Cuidemos el futuro

Por Nicolas Ramos Gómez el Sáb, 03/07/2021 - 8:13pm
Edicion
532

vbd
Muchos miran estos comentarios con preocupación por los cambios indispensables que deben darse en una economía basada en el consumo

Nicolás Ramos G

Ingeniero Civil , ex gerente de Emcali y ex Presidente de la SMP


Cuidemos para nuestros nietos y bisnietos el futuro que es hoy. Una simple reflexión aritmética nos indica claramente lo que ocurre en nuestro Planeta Tierra y que, de no corregir pronto, hace incierto su futuro. Si en el numerador de un quebrado colocamos la población humana de hoy, que crece exponencialmente y en el denominador los recursos del Planeta que disminuyen en igual proporción, el resultado es que los recursos para cada habitante de la Tierra son cada día menores y finitos en todos los órdenes. Debemos agregar los efectos que sobre el clima y los recursos produce el calentamiento global, que, de no detenerlo, en pocos años hará imposible la vida en la Tierra.    

Muchos miran estos comentarios con preocupación por los cambios indispensables que deben darse en una economía basada en el consumo, pero para otros es simple alarmismo, pese a los numerosos estudiosos que lo demuestran y repiten que, de no cambiar nuestro comportamiento, los días del hombre en la Tierra serán cada vez menores. 

aeg
Nada grato son estos comentarios, pero el futuro es hoy, y si no lo cuidamos, mañana despertaremos o no despertaremos, habremos muertos de hambre, sed o calor

Todo lo anterior, completamente lógico, nos obliga a que debemos cambiar nuestra manera de consumir. En otras palabras, no solo cuidar el ambiente sino ahorrar y rehusar, minimizar las basuras y racionalizar el consumo de agua y de energía eléctrica. Los recursos, dicho tantas veces, son finitos y su consumo creciente. No hay forma conocida de alterar estos hechos. Aquí vale el ejemplo de vender las puertas y ventanas de la casa, luego las instalaciones eléctricas y sanitarias para finalmente descubrir que no tenemos casa, que la huerta ya no produce comida y que se agotaron sus nutrientes y el agua para el riego.

Nada grato son estos comentarios, pero el futuro es hoy, y si no lo cuidamos, mañana despertaremos o no despertaremos, habremos muertos de hambre, sed o calor. Lo anterior nos obliga a que debemos cambiar nuestra conducta de consumo y cuidar, ahorrar y reciclar para disminuir los desechos y así poder permanecer más tiempo en la Tierra. Es nuestra casa y la posibilidad de emigrar a otro planeta es imposible, no existen los medios para evacuar a todos los terrícolas. 

Caliescribe edición especial