del 80, impulsando las reformas constitucionales, la elección popular de alcaldes en 1986…. 

Siempre la brillantez de Álvaro, sus iniciativas, fueron muchas las iniciativas que él llevó, que la bancada conservadora llevaba, entre ellas una de las primeras reformas la justicia, en el gobierno de López se había apoyado la pequeña constituyente para reformar el régimen territorial y la justicia en Colombia, esa pequeña constituyente se frustró, la Corte no la dejo pasar. Y después el trabajo siempre diligente de Álvaro que se concreta ya en el gobierno de Belisario con la elección popular de alcaldes, lo cual él se empeña, cree que es un instrumento hábil para conseguir la paz, que permitirá la expresión democrática del pueblo.

Hay que recordar momentos fulgurantes  de la participación  parlamentaria de Álvaro: por ejemplo los debates contra la reforma agraria en el gobierno de Carlos Lleras son debates de una brillantez  y de una extraordinaria concepción filosófica, práctica, programática y después pues los debates contra las repúblicas independientes, la República de Marquetalia y él es el que le da ese nombre a esos focos guerrilleros, que en ese entonces no tenía la fuerza que llegaron a tener después, y que ahora pues vuelven a tener como actualidad con el cuento ese que se ha inventado la Farc de que ellos mataron a Álvaro Gómez  porque  él había hecho el debate de las repúblicas independientes y que desde entonces lo habían declarado objetivo militar.

Ese tema que fue un tema muy debatido por Álvaro Gómez, como congresista y conduciendo la bancada parlamentaria, pues es otra de las tareas,  y por eso lo traigo a colación, porque empata con el cuento o con la propuesta de la Reforma constitucional para establecer la elección popular de alcaldes, que él las concibe con dos propósitos que eran muy suyos,  primero meterle pueblo a la democracia, él vivía obsesionado por eso, porque el pueblo tuviese más participación, porque el pueblo  se manifestará, porque el pueblo fuera más consultado,  y en su campaña del desarrollismo, la del 74 lo volvió un postulado y luego vuelve hacer un postulado cuando defiende y saca adelante, en los años 86 la reforma para establecer la elección popular. Se hizo porque Belisario acogió la tesis, y su Ministro de Gobierno, Jaime Castro, también la impulsó

er

Álvaro Gómez nombrado embajador en Washington ¿Usted recuerda algún legado que le dejó esa vivencia en los Estados Unidos, importante para su final conceptualización ideológica, que sigue siendo vigente?

 Si él estuvo en la embajada en Washington, Reagan visitó a Colombia y fue recibido por Belisario, creo que había una gran identidad conceptual y doctrinaria entre esos grandes personajes del conservatismo mundial,  que fueron Reagan y Margaret Thatcher, cercanía con el pensamiento de Álvaro Gómez, que él los seguía y los compartían.

Viene el secuestro político de Álvaro Gómez, en los  80  1988,  su importancia en el gobierno Barco; proceso con el M19 que termina en el diálogo nacional en Panamá, recuérdenos esos momentos  históricos,  relevante en la vida política de Gómez, la candidatura por Salvación nacional..

Ese episodio del secuestro fue muy dramático muy duro, porque nadie entendía porque a un hombre dedicado a la paz, dedicado a ponerle pensamiento a Colombia, para darle pensamiento hacia la grandeza, su tesis de que Colombia siempre pensaba en pequeño y que había que pensar en grande, que la había puesto en el desarrollismo, pues viene luego otra vez, es su tema y cómo que no le hacía mal a nadie, como que no era un peligro para nadie, y se produce ese secuestro tan terrible, sobre ese secuestro,  ahí todo lo que él escribió desde allá, en sus cartas a Margarita ( su esposa ).

qer55
De allí surge,  él había venido predicando también el acuerdo sobre lo fundamental pero había sostenido también con mucho vigor

Soy libre, el libro que escribió, esas paradojas de la vida y de la política, quien lo creyera que después termina siendo copresidente de la constituyente con su secuestrador principal Antonio Navarro.  Fueron días muy duros para todos los que éramos cercanos a él.

De allí surge,  él había venido predicando también el acuerdo sobre lo fundamental pero había sostenido también con mucho vigor y con mucha dedicación a lo largo de muchos años. Yo no podría asegurar, porque ahí viene una época muy intensa  dentro del Partido Conservador es cuando él nos llama a cinco de sus amigos, más cercanos, y nos dice que él no será candidato a la presidencia más y que quiere que nosotros lo remplacemos y que luchemos por la candidatura presidencial del 90 y ahí empieza un proceso donde algunos tomamos en serio, nos pusimos en ese trabajo, hicimos inmensa labor de precandidatura, y luego él da la orden de que no vayamos a la convención, no dice para que no, y se presenta un momento de distanciamiento, incluso algunas cartas que nos cruzamos, cuando él dice que no, el partido por delante de todo lo demás, yo al partido no lo abandono.

A los pocos días de la convención, estando con Rodrigo ( Lloreda)  y con Pastrana ( Misael ) , nos llega la noticia de que Álvaro acaba de  lanzar su candidatura   como Movimiento de Salvación Nacional.  Vino lo que vino, que fue una derrota aplastante de Rodrigo, Álvaro queda de segundo, y viene el gobierno de Gaviria, esa fue una experiencia muy interesante, porque además de eso, esa campaña electoral fue una campaña muy azarosa, porque nos mantenían a nosotros los precandidatos con ambulancias al lado, sacándonos muestras de sangre por si nos hacían un atentado.

De hecho tuvimos un evento e hicimos una exposición muy interesante y Gaviria y yo nos confrontamos y cuando salimos del evento Gaviria me dijo, ese es mi programa de gobierno, pero no lo puedo decir porque no me eligen. Ese mismo día nos hacen evacuar y nos sacan del hotel Hilton con todas las cosas porque se suponía que ya habían matado a Galán e iban a matar a otros precandidatos, eso fue en el 90, después de la generosidad y la nobleza de Álvaro pues él me recibe como si nada.

La constituyente y su lucha contra el régimen…

Yo lo apoyo en cuanto a la Asamblea Constituyente lo respaldamos en el Valle, de nuevo a la lista de él, no a la lista del pastranismo, llega a la constituyente y pasa allí lo que pasa, yo creo que allí, hubo un momento de gloria y de realización  para él, en cuanto que logra introducir en la Constitución unas instituciones por las cuales había luchado mucho y nunca había tenido suficiente respaldo, la Fiscalía general de la nacion, la Reforma de la Justicia, la Defensoría del Pueblo. Y la elección de gobernadores.

rtjt6

La Constitución del 91 tiene de largo y de ancho, también llega muy de acuerdo a su pensamiento y  a lo que había sido en sus últimos años a aceptarle a Navarro, la única posición que Navarro tuvo en la Constituyente y lo único que propendió que era el niño del partidismo y toda la reforma para que proliferaban los partidos y los movimientos y los grupos representativos de ciudadanos, etc... Y eso lo aceptó y digo que de acuerdo con su pensamiento, porque siempre me criticaba a mí, yo era muy amigo de la reglamentación de los partidos y él les decia que los partidos no se podía reglamentar.

De hecho decía que era muy bueno que cada quien pusiera en un garaje, una tabla que dijera partido tal y eso lo consagra en la Constitución política  del año 91.
Pues yo no sé, yo todavía sigo teniendo mis reservas sobre esa parte. Y a raíz de eso, no por culpa de Álvaro, sino más vale por Navarro, pero fue la Constituyente, al fin y al cabo la que el impuso esto al  país y se volvió más ingobernable que antes, no porque tuviéramos que conservar el bipartidismo rígido del Frente Nacional, ni más faltaba, pero no podíamos llegar a los extremos a que llegamos en el año 98 en el gobierno de Pastrana, con 71 partidos. El propio Partido Conservador, que tenía no sé cuántos parlamentarios llegó a tener  en ese momento 13 partidos distintos y los únicos que éramos conservadores como tales éramos los de Caldas, con Omar Yepes y los del Valle, porque nunca quisimos dejar de llamarnos conservadores y nunca montamos nada distinto, ni coraje, ni tipo Colombia, ni nada de esos movimientos y en todo eso,

ertryktu
La Constituyente cumplió su tarea en el plazo que se le había asignado, no podía ser una constituyente permanente

Ahí estaba Equipo Colombia, Movimiento Nacional, Coraje, Bueno, un dirigente del partido tenía un movimiento propio y eso hizo al país muy difícil de gobernar. Y todavía aún cuando después con la reforma del 2003, que la batallamos a fondo con mucha intensidad, logramos reducir esa proliferación de partidos, pues de todas maneras, la falta de partidos serios organizados, ha hecho que el país se vuelva muy ingobernable.

Esa campaña por la Asamblea Nacional Constituyente, gran triunfo de ustedes con Álvaro Gómez, proceso muy alto de la política colombiana, consenso, dinámica de optimismo ¿Por qué duró tan poco tiempo esa atmósfera?

La Constituyente cumplió su tarea en el plazo que se le había asignado, no podía ser una constituyente permanente. Vino la revocatoria del Congreso ahí Pues también tuvimos otro. Y pues obviamente los congresistas no solamente por estar en el Congreso, pero queríamos salvar el Congreso o bueno, pero lo revocaron. Y después vino la elección del 91, del nuevo Congreso y de los gobernadores y ya empieza otra situación incluso en otra discusión política, el M19 que había sido tan fuerte en la elección de la Constituyente o que había sido la segunda fuerza después del partido liberal, ya en la elección del 91 prácticamente se disuelve, ya no obtienes la misma fuerza. Después, pues han ido cambiando y se volvieron otras cosas distintas.

Y esas propuestas,  ideas de 1990 hasta el final de la vida de Álvaro Gómez 1995,siguen siendo vigentes, el régimen, el mismo acuerdo sobre lo fundamental. Usted lo escuchó, por qué no las recuerda usted y que tanto tienen vigencia en este momento?

Yo creo que en el pensamiento de Álvaro muchas cosas tienen vigencia, en primer lugar el desarrollismo, llámese como se llame, pero hoy pues eso hay que cambiarlo. Pero, esa concepción de la economía, del libre mercado, el impulso de la empresa privada, el impulso de la iniciativa del Estado subsidiario de un Estado no omnipresente pues hoy el gran tema de la política latinoamericana, colombiana y mundial. Y pues, el pensamiento de Álvaro es fuente de toda inspiración.

Y el acuerdo sobre lo fundamental, fue un postulado de él  pero que realmente era más un mensaje de decirle al país entendámonos, pongámonos de acuerdo en algo, pero nunca se pudo concretar exactamente en qué. Entre otras cosas, pues en ese entonces no era tan viral, digamos, un enfrentamiento entre el pensamiento económico de libertad de empresa y de libertad de mercado con el otro como lo es hoy, pues eso, su punto del acuerdo sobre lo fundamental, no pudieron ser desarrollados.

serdtyk

Y el tema del régimen, si empieza desde antes de la Constituyente del 91 y en la campaña el 90, sobre todo, empieza a ser un crítico muy fuerte de la clase política y de los partidos tradicionales  en particular, ese pensamiento lo va evolucionando con él, lo convierte en sinónimo de algo muy grave que le está pasando al país, , ha caído en manos de un régimen de complicidades, como dice en su último reportaje que ha sido recordado en estos días.

Ya no hay pertenencia a los partidos por una ideología o por un compromiso doctrinario, sino que cada quien lo que persigue es una componenda, un arreglo.

En una frase recuérdanos esa caracterización de la vida del estadista, del proyecto político, legado del Dr. Álvaro Gómez Hurtado, a quien lamentamos hoy, obviamente 25 años después de su magnicidio…

Un hombre grande como muy pocos

Muchas gracias Dr. Carlos Holguín por este día tan memorable del Dr. Álvaro Gómez Hurtado.

Caliescribe edición especial