Sin palabras

Por Guillermo E. U… el Sáb, 01/05/2021 - 11:59pm
Edicion
523

waegrh
La manifestación y marcha pacífica convocada por algunos sectores de la economía en rechazo a la inoportuna reforma tributaria


Por Guillermo E. Ulloa Tenorio

Economista de la Universidad Jesuita College of the Holy Cross en Estados Unidos, diplomado en alta dirección empresarial INALDE y Universidad de la Sabana. Gerente General INVICALI, INDUSTRIA DE LICORES DEL VALLE, Secretario General de la Alcaldía. Ha ocupado posiciones de alta gerencia en el sector privado financiero y comercial.


El alcalde Ospina, a quien el problema y la ciudad le quedaron grande...   

Pese a que el castellano es uno de los idiomas más ricos en su vocabulario, lo acontecido en Colombia, y especialmente en Cali, en los últimos días difícilmente puede expresarse o calificarse.

Estupor, Insensibilidad, Indignación, Rabia, Furia, Rechazo, Sevicia, Salvajismo, Barbarie, Ensañamiento, Vandalismo, Terrorismo, son apenas algunas palabras articulan lo acontecido.

sgdfh
A primera hora un grupo de indígenas del resguardo caucano Misak estaban derribando la icónica estatua del fundador de la ciudad, Sebastián de Belalcazar

La manifestación y marcha pacífica convocada por algunos sectores de la economía en rechazo a la inoportuna reforma tributaria presentada por el gobierno nacional fue el motivo invitando a la protesta. No es menester ocuparme del tema, pues en columna anterior ya lo había expresado. Tampoco me ocuparé de la anarquía vivida en la ciudad y el país. Estamos saturados con suficientes imágenes de la devastación y destrucción.

https://caliescribe.com/es/13022021-1943/politica/20542-politica/encrucijada-y-dilema-de-una-reforma-tributaria

Sin embargo, los consabidos cierres de algunas vías y entradas a las principales ciudades del país, correspondía a una estrategia planificada distractora de actos vandálicos, debidamente planeados, atentando contra la infraestructura de bienes públicos.

A primera hora un grupo de indígenas del resguardo caucano Misak estaban derribando la icónica estatua del fundador de la ciudad, Sebastián de Belalcazar. En agosto 2020, la misma colectividad indígena habían hecho lo mismo con la estatua del mismo personaje en Popayán. En noviembre 2020 la caravana indígena, de paso por Cali, dirigiéndose a protestar en Bogotá, habían advertido su intención.

sdnz
Pareció olvidar, en su locuaz intervención, la recién intervenida plazoleta Jairo Varela

https://caliescribe.com/es/26092020-2231/cali-ciudad-y-ciudadanos/19922-cali-ciudad-y-ciudadanos/monumentos-y-estatuas-son

La pregunta lógica ante la crónica de muerte anunciada, es la radiante ausencia de organismos de inteligencia de las fuerzas armadas en prevención del nefasto insuceso.

El alcalde Ospina, a quien el problema y la ciudad le quedaron grande, salió soterradamente en defensa de lo actuado expresando la necesidad de reconocer, a través de monumentos, la historia de las diferentes etnias pobladoras de la ciudad.

Pareció olvidar, en su locuaz intervención, la recién intervenida plazoleta Jairo Varela, la cual honra al músico afrodescendiente chocoano. Amnésico cuando no recuerda el festival de música del pacifico, en honor al músico bonaverense Petronio Álvarez, cuyo busto se encuentra enfrente de las canchas panamericanas.

waegrh
También olvida que existe en Cali la comuna 6 hay tres barrios, Petecuy I, II y III, en honor al cacique de Lilian

Desconoce también, que hace ocho años, se intentó bautizar el túnel de la Avenida Colombia como tributo al afrodescendiente líder haitiano Alexandre Petion, cuyo busto se encuentra al costado del CAM.

También olvida que existe en Cali la comuna 6 hay tres barrios, Petecuy I, II y III, en honor al cacique de Lilian, comarca indígena vallecaucana. También desconoce que el Valle del Lili, es el mayor tributo a los indígenas Lilies, con el nombre de barrios, colegios e instituciones de salud.

Empecemos la reconstrucción de la ciudad, símil de las secuelas sufridas por las capitales europeas arrasadas en la Segunda Guerra Mundial, levantando nuevamente la Estatua de Sebastián Moyano, o de Belalcázar, o Benalcázar. Enhorabuena mi estimado Kiko Becerra. 

“Aquel que no conoce su historia está condenado a repetirla” Napoleón Bonaparte

Caliescribe edición especial