Segun la FAO, los precios mundiales de los alimentos repuntaron en marzo, subiendo por primera vez desde julio de 2023, impulsados por el aumento de los precios de los aceites vegetales, y a pesar de una nueva caída en los precios de los cereales,
En  el  1,1% en marzo crecieron los alimentos, con respecto a febrero., el índice de precios calculado por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), que sigue la variación de los precios internacionales de una cesta de productos básicos. En un año, en cambio, la tendencia sigue siendo a la baja, con una disminución del 7,7 % con respecto a marzo de 2023. El aumento de los precios de los aceites vegetales es el responsable del alza de los precios en marzo.

El precio de los aceites vegetales.indice FAO  subió 8 %, “alcanzando su récord en un año“, subraya la FAO en su informe mensual, señalando que “las cotizaciones de los aceites de palma, soja, girasol y colza aumentaron“.

Las causas de este aumento son diversas, según la FAO: el aceite de palma sufrió cosechas estacionales “menos buenas de lo previsto“, combinadas con una fuerte demanda en el sudeste asiático, y la soja está “impulsada” por el sector de los biocombustibles. En menor medida que los aceites vegetales, los productos lácteos y la carne, también aumentaron 2,9 % y 1,7 %, respectivamente. Por el contrario, el índice FAO del precio de los cereales bajó 2,6 % en marzo, situándose “20% por debajo de su valor de marzo de 2022“, señala la organización.

Dijo la FAO: “Este retroceso se debe a la disminución de los precios mundiales del trigo, debido a la fuerte competencia de exportación” entre la Unión Europea, Rusia y Estados Unidos

Redacción

Redacción