Hablemos un poco de geopolítica

Por Redaccion el Dom, 02/10/2022 - 5:56pm
Edicion
595

Tomas C

Politologo


En geopolítica existen solo intereses y posibilidades, teniendo esto en mente se está generando entre las grandes potencias 2 bloques por un lado el mundo anglófono (EU, Inglaterra, Canadá, Australia, etc.) más la UE, Corea y Japón versus el segundo bando con China y Rusia a la cabeza, quedando por fuera la India que no se deja incluir definiendo su posición independiente.

Hoy la situación cambia vertiginosamente, porque el enfrentamiento militar en Ucrania, que no se puede afirmar sea solo entre estos y los rusos, porque con las armas manejadas a control remoto y la inteligencia realizada desde el espacio, condujo a Putin a declarar que si se comprueba que ataques providentes de EU a territorio ruso no dudará en responder de la manera adecuada.

Los drones de la guerra en Afganistán fueron manejados desde California, entonces hoy la carne de cañón son los soldados ucranianos, pero Rusia advierte que no está blofeando si considera que tiene que responder a ataques que provienen desde Ucrania, pero manejados desde afuera.

Todo lo anterior, condimentado con la amenaza de una guerra nuclear limitada, nos tiene en el escenario absolutamente irracional; con un horizonte que puede desembocar en un enfrentamiento generalizado, el cual en pasado fue manejado a través de la guerra fría, pero que hoy nos tiene a 5 cm de la guerra termonuclear.

Es ahora cuando los que estamos por la paz debemos buscar desde América Latina que no se siga escalando el conflicto, porque no solo va a golpear a Eurasia, sino que si se generaliza afectará la supervivencia de la especie humana.

Es difícil esperar sensatez de quienes han impulsado esta guerra, pues no hay nada más irracional que provocarla sin haber superado la pandemia que ha generado graves desbarajustes a la economía mundial.

Este regreso a la bipolaridad, con un EU en declive frente a una China en ascenso, es el coctel perfecto para que se dé un enfrentamiento mundial, a partir del que hoy se desarrolla en Europa oriental.

Históricamente han prevalecido aquellos que logran mayor desarrollo técnico militar, hoy Rusia cuenta con armamento hipersónico, China va desarrollando con éxito, incluso Corea del Norte, mientras los EU han ido de fracaso en fracaso, esta situación se puede revertir en el tiempo, pero que hoy esto puede emparejar el enorme poderío militar estadunidense con el ruso, que en un enfrentamiento convencional ninguna de las dos potencias están dispuestas a perder sin acudir al arsenal nuclear.

hjjkk

Lo que viene sucediendo en Taiwán es producto de este enfrentamiento, la competencia por los microchips de punta, quien los domine logrará una ventaja estratégica militar, desarrollo tecnológico que tiene hoy dos empresas taiwanesas. Eso convierte a Taiwán en un punto muy caliente en la guerra en curso: económica, comunicacional, cibernética, etc. en desarrollo.

América Latina es cola de ratón y no pesamos en el concierto internacional, porque hemos sido autistas hasta ahora, no miramos el vecino solo miramos hacia afuera, aun cuando eso empieza a cambiar, hay intentos de unidad regional latinoamericana producto de los gobiernos progresistas, hoy hay avances interesantes.

Simón Bolívar convocó en 1826 el primer congreso americano, en un intento concreto de alcanzar la unión de las repúblicas americanas… el objetivo del libertador era formar una confederación de estados hispanoamericanos, en donde no estuviera directamente involucrado los Estados Unidos.

Más tarde hubo otras tres iniciativas de cumplir con el sueño bolivariano: el Primer Congreso Americano de Lima (1847), el Congreso Continental de Santiago de Chile (1856) y el Segundo Congreso Americano de Lima (1864), que contaron con escasa participación, solo unos pocos países; el intento de hacer frente a las amenazas externas, pero nunca logró plasmarse en un proyecto de integración…

Hacia 1889 tampoco tendrían éxito los propósitos de unión como una iniciativa estadounidense imbuida en la Doctrina Monroe. De allí en adelante fue la iniciativa norteamericana la que primó, cruzada por la política Doctrina Monroe, América para los (norte) americanos, hasta logra cuajar la OEA.

En realidad, en esta organización no hemos tenido oportunidad de expresar nuestros intereses como región. Un ejemplo concreto, la posición frente a las Malvinas , etc .
Los intereses Latinoamericanos deben pasar por hacer respetar nuestra integridad territorial y las Malvinas forman parte de ella.

Hoy se ven nubarrones en nuestro firmamento, pero estos no dependen de los gobiernos nacionales, por lo que hay que darle tratamiento desde los intereses nacionales de la patria grande y mientras esto cuaja debemos desarrollar nuestra actividad diplomática regional en impulsar la paz mundial sin dejarnos alinderar en el vertiginoso proceso de polarización mundial.

Son nubarrones los acontecimientos de Ucrania, no porque allí haya una guerra que puede desembocar en un enfrentamiento a escala mundial, a diferencia de los múltiples conflictos que hay en otros continentes.

En África hay alrededor de 25 conflictos y guerras que afectan a millones de personas, en Asia existen con historias conocidas: el conflicto de Israel y Palestina, Afganistán, Siria, Irak, etc., y otras menos conocidas.

Pero en Ucrania hay un conflicto internacional en desarrollo, que nace de los intereses divergentes de las grandes potencias, estamos en guerra cibernética, económica, mediática y militar, esta última in crescendo.

Y nosotros participando en la OTAN, nos incluyó Santos y las fuerzas de derecha lideradas por CD lo han considerado correcto, lo confirma la posición del gobierno Duque al respecto.

Mientras Venezuela, producto de la injerencia ilegal en sus asuntos domésticos desde el león incluyendo cabeza y cola, con sus ilegales sanciones económicas que generaron la diáspora venezolana, no es sino cruzar las sanciones de Obama con la migración venezolana, tres años bastaron para que el Bolívar se volviera papel higiénico. El régimen de Maduro para defenderse se alinea con Rusia.

Entonces, los intereses latinoamericanos no pasan por estos alineamientos, porque terminamos en una guerra fratricida colombo venezolana, como parte del conflicto que amenaza generalizarse entre los anglófonos y los europeos contra Rusia y los gringos están incluyendo a China en este paquete, con sus provocaciones en Taiwán.

Todo esto ¿QUÉ TIENE QUE VER CON NUESTROS INTERESES Y POSIBILIDADES?

¡Ni a Colombia, ni a Latinoamérica nos sirve ALINDERARNOS!

Búsqueda personalizada

Caliescribe edición especial