De tumbo en tumbo rumbo al Catatumbo

Por Guillermo E. U… el Sáb, 03/09/2022 - 9:45am
Edicion
591


Por Guillermo E. Ulloa Tenorio

Economista de la Universidad Jesuita College of the Holy Cross en Estados Unidos, diplomado en alta dirección empresarial INALDE y Universidad de la Sabana. Gerente General INVICALI, INDUSTRIA DE LICORES DEL VALLE, Secretario General de la Alcaldía. Ha ocupado posiciones de alta gerencia en el sector privado financiero y comercial.


Del poco tiempo de la administración Petro, la última semana se han prendido un sinnúmero de alarmas fundamentada por las frívolas y desafiantes declaraciones de altos funcionarios y servidores públicos.

Quizás la más polémica fue la declaración de la ministra de Minas, Irene Vélez, en el marco del Congreso de la Asociación Colombiana de Minera, al referirse a la teoría del decrecimiento económico. Teoría académica presentada hace más de cincuenta años por el rumano Georgescu-Roegen y liderada en este siglo por el francés Serge Latouche. Se trata de una línea de pensamiento mediante la cual se sugiere decrecer el modelo económico global para disminuir el cambio climático. La teoría, nunca se puso en práctica, por lo absurdo e incomprensible de la misma y el país esta lejos de jugar papel significativo en el contexto global.

A renglón seguido la ministra Vélez, en compañía de la ministra del Medio Ambiente, Susan Muhamad, en desafortunada rueda de prensa, fustigaron los comunicadores y atendieron desatentamente sus inquietudes. Dejó un sinsabor gubernamental en tan importante foro.

El ministro del Interior, Alfonso Prada, atendiendo la mesa de dialogo de la problemática de invasiones de predios en el norte del Cauca, en vez de concentrar esfuerzos en el tema, sorprendió al país al referirse desafiantemente al poder legislativo, incitando a una “movilización popular” en caso de no ser aprobada la reforma tributaria.

El canciller Álvaro Leyva, al referirse a la creación de la JEP, de la cual fue coautor, se refirió al guerrillero, abatido en Venezuela, Jesus Santrich, como víctima de entrampamiento por la justicia, declaración que causó estupor como un insulto e irrespeto al poder judicial.

El senador del Pacto Histórico, Alex Flórez, aparentemente en estado de alicoramiento agredió verbalmente a miembros de la policía nacional, a quienes acusó de asesinos. Cumplían su deber, solicitados por funcionarios del hotel Caribe de Cartagena, al intentar llevar una dama a su habitación sin el previo registro. Esta joya de senador, fue el mismo que en tarima del entonces candidato Petro, propino codazos a Susana Boreal, quien en ese evento tuvo que abandonar la tarima.

eryt

El ministro de Hacienda, esta haciendo carrera con su tajante respuesta a observaciones de la reforma, “… y punto.” No explica en que se invertirán los recursos fiscales proyectados, tampoco profundiza en el histórico recaudo de la DIAN en el presente año, cuyo destino adicional no se ha expuesto, ni tampoco ofrece a cambio el indispensable recorte del gasto público. La motivación de “programas sociales” sigue siendo totalmente superfluo y gaseoso, aunque a esta última como que finalmente no será gravada.

La ministra de Agricultura permitió, con sus tempranas declaraciones, antes de posesionarse, de redistribución de tierras, fortalecer las ilegales invasiones de tierras productivas en el norte del Cauca, irrespetando el estado de derecho constitucional a la propiedad privada. Esta semana, conjuntamente con el ministro de Justicia y Defensa, dieron orden perentoria de desalojo en 48 horas de los predios invadidos. Pasaron las horas y los indígenas, en vez de acatar la orden, fortalecieron su posición, retando y desafiando al gobierno Petro irrespetando la institucionalidad.

Mientras todo esto pasaba, el presidente Petro convocaba a la primera asamblea de cocaleros en la región nortesantandearana del Catatumbo, bajo el pretexto de convertirla en capital de paz.

¿Seguiremos de tumbo en tumbo rumbo al Catatumbo?

Coletilla: Lamentable el asesinato de siete miembros de la Policía Nacional en el Huila perpetrado por disidencias de las FARC. Respeto y solidaridad con sus familias.  Se pone en entredicho la buena intención de diálogos de paz del gobierno Petro.

Búsqueda personalizada

Caliescribe edición especial