Nicolás Ramos G

Ingeniero Civil , ex gerente de Emcali y ex Presidente de la SMP


El sistema eléctrico interconectado del país es de 19.769 gigavatios y el crecimiento anual de la demanda del 4.2% de esa cifra, lo cual significa un consumo adicional anual de 830 298 GW. La generación instalada hoy es 68.3% hidráulica, 30.7% térmica (carbón y gas) y el 1% excedentes de la generación en la industria.

En 4 o 5 años Hidrohituango, que es la última planta en entrar en operación con sus 2400 MW de capacidad de generación, quedará copada. Para solo atender el crecimiento de la demanda es necesario que otra hidroeléctrica, que constituye la mejor posibilidad técnica y económica de generación eléctrica, entre en servicio. Ello significa que ya se debería estar construyendo y hay algunas con estudios completos.

El anterior comentario obedece a que lo anunciado por el Presidente Petro de que se está iniciando la sustitución energética es una gran falacia y evidencia además su total ignorancia sobre el tema. Lo óptimo para atender la demanda futura es la generación hidráulica ya que para la energía solar o eólica es fácil instalar los paneles y turbinas de viento, pero su generación no coincide con las horas de demanda, luego hay que almacenarla en alguna parte, que todavía no se sabe cómo o consumirla inmediatamente. Para atender la demanda del país con sus variaciones horarias, es esencial la interconexión de todo el sistema nacional y en otras regiones del mundo entre países.

La planeación y ejecución del suministro eléctrico interconectado es compleja por las variaciones horarias en la demanda, la diversidad y ubicación de las fuentes y las condiciones o variaciones del clima. En Estados Unidos consideraron la posibilidad de instalar 5.000 kilómetros cuadrados de paneles solares en el desierto de Arizona, pero lo descartaron por la imposibilidad de almacenamiento de la energía para poder usarla de acuerdo con la demanda.

Lo urgente es desarrollar lo estudiado y programado para que en 4 o 5 años el país no tenga los costosos racionamientos, que no solo afectan la producción industrial sino la calidad de vida para la gran mayoría de las personas por no tener plantas de reserva. Si no se actúa ya tendremos seguro el racionamiento y por largo tiempo. Reiteramos que podemos seguir como la cigarra, cantando como componer el mundo, cuando la casa está cada día más desordenada y caótica gracias al actual desgobierno.

Comité editorial

Comité editorial