Pandemia: Ciudad, ideología, contaminación y estadística

Por Benjamin Barne… el Sáb, 02/05/2020 - 11:59pm
Edicion
471

rrh
Con motivo a la pandemia actual vale la pena recordar lo de que si dos personas cuentan con sólo un vaso de agua y una bebe la mitad y la otra nada

Por Benjamín Barney Caldas 

Arquitecto de la Universidad de los Andes con maestría en historia de la Universidad del Valle y especializaciones en la San Buenaventura. Ha sido docente en los Andes y en su Taller Internacional de Cartagena; en Cali en Univalle, la San Buenaventura y la Javeriana, en Armenia en La Gran Colombia, en el ISAD en Chihuahua, y continua siéndolo en la Escuela de arquitectura y diseño, Isthmus, en Panamá. Miembro de la Sociedad Colombiana de Arquitectos, la Sociedad de Mejoras Públicas de Cali y la Fundación Salmona. Escribe en El País desde 1998, y en Caliescribe.com desde 2011


Con motivo a la pandemia actual vale la pena recordar lo de que si dos personas cuentan con sólo un vaso de agua y una bebe la mitad y la otra nada, creer equivocadamente que en promedio cada una bebió medio vaso, ignorando además si el agua estaba o no contaminada; y que los que después miren el vaso lo vean medio vacío, los pesimistas, y medio lleno, los optimistas, pero lo que no podrán pasar por alto es si el vaso es transparente u opaco, por lo que les tocaría agitarlo para oír su contenido o meter el dedo para tocarlo, y olerlo para ver si huele a feo; al fin y al cabo todos los sentidos son extensiones del tacto como bien subraya Juhani Pallasmaa  (Los ojos de la piel: la arquitectura y los sentidos, 2005).

ewe
Contaminación: este es un aspecto sorprendentemente enfocado sólo a las posibilidades de contagio y no también con respecto al medio ambiente en que aquel se da

Estadística: es básico que no se manejen apenas cantidades sino igualmente sus relaciones para poderlas comparar; no es lo mismo uno entre cien que entre mil y mucho menos entre un millón, e igualmente no hay que mezclar porcentajes con partes al decir, por ejemplo, el 25% de la mitad en lugar de la octava parte del total; también es necesario diferenciar entre edades y géneros, y por supuesto entre sanos y ya enfermos, y entre posibles contagios, contagiados, enfermos y muertos; y para las mismas fechas. EE UU al 16/04/2020 tenia 1.954,71 casos por millón de habitantes, pero hace un tiempo ninguno, igual que Yemen aún hoy. Finalmente hay que considerar la pertinencia, método y seguridad de los datos.

Contaminación: este es un aspecto sorprendentemente enfocado sólo a las posibilidades de contagio y no también con respecto al medio ambiente en que aquel se da, como lo hace  vidente el que se puede deducir en el Mapa del coronavirus (COVID-19) en Google: <https://google.com/covid19-map/?hl=es-419&gt; y las diferencias en los cinco continentes y entre cada uno de ellos, mas sin pasar por alto despropósitos como usar los mismos datos de base para Alaska y el resto de los estados de EE UU, o para la totalidad de Brasil. Y por supuesto lo mismo para Colombia al no distinguir sus cinco diferentes zonas: las dos costas, la andina, la altiplanicie oriental y la amazonia, y además mezclar ciudades con departamentos.

vsdvbfdb
Ciudad: la población a la que se refiere la información sobre la pandemia, ya sean pueblos o sectores urbanos de las ciudades,

Ideología: está implícita cuando por ejemplo se recomienda el “aislamiento social” en lugar de precisar que se trata es de la distancia física a conservar entre personas en un mismo espacio, ayudada por el uso de mascarillas, cuando por lo contrario lo que hay que auspiciar es el contacto, ahora virtual, con los demás miembros de la sociedad que conviven en una misma ciudad o, mejor, en una parte de ella, y de allí el despropósito del dilema entre salud y trabajo, los que son  inseparables especialmente para esa mayoría que no puede trabajar en aislamiento, como lo es mucho trabajo informal. Y lo de las cárceles da grima: hay que sacarlos al aire libre y ponerlos a sembrar árboles en los parques naturales en donde se los pueda vigilar.

Ciudad: la población a la que se refiere la información sobre la pandemia, ya sean pueblos o sectores urbanos de las ciudades, o rurales pero inmediatos a ellos, debe ser definida por su número de habitantes y su área y por lo tanto su densidad, como por las condiciones sociales, económicas y culturales de sus habitantes, y por el clima predominante y la contaminación del aire; solo así se podrán proponer medidas efectivas para cada sitio/lugar, ya que no apenas cuenta lo geográfico sino igual lo histórico. Y desde luego que es preferible hacerlo con datos aproximados a ignorarlo cómodamente pues es definitivo para planificar el futuro de las ciudades para que sean más sanas y menos contaminantes de frente al cambio climático.

aerdhbadf